Sábado 21 de Enero de 2017, Chubut, Patagonia Argentina
Madryn|AMISTOSO ENTRE DEPORTIVO MADRYN Y HURACAN
El globito trelewense ensayó en Madryn con caras nuevas
11 Ene 2017 00:00Huracán de Trelew y Deportivo Madryn habilitaron la temporada 2017 del básquet local con un partido amistoso disputado durante la noche del lunes en el estadio «Luján Barrientos» frente a un puñado de público que aceptó la «invitación» para disfrutar de un espectáculo deportivo durante la naciente temporada estival.

 Las acciones sirvieron para reforzar el trabajo de pretemporada que realiza el globito previo a la reanudación del Torneo Nacional de Ascenso, que se producirá el venidero fin de semana cuando le toque visitar a Platense.

Si bien Huracán le ganó al bicampeón de la Abech por 79 a 68, lo más relevante fue el debut de pivot venezolano Juan Coronado (26 años y 2,03 metros de altura) que llegó en reemplazo de Shane Heywar, del base Lisandro Ruiz Moreno, (24 años y mide 1,83 metros), además del estreno del entrenador, Cristian Santander, quien ocupa el puesto de guía táctico que quedó vacante tras la salida de Mariano Aguilar. Claramente el objetivo fue buscar minutos en cancha, para que el nuevo coach estudie a sus jugadores y consiga lubricar los nuevos sistemas de juego.

Las diferencias físicas fueron muy evidentes, debajo de la canasta los grandotes del equipo blanco ejercieron una dictadura y dominaron la pintaron sin mayor rebeldía, salvo alguna bravura aislada de los hombres más altos del local y la vasta experiencia de Maximiliano Riolfo, el único jugador que pudo y supo imponer su físico para equilibrar algo el juego.

Coronado, el venezolano que jugará por primera vez en un equipo Argentino, mostró ofició y con 22 puntos resultó el goleador de su equipo. Ruiz Moreno, gozó de muchos minutos en cancha, sumó 10 puntos con un triple. Santander observó con atención y a medida que fue avanzando el partido empezó a tomar temperatura. En el cierre del tercer cuarto, cuando Madryn se puso a pocos puntos tras achicar una ancha diferencia, el DT pegó un par de gritos para agitar el reposo del equipo y enseguida se corrigieron los desconciertos.

Madryn trató de jugar de igual a igual, aunque por momentos fue difícil balancear la distancia de jerarquía y la potencia física, lógica entre un equipo profesional y otro amateur.

Huracán, con 7 triunfos y 11 derrotas, buscará en el alba del nuevo año enriquecer sus estadísticas, con un plantel afeitado y renovado que en Puerto Madryn mostró cualidades para codiciar un rol protagónico en la película del ascenso del básquet nacional.