elchubut.com.ar
De puño y letra
MENÚ
Cargando...

De puño y letra

(Por Renato de la Cruz) - La gran, enorme, desproporcionada interna chubutense: El tironeo del poder, la relación de todos con Macri, los viejos enconos. Política tóxica, y los días por venir.
Foto de la Semana.
Por REDACCIÓN CHUBUT

Los dirigentes politicos de...

...Chubut suelen arrojarse a las internas con ánimo casi festivo, hasta que se salen de madre y ponen en peligro el delicado ecosistema político local. Con el tiempo, y con las historias particulares de los personajes, hemos aprendido que ninguna interna es neutra y afecta sobre todo a las demás. Por ejemplo, el enorme tironeo entre el gobierno de Mario Das Neves y los legisladores del FPV que quedaron tirando piedras con mayoría legislativa, puso en peligro a la alianza Cambiemos en Chubut. La relación de Das Neves con Macri y la de los radicales chubutenses con el PRO, más los recelos y broncas añejas cruzadas entre algunos de los protagonistas, son escenario y telón de fondo a la vez. Sumemos la pelea encarnizada entre los soldados japoneses del FPV que sobrevivieron a la guerra y están armados hasta los dientes en la selva legislativa y los embates que les propina el Gobernador -sin detenerse en delicadeza alguna- y tendremos una bomba de tiempo. Es imposible decir cuándo va a explotar y cómo, aunque puede anticiparse que las esquirlas serán dañinas. Sobre todo para la clase política. La mayoría de la población, afectada por la suba de precios, los problemas de empleo y la inseguridad, mira impávida todo lo que ocurre.

Como dicen los expertos en los temas difíciles, para comprender la dimensión total de cuanto ocurre, hay que cortar al elefante en rodajas.

La estrategia del dasnevismo será, con el bloque opositor pero mayoritario, de guerra de guerrillas. «Seducirlos» y desactivarlos de a uno.

Todos los protagonistas...

...de la vida peronista chubutense, ya sea en el FPV, el massismo, o ChuSoTo, alguna vez estuvieron bajo el paraguas protector de Néstor Kirchner y Mario Das Neves. Es un punto de partida importante y reciente, porque ahora podría sostenerse que la encarnizada pelea entre las dos principales fuerzas políticas de Chubut es una gran interna peronista de límites muy difusos y flexibles, donde semana a semana hay saltos de garrocha y pases, y en las que el diálogo va y viene entre casi todos, menos entre los irreductibles.

De todos modos, tanto en el Gobierno de la provincia como en el FPV hay quienes entienden que esta pelea no puede durar los cuatro años del mandato de Das Neves. Saben que es una puja de poder que debe terminar. El propio Gobernador trata de bajarle el precio en conversaciones particulares, hasta que aparecen Blas Meza Evans, Gabriela Dufour, Alfredo Di Filippo, o Javier Touriñán diciendo alguna cosa, o votando en tándem con el bloque radical leyes que molestan al dasnevismo, para que a continuación el Gobernador los «atienda» tratándolos de la manera más dura posible. Los clásicos «ladrones» y «miserables» volvieron a las charlas de café y a las publicaciones políticas.

En medio de esta pelea feroz, hay quienes intentan buenos oficios. El intendente Carlos Linares no es un santo de la devoción de Mario Das Neves. De hecho, el Gobernador cree que el jefe comunal de Comodoro es uno de los fogoneros de la intifada legislativa de los diputados del FPV que -por si

alguien no lo recuerda- son la mayoría en la Cámara. Pero sería el propio Linares quien estaría construyendo un puente con el Gobierno para limar asperezas. Claro que ese puente no es siquiera para todos sus compañeros. Varios ex funcionarios de Martín Buzzi con trámite de refugiados en la Cámara, quedarían afuera. En ese sentido, se habla del ex secretario de obras Maxi López, del ex ministro de Educación y «delegado electoral» Rubén Zárate, y del ex secretario de Medios Daniel Taito. Es decir, el puente de convivencia con Das Neves no incluiría al círculo íntimo de Buzzi. Tampoco a los legisladores buzzistas, salvo que bajen los decibeles de los enfrentamientos, que han llegado a lo personal, profesional y patrimonial, entre todos. Y hay quienes han entendido que la política se está poniendo al borde del papelón, habiendo temas más urgentes.

En la promocionada reunión de los legisladores del FPV con Linares, en Comodoro, éste fue uno de los temas de conversación.

No es Linares el único comodorense que escucha al Gobierno y a los diputados del FPV. También el «Tano» Di Pierro es depositario de esas inquietudes, a dos puntas. Prometería en Rawson buenos oficios, y a los diputados les da «aire» para su pelea.

Esta «gran interna» del peronismo...

...distrae de la gestión. Se habla más de las peleas, de la reforma a la ley de emergencia, de la Ley de Etica Pública que impuso el FPV con la UCR, o cómo le birlaron al dasnevismo la vicepresidencia segunda de la Cámara; que del acuerdo con Vialidad Nacional para las obras que Chubut necesita, 10 mil millones de pesos en cuatro años y 13 obras viales. O del arreglo al que llegarían hoy los docentes de la provincia con el Gobierno, según datos disponibles en Fontana 50.

La pelea tiene además esquirlas muy duras, que han penetrado en el corazón de Cambiemos. La pelea feroz entre Das Neves, Mario Cimadevilla, y el FPV, con coincidencias tácticas cruzadas, han puesto en peligro a la alianza Cambiemos en Chubut, al punto que es tema de conversación casi a diario en el Ministerio del Interior de la Nación.

El Gobierno ha logrado instalar que hay una alianza entre el FPV y la UCR para sabotear a Das Neves, lo que ha llegado a oídos de los arquitectos del poder del PRO en Buenos Aires, donde cuidan como joyas a los gobernadores amigos. «Nuestra alianza es con los gobernadores e intendentes», no se cansan de decir. El problema es que en Chubut, el macrismo y el propio Presidente de la Nación tienen aliados que se odian entre sí. Y esos matrimonios de tres, o de cuatro, no duran mucho.

La pelea de Cambiemos salto...

...hace rato de los despachos -los pocos que hay- a las páginas políticas de este diario. El presidente de la UCR Raúl Barneche dijo que el PRO debía posicionarse como un partido opositor a Mario Das Neves, y puso en duda la continuidad de la alianza. «Son muchos macristas y los del PRO quienes deben dar respuesta a la continuidad de Cambiemos», dijo Barneche. Y Daniel Laudonio, quien dirige los destinos del partido del presidente en la provincia, contestó sencillo: a su entender, los diputados radicales de Chubut están más cerca del kirchnerismo que del Presidente Macri. Y ésa sí que es una mochila difícil.

El problema es como desanudar esto...

Semanas atrás escribimos que no son pocos quienes actúan y viven la política de Chubut desde los enconos, los viejos rencores y las venganzas. Y el problema no ha hecho más que empeorar. Y los radicales se han puesto a la defensiva. «No es cierto que tengamos una alianza con el kirchnerismo para perjudicar a Das Neves, que además nos trata con mucha dureza. Es cierto que hemos votado algunas leyes con ellos, como hemos votado otras con el dasnevismo. Esta Legislatura donde la mayoría no es dasnevista ha terminado aprobando las cinco leyes que mandaron hasta ahora», dijo un referente radical. «Tiene que quedar claro que ninguno de nosotros quiere romper Cambiemos. Eso es lo primero que hay que decir», dice otro, y agrega que aquí «hay una pelea entre peronistas, donde nosotros sólo la estamos balconeando».

Varios aspectos. Puede ser cierto que la UCR -el cimadevillismo, en realidad- no tenga una alianza con el kirchnerismo. Pero tienen un enemigo común que es Das Neves, y las tácticas convergieron. Algunos radicales formaron parte además, y con entusiasmo, de las provocaciones. Carlos Parodi sufrió ocho meses de cárcel, siendo presidente de la UCR. Perdió todo y pasaron años hasta que la Corte Suprema de Justicia de la Nación lo declaró inocente. ¿Es la persona más adecuada que tiene el radicalismo para ofrecer a la oficina Anticorrupción? ¿Tratará Parodi con absoluta ecuanimidad y prescindencia los asuntos del Gobierno? ¿El Gobierno, a su vez, le tratará con respeto y colaboración? Aunque quienes lo promueven son diputados del FPV, cuentan con la colaboración de los de Cambiemos.

La relacion entre todos es...

...más que incómoda. Cada vez que Das Neves toca el timbre en la Casa Rosada, el «rebote» le cae a Mario Cimadevilla. En el Gobierno nacional no quieren que Cambiemos ataque al Gobernador, lo que complica todo el entramado de dirigentes que desde hace más de diez años han transformado la guerra con Das Neves en un asunto de fe. Hay un asunto adicional. El Gobierno nacional ha designado muy pocos cargos a chubutenses, en los organismos con sede local. Y allí ha puesto a gente de Das Neves y del PRO. A la UCR no le han dado ni siquiera a un cadete en la barrera sanitaria. «Esto se habla todo el tiempo en Buenos Aires, y los cargos no salen. Y eso que ni siquiera nos oponemos a que designen a la gente de Das Neves. Nos lo bancamos, pero no pasa nada», se quejó amargamente un dirigente de la UCR.

Tampoco es cierto que todo el PRO esté alineado al dasnevismo. Ricardo Irianni, último candidato a gobernador, ha sido prácticamente dejado de lado desde que no quiso ocupar un ministerio en el gobierno provincial.

Todo esto hace que algunas sillas estén bastante inestables, y que la solución sea difícil de encontrar y además convenga a todos. Mario Cimadevilla, por ejemplo, no tiene mucha paciencia con lo que le intentan bajar de Buenos Aires. En su sector dicen que el «rebote negativo» ocurre porque en el Ministerio del Interior, «no quieren escuchar» lo que «en verdad pasa en la provincia». Debe de haber sido duro para Cimadevilla ponerse a contar, en el encuentro nacional de Cambiemos que hubo en Luján semanas atrás, que el radicalismo de Chubut no es aliado de los kirchneristas.

«El problema es que nos piden armonía, y nos acusan de hacer acuerdos espurios y de desestabilización» se quejan en la UCR, donde tampoco andan con delicadezas respecto del Gobierno. «Además es injusto, nadie peleó más que el radicalismo que nosotros», señalan en el radicalismo.

Puede que sea cierto. Pero además de serlo, hay que parecerlo, dice el refrán.

Las relaciones personales...

...afectan a las políticas. Han sido tan fuertes los embates públicos de unos contra otros, que es muy difícil rebobinar. «Nosotros queremos que se resuelva la situación. Algunas cosas votaremos con los kirchneristas y otras con el dasnevismo porque así funcionan las leyes. No queremos que se rompa Cambiemos y queremos que haya relaciones racionales. También es uy difícil volver de los insultos y los enfrentamientos. Si de repente bajamos el tono, la gente va a creer que Das Neves nos ‘arregló’ y será peor», reflexionó otro dirigente.

Por increíble que parezca incluso el escenario, de estos enfrentamientos se habló también en el salón municipal de Trelew en el que fue velado Gustavo Di Benedetto, cuando algunos advirtieron que Das Neves y Cimadevilla estaban llegando al lugar con sólo unos metros de distancia.

Bastante se ha escrito...

...en estas horas sobre el fallecimiento del intendente Di Benedetto y lo que significó para la política de Trelew y de Chubut. Baste decir que fue un fiel representante de la política del diálogo y la construcción, y de una pasión militante en la UCR, que no pudo recrearse desde que el radicalismo perdió el poder en 2003.

Esa pasión tuvo en las palabras de despedida de José Gatica, su sucesor y amigo, una definición ejemplar. «Di Benedetto demostró que se puede gobernar 12 años, sin corrupción».

Cualquier palabra que se agregue, sinceramente, estaría de más.

La foto de la semana

Muchos fueron los reconocimientos al ex intendente Di Benedetto en estos días, cuando ya se conocía el desenlace que ocurrió con su fallecimiento en la madrugada del sábado. Pero es fácil imaginar la sonrisa pícara de Gustavo, si hubiese podido ver la concurrencia a su propio sepelio. Aunque quién podría asegurar que no lo ha hecho. Estaban todos, de todos los sectores políticos. Como fue en vida, cuando hablaba con todos, al final también los juntó a todos. Peronistas, radicales, del PRO, del PACh. Por eso, esta foto del final, es la imagen de la semana.

¿Dos ex intendentes de Trelew, al Congreso?

A la vuelta de la esquina y antes de que nos demos cuenta, estará instalada la elección de diputados nacionales de medio tiempo, el año que viene. Y en Chubut hay varios adelantados que quieren imprimir sus nombres en las boletas. La provincia renueva dos bancas, que están ocupadas justo por dasnevistas: Nelly Lagoria y Sixto Bermejo.

Los «recontra pre candidatos», previsores, han comenzado el trabajo habitual en estos casos de mostrar su predisposición y su intención de «querer ser». ¿Será la legislativa del año que viene una disputa entre ex intendentes de Trelew? En Casa de Gobierno lo ven con posibilidades a Máximo Pérez Catán, quien estaría entusiasmado con la idea de instalarse en Buenos Aires. Además, sentiría que está en condiciones de pedir una oportunidad luego de haber quedado en el camino por la intendencia cuando Adrián Maderna pasó a Chubut Somos Todos y echó por tierra sus aspiraciones de entonces. 

De todos modos, Máximo no es la primera opción del dasnevismo para la diputación nacional, pero el que se anota primero gana terreno en la carrera. Por el lado del FPV (¿O volverá a ser simplemente PJ?), quien aparece con pretensión de pelear por una banca en el Congreso, es Gustavo Mac Karthy. No la tiene fácil, los ex armadores del buzzismo todavía recuerdan que el ex vicegobernador no aceptó la diputación nacional a cambio de dejarle el camino libre a Maderna y así retenerlo en las filas del kirchnerismo chubutense de esos tiempos, que ahora parecen lejanos. 

Pero el heredero del Frente Peronista ha entablado una fluida relación con el comodorense Carlos Linares. Mac Karthy como candidato al Congreso no atenta contra los intereses del intendente de Comodoro Rivadavia de convertirse en el nuevo líder indiscutido del peronismo provincial. Y fue en aquel almuerzo del viernes que organizó Linares para los diputados del bloque del FPV, donde se habló de la necesidad de no permitir en 2017 que Mario Das Neves vuelva a tener un significativo triunfo que le permita renovar dos bancas en el Congreso de la Nación. 

Evaluaron que los dos diputados que dejarán su lugar son dasnevistas, y al menos uno de los reemplazantes tiene que asegurarse el justicialismo. Mac Karthy participó del encuentro político-gastronómico en el céntrico restaurante comodorense y se mostró alineado con el reconocimiento a un liderazgo de Linares en el peronismo provincial. Las intenciones de cada uno son compatibles.

Y Trelew se aseguraría un par de bancas, que no vienen mal.

... se dice que

...ahora todos se fijan en Cristóbal López, pero no es el único empresario chubutense que habría usado el recurso de no pagarle a la AFIP para financiar el crecimiento, lo que se conoce en el ámbito tributario como el «artículo 32», de acuerdos y facilidades que son discrecionalidad casi exclusiva del director de la AFIP.

...en este sentido, los sabuesos impositivos están mirando para estos pagos, donde otro hombre de negocios se habría acogido al famoso artículo 32.

...en el IPV están armando auditorías para revisar planes de vivienda de Nación que llegaron directamente a cooperativas de trabajo de la provincia. Inquietud por destino de fondos y viviendas.

...la UCR últimamente tiene en los funerales grandes motivos de encuentro, aún con representantes de otras fuerzas políticas. Los tres últimos, muy notorios, fueron los de Atilio Viglione en 2010, José Sáez al año siguiente, y ahora Gustavo Di Benedetto. Algún dirigente radical recordó, en el sepelio del «gordo», que algunos trelewenses conocieron a Raúl Alfonsín en otro sepelio, el de Mario Abel Amaya. «Eramos alumnos de Amaya en el Colegio Nacional» contó uno de ellos.

...hubo muertes que determinaron destinos políticos en la UCR. Cuando se murió Kenneth Woodley, Manuel del Villar fue a completar su mandato. También falleció y lo reemplazó Hebe Corchuelo Blasco en 1988.

...Alfredo García fue a reemplazar a Humberto Sigal, que había terminado su mandato en 1986. Pero murió en febrero de 1987 y hubo una encarnizada pelea para su reemplazo, que lo ganó Hipólito Solari Yrigoyen. Cuando Alfredo García se fue al Senado, Gustavo Di Benedetto asumió la intendencia por primera vez.

...Di Benedetto y Das Neves tenían una gran relación, luego de años de ser adversarios. Hablaban mucho. La última vez que se vieron fue en la asamblea legislativa del 3 de marzo.

...es tan grande el enojo entre la UCR y Das Neves, que los radicales se quedaron sin su reunión por la reforma de la Constitución. Y a jugar con tierra.

...en el FPV no todos quieren pelearse a muerte con Das Neves, ni separarse del todo de los buzzistas. En ese sentido, dicen que los diputados que responden a Mac Karthy se sienten incómodos, y muy «tironeados».

...hay intendentes felices por las atenciones del gobierno provincial en su economía, como Ricardo Sastre y Adrián Maderna, y el esquelense Sergio Ongarato. Menos feliz se sentiría la intendenta de Rawson Rosana Artero. ¿Tendrá algo que ver la mala relación actual entre el gobierno y el diputado Di Filippo?

...en el gobierno están muy expectantes con el plan de seguridad por cámaras en las cinco principales ciudades de la provincia, más Rada Tilly, Trevelin y Gaiman. Ojalá sirva, y los delincuentes, sobre todo en Trelew, paren de robar cajas por dos años, por lo menos.




Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

De puño y letra

(Por Renato de la Cruz) - La gran, enorme, desproporcionada interna chubutense: El tironeo del poder, la relación de todos con Macri, los viejos enconos. Política tóxica, y los días por venir.
Foto de la Semana.

Los dirigentes politicos de...

...Chubut suelen arrojarse a las internas con ánimo casi festivo, hasta que se salen de madre y ponen en peligro el delicado ecosistema político local. Con el tiempo, y con las historias particulares de los personajes, hemos aprendido que ninguna interna es neutra y afecta sobre todo a las demás. Por ejemplo, el enorme tironeo entre el gobierno de Mario Das Neves y los legisladores del FPV que quedaron tirando piedras con mayoría legislativa, puso en peligro a la alianza Cambiemos en Chubut. La relación de Das Neves con Macri y la de los radicales chubutenses con el PRO, más los recelos y broncas añejas cruzadas entre algunos de los protagonistas, son escenario y telón de fondo a la vez. Sumemos la pelea encarnizada entre los soldados japoneses del FPV que sobrevivieron a la guerra y están armados hasta los dientes en la selva legislativa y los embates que les propina el Gobernador -sin detenerse en delicadeza alguna- y tendremos una bomba de tiempo. Es imposible decir cuándo va a explotar y cómo, aunque puede anticiparse que las esquirlas serán dañinas. Sobre todo para la clase política. La mayoría de la población, afectada por la suba de precios, los problemas de empleo y la inseguridad, mira impávida todo lo que ocurre.

Como dicen los expertos en los temas difíciles, para comprender la dimensión total de cuanto ocurre, hay que cortar al elefante en rodajas.

La estrategia del dasnevismo será, con el bloque opositor pero mayoritario, de guerra de guerrillas. «Seducirlos» y desactivarlos de a uno.

Todos los protagonistas...

...de la vida peronista chubutense, ya sea en el FPV, el massismo, o ChuSoTo, alguna vez estuvieron bajo el paraguas protector de Néstor Kirchner y Mario Das Neves. Es un punto de partida importante y reciente, porque ahora podría sostenerse que la encarnizada pelea entre las dos principales fuerzas políticas de Chubut es una gran interna peronista de límites muy difusos y flexibles, donde semana a semana hay saltos de garrocha y pases, y en las que el diálogo va y viene entre casi todos, menos entre los irreductibles.

De todos modos, tanto en el Gobierno de la provincia como en el FPV hay quienes entienden que esta pelea no puede durar los cuatro años del mandato de Das Neves. Saben que es una puja de poder que debe terminar. El propio Gobernador trata de bajarle el precio en conversaciones particulares, hasta que aparecen Blas Meza Evans, Gabriela Dufour, Alfredo Di Filippo, o Javier Touriñán diciendo alguna cosa, o votando en tándem con el bloque radical leyes que molestan al dasnevismo, para que a continuación el Gobernador los «atienda» tratándolos de la manera más dura posible. Los clásicos «ladrones» y «miserables» volvieron a las charlas de café y a las publicaciones políticas.

En medio de esta pelea feroz, hay quienes intentan buenos oficios. El intendente Carlos Linares no es un santo de la devoción de Mario Das Neves. De hecho, el Gobernador cree que el jefe comunal de Comodoro es uno de los fogoneros de la intifada legislativa de los diputados del FPV que -por si

alguien no lo recuerda- son la mayoría en la Cámara. Pero sería el propio Linares quien estaría construyendo un puente con el Gobierno para limar asperezas. Claro que ese puente no es siquiera para todos sus compañeros. Varios ex funcionarios de Martín Buzzi con trámite de refugiados en la Cámara, quedarían afuera. En ese sentido, se habla del ex secretario de obras Maxi López, del ex ministro de Educación y «delegado electoral» Rubén Zárate, y del ex secretario de Medios Daniel Taito. Es decir, el puente de convivencia con Das Neves no incluiría al círculo íntimo de Buzzi. Tampoco a los legisladores buzzistas, salvo que bajen los decibeles de los enfrentamientos, que han llegado a lo personal, profesional y patrimonial, entre todos. Y hay quienes han entendido que la política se está poniendo al borde del papelón, habiendo temas más urgentes.

En la promocionada reunión de los legisladores del FPV con Linares, en Comodoro, éste fue uno de los temas de conversación.

No es Linares el único comodorense que escucha al Gobierno y a los diputados del FPV. También el «Tano» Di Pierro es depositario de esas inquietudes, a dos puntas. Prometería en Rawson buenos oficios, y a los diputados les da «aire» para su pelea.

Esta «gran interna» del peronismo...

...distrae de la gestión. Se habla más de las peleas, de la reforma a la ley de emergencia, de la Ley de Etica Pública que impuso el FPV con la UCR, o cómo le birlaron al dasnevismo la vicepresidencia segunda de la Cámara; que del acuerdo con Vialidad Nacional para las obras que Chubut necesita, 10 mil millones de pesos en cuatro años y 13 obras viales. O del arreglo al que llegarían hoy los docentes de la provincia con el Gobierno, según datos disponibles en Fontana 50.

La pelea tiene además esquirlas muy duras, que han penetrado en el corazón de Cambiemos. La pelea feroz entre Das Neves, Mario Cimadevilla, y el FPV, con coincidencias tácticas cruzadas, han puesto en peligro a la alianza Cambiemos en Chubut, al punto que es tema de conversación casi a diario en el Ministerio del Interior de la Nación.

El Gobierno ha logrado instalar que hay una alianza entre el FPV y la UCR para sabotear a Das Neves, lo que ha llegado a oídos de los arquitectos del poder del PRO en Buenos Aires, donde cuidan como joyas a los gobernadores amigos. «Nuestra alianza es con los gobernadores e intendentes», no se cansan de decir. El problema es que en Chubut, el macrismo y el propio Presidente de la Nación tienen aliados que se odian entre sí. Y esos matrimonios de tres, o de cuatro, no duran mucho.

La pelea de Cambiemos salto...

...hace rato de los despachos -los pocos que hay- a las páginas políticas de este diario. El presidente de la UCR Raúl Barneche dijo que el PRO debía posicionarse como un partido opositor a Mario Das Neves, y puso en duda la continuidad de la alianza. «Son muchos macristas y los del PRO quienes deben dar respuesta a la continuidad de Cambiemos», dijo Barneche. Y Daniel Laudonio, quien dirige los destinos del partido del presidente en la provincia, contestó sencillo: a su entender, los diputados radicales de Chubut están más cerca del kirchnerismo que del Presidente Macri. Y ésa sí que es una mochila difícil.

El problema es como desanudar esto...

Semanas atrás escribimos que no son pocos quienes actúan y viven la política de Chubut desde los enconos, los viejos rencores y las venganzas. Y el problema no ha hecho más que empeorar. Y los radicales se han puesto a la defensiva. «No es cierto que tengamos una alianza con el kirchnerismo para perjudicar a Das Neves, que además nos trata con mucha dureza. Es cierto que hemos votado algunas leyes con ellos, como hemos votado otras con el dasnevismo. Esta Legislatura donde la mayoría no es dasnevista ha terminado aprobando las cinco leyes que mandaron hasta ahora», dijo un referente radical. «Tiene que quedar claro que ninguno de nosotros quiere romper Cambiemos. Eso es lo primero que hay que decir», dice otro, y agrega que aquí «hay una pelea entre peronistas, donde nosotros sólo la estamos balconeando».

Varios aspectos. Puede ser cierto que la UCR -el cimadevillismo, en realidad- no tenga una alianza con el kirchnerismo. Pero tienen un enemigo común que es Das Neves, y las tácticas convergieron. Algunos radicales formaron parte además, y con entusiasmo, de las provocaciones. Carlos Parodi sufrió ocho meses de cárcel, siendo presidente de la UCR. Perdió todo y pasaron años hasta que la Corte Suprema de Justicia de la Nación lo declaró inocente. ¿Es la persona más adecuada que tiene el radicalismo para ofrecer a la oficina Anticorrupción? ¿Tratará Parodi con absoluta ecuanimidad y prescindencia los asuntos del Gobierno? ¿El Gobierno, a su vez, le tratará con respeto y colaboración? Aunque quienes lo promueven son diputados del FPV, cuentan con la colaboración de los de Cambiemos.

La relacion entre todos es...

...más que incómoda. Cada vez que Das Neves toca el timbre en la Casa Rosada, el «rebote» le cae a Mario Cimadevilla. En el Gobierno nacional no quieren que Cambiemos ataque al Gobernador, lo que complica todo el entramado de dirigentes que desde hace más de diez años han transformado la guerra con Das Neves en un asunto de fe. Hay un asunto adicional. El Gobierno nacional ha designado muy pocos cargos a chubutenses, en los organismos con sede local. Y allí ha puesto a gente de Das Neves y del PRO. A la UCR no le han dado ni siquiera a un cadete en la barrera sanitaria. «Esto se habla todo el tiempo en Buenos Aires, y los cargos no salen. Y eso que ni siquiera nos oponemos a que designen a la gente de Das Neves. Nos lo bancamos, pero no pasa nada», se quejó amargamente un dirigente de la UCR.

Tampoco es cierto que todo el PRO esté alineado al dasnevismo. Ricardo Irianni, último candidato a gobernador, ha sido prácticamente dejado de lado desde que no quiso ocupar un ministerio en el gobierno provincial.

Todo esto hace que algunas sillas estén bastante inestables, y que la solución sea difícil de encontrar y además convenga a todos. Mario Cimadevilla, por ejemplo, no tiene mucha paciencia con lo que le intentan bajar de Buenos Aires. En su sector dicen que el «rebote negativo» ocurre porque en el Ministerio del Interior, «no quieren escuchar» lo que «en verdad pasa en la provincia». Debe de haber sido duro para Cimadevilla ponerse a contar, en el encuentro nacional de Cambiemos que hubo en Luján semanas atrás, que el radicalismo de Chubut no es aliado de los kirchneristas.

«El problema es que nos piden armonía, y nos acusan de hacer acuerdos espurios y de desestabilización» se quejan en la UCR, donde tampoco andan con delicadezas respecto del Gobierno. «Además es injusto, nadie peleó más que el radicalismo que nosotros», señalan en el radicalismo.

Puede que sea cierto. Pero además de serlo, hay que parecerlo, dice el refrán.

Las relaciones personales...

...afectan a las políticas. Han sido tan fuertes los embates públicos de unos contra otros, que es muy difícil rebobinar. «Nosotros queremos que se resuelva la situación. Algunas cosas votaremos con los kirchneristas y otras con el dasnevismo porque así funcionan las leyes. No queremos que se rompa Cambiemos y queremos que haya relaciones racionales. También es uy difícil volver de los insultos y los enfrentamientos. Si de repente bajamos el tono, la gente va a creer que Das Neves nos ‘arregló’ y será peor», reflexionó otro dirigente.

Por increíble que parezca incluso el escenario, de estos enfrentamientos se habló también en el salón municipal de Trelew en el que fue velado Gustavo Di Benedetto, cuando algunos advirtieron que Das Neves y Cimadevilla estaban llegando al lugar con sólo unos metros de distancia.

Bastante se ha escrito...

...en estas horas sobre el fallecimiento del intendente Di Benedetto y lo que significó para la política de Trelew y de Chubut. Baste decir que fue un fiel representante de la política del diálogo y la construcción, y de una pasión militante en la UCR, que no pudo recrearse desde que el radicalismo perdió el poder en 2003.

Esa pasión tuvo en las palabras de despedida de José Gatica, su sucesor y amigo, una definición ejemplar. «Di Benedetto demostró que se puede gobernar 12 años, sin corrupción».

Cualquier palabra que se agregue, sinceramente, estaría de más.

La foto de la semana

Muchos fueron los reconocimientos al ex intendente Di Benedetto en estos días, cuando ya se conocía el desenlace que ocurrió con su fallecimiento en la madrugada del sábado. Pero es fácil imaginar la sonrisa pícara de Gustavo, si hubiese podido ver la concurrencia a su propio sepelio. Aunque quién podría asegurar que no lo ha hecho. Estaban todos, de todos los sectores políticos. Como fue en vida, cuando hablaba con todos, al final también los juntó a todos. Peronistas, radicales, del PRO, del PACh. Por eso, esta foto del final, es la imagen de la semana.

¿Dos ex intendentes de Trelew, al Congreso?

A la vuelta de la esquina y antes de que nos demos cuenta, estará instalada la elección de diputados nacionales de medio tiempo, el año que viene. Y en Chubut hay varios adelantados que quieren imprimir sus nombres en las boletas. La provincia renueva dos bancas, que están ocupadas justo por dasnevistas: Nelly Lagoria y Sixto Bermejo.

Los «recontra pre candidatos», previsores, han comenzado el trabajo habitual en estos casos de mostrar su predisposición y su intención de «querer ser». ¿Será la legislativa del año que viene una disputa entre ex intendentes de Trelew? En Casa de Gobierno lo ven con posibilidades a Máximo Pérez Catán, quien estaría entusiasmado con la idea de instalarse en Buenos Aires. Además, sentiría que está en condiciones de pedir una oportunidad luego de haber quedado en el camino por la intendencia cuando Adrián Maderna pasó a Chubut Somos Todos y echó por tierra sus aspiraciones de entonces. 

De todos modos, Máximo no es la primera opción del dasnevismo para la diputación nacional, pero el que se anota primero gana terreno en la carrera. Por el lado del FPV (¿O volverá a ser simplemente PJ?), quien aparece con pretensión de pelear por una banca en el Congreso, es Gustavo Mac Karthy. No la tiene fácil, los ex armadores del buzzismo todavía recuerdan que el ex vicegobernador no aceptó la diputación nacional a cambio de dejarle el camino libre a Maderna y así retenerlo en las filas del kirchnerismo chubutense de esos tiempos, que ahora parecen lejanos. 

Pero el heredero del Frente Peronista ha entablado una fluida relación con el comodorense Carlos Linares. Mac Karthy como candidato al Congreso no atenta contra los intereses del intendente de Comodoro Rivadavia de convertirse en el nuevo líder indiscutido del peronismo provincial. Y fue en aquel almuerzo del viernes que organizó Linares para los diputados del bloque del FPV, donde se habló de la necesidad de no permitir en 2017 que Mario Das Neves vuelva a tener un significativo triunfo que le permita renovar dos bancas en el Congreso de la Nación. 

Evaluaron que los dos diputados que dejarán su lugar son dasnevistas, y al menos uno de los reemplazantes tiene que asegurarse el justicialismo. Mac Karthy participó del encuentro político-gastronómico en el céntrico restaurante comodorense y se mostró alineado con el reconocimiento a un liderazgo de Linares en el peronismo provincial. Las intenciones de cada uno son compatibles.

Y Trelew se aseguraría un par de bancas, que no vienen mal.

... se dice que

...ahora todos se fijan en Cristóbal López, pero no es el único empresario chubutense que habría usado el recurso de no pagarle a la AFIP para financiar el crecimiento, lo que se conoce en el ámbito tributario como el «artículo 32», de acuerdos y facilidades que son discrecionalidad casi exclusiva del director de la AFIP.

...en este sentido, los sabuesos impositivos están mirando para estos pagos, donde otro hombre de negocios se habría acogido al famoso artículo 32.

...en el IPV están armando auditorías para revisar planes de vivienda de Nación que llegaron directamente a cooperativas de trabajo de la provincia. Inquietud por destino de fondos y viviendas.

...la UCR últimamente tiene en los funerales grandes motivos de encuentro, aún con representantes de otras fuerzas políticas. Los tres últimos, muy notorios, fueron los de Atilio Viglione en 2010, José Sáez al año siguiente, y ahora Gustavo Di Benedetto. Algún dirigente radical recordó, en el sepelio del «gordo», que algunos trelewenses conocieron a Raúl Alfonsín en otro sepelio, el de Mario Abel Amaya. «Eramos alumnos de Amaya en el Colegio Nacional» contó uno de ellos.

...hubo muertes que determinaron destinos políticos en la UCR. Cuando se murió Kenneth Woodley, Manuel del Villar fue a completar su mandato. También falleció y lo reemplazó Hebe Corchuelo Blasco en 1988.

...Alfredo García fue a reemplazar a Humberto Sigal, que había terminado su mandato en 1986. Pero murió en febrero de 1987 y hubo una encarnizada pelea para su reemplazo, que lo ganó Hipólito Solari Yrigoyen. Cuando Alfredo García se fue al Senado, Gustavo Di Benedetto asumió la intendencia por primera vez.

...Di Benedetto y Das Neves tenían una gran relación, luego de años de ser adversarios. Hablaban mucho. La última vez que se vieron fue en la asamblea legislativa del 3 de marzo.

...es tan grande el enojo entre la UCR y Das Neves, que los radicales se quedaron sin su reunión por la reforma de la Constitución. Y a jugar con tierra.

...en el FPV no todos quieren pelearse a muerte con Das Neves, ni separarse del todo de los buzzistas. En ese sentido, dicen que los diputados que responden a Mac Karthy se sienten incómodos, y muy «tironeados».

...hay intendentes felices por las atenciones del gobierno provincial en su economía, como Ricardo Sastre y Adrián Maderna, y el esquelense Sergio Ongarato. Menos feliz se sentiría la intendenta de Rawson Rosana Artero. ¿Tendrá algo que ver la mala relación actual entre el gobierno y el diputado Di Filippo?

...en el gobierno están muy expectantes con el plan de seguridad por cámaras en las cinco principales ciudades de la provincia, más Rada Tilly, Trevelin y Gaiman. Ojalá sirva, y los delincuentes, sobre todo en Trelew, paren de robar cajas por dos años, por lo menos.




Conectar
Crear cuenta