Sábado 25 de Febrero de 2017, Chubut, Patagonia Argentina
Regionales|EL GREMIO RECHAZO LA BAJA DE LAS CARGAS SOCIALES PROPUESTA POR LA FEDERACION DE SOCIEDADES RURALES
Dirigente de Uatre apuntó a connivencia de autoridades y comercios con el abigeato
11 Ene 2017 00:09El dirigente Alberto Barra, integrante de la conducción central de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) aseguró que la crítica situación de abigeato que vive la zona rural de la región, existe hace 30 años y que seguramente cuenta con algún nivel de connivencia local de autoridades competentes y comercios que venden el ganado adquirido ilícitamente.

Asimismo, si bien manifestó su rechazo a la baja de las cargas sociales que frente a la eventual implementación de un plan ganadero propuesto por la Federación de Sociedades Rurales de Chubut, consideró que es un tema que hay que discutir.

Barra expresó en diálogo con FM EL CHUBUT, que el tema del abigeato, «yo hace 33 años que trabajo en esta organización, tanto en la obra social como en el gremio, y esto lo vengo escuchando hace 30 años, en determinada zona que han robado toda la vida, incluso hasta quiénes son, hasta el nombre de quiénes robaban».

A su entender, «todo el mundo sabe quiénes son, menos quienes tienen que tomar cartas en el asunto. Lo sabemos nosotros como ciudadanos comunes, cómo no lo van a saber las autoridades competentes..., llámese Policía, autoridades de gobierno, de Justicia, fiscales, no pueden no saber, y si no lo saben, no pueden ocupar los cargos en los que están». Considerando además que «debe haber connivencia de alguien, complicidad de las autoridades competentes, porque sino no puede ser».

Asimismo, indicó creer, que «en el abigeato no hay trabajadores involucrados, podrá haber algún caso aislado, no digo que no, pero me parece que está organizado desde afuera, armada con auténticas bandas con la complicidad de gente de la ciudad, sea de mercados, despensas que venden la carne que roban en los campos».

CARGAS SOCIALES

En otro orden, Barra desestimó que se tengan que disminuir las cargas sociales para reactivar el empleo rural, como lo sostuvo Javier Trucco, presidente de la Federación de Sociedades Rurales de Chubut, frente a eventual implementación de un plan ganadero provincial para mejorar la rentabilidad en el alicaído sector.

Según su visión, «es la vieja metodología del ruralismo patagónico, lo vengo escuchando hace años, la culpable del tema del sector agropecuario de la patagonia es la mano de obra. Que las cargas sociales en este país son altas, es cierto, pero no solo para el sector agropecuario sino para el sistema industrial en general».

A su parecer, «mejorar la producción, la rentabilidad, la población de ovejas en la Patagonia, no pasa por precarizar el trabajo ni la baja de cargas sociales. Es un tema que habrá que analizar, no lo discuto, pero hay que sentarse en serio, concienzudamente, sino empezamos con la baja y terminamos después un poco más pretendiendo que los laburantes trabajemos gratis, para que ellos sean más rentables». Si no se discute seriamente, «es un pedido al voleo», dijo.

«ALGUNOS ADMINISTRAN EL CAMPO POR WATSAPP»

Asimismo se pronunció en torno a la discusión de un futuro plan ganadero para mejorar la situación de la producción rural, sobre lo que opinó que «hay que verlo andar, planes ganaderos han habido muchos, algunos más ventajosos que otros, pero siempre han quedado en el camino. Creo que debe haber una verdadera política de Estado para ver qué queremos hacer con el campo, sino hacemos parches. Ojalá que funcione, no conozco bien esto por eso no puedo salir a criticarlo, queremos que al campo le vaya bien, pero tiene que ser un plan con un norte, no largarlo para los títulos de los diarios, sacarse una foto y después queda en la nada y se va diluyendo».

El gran norte del que habla, comprende «qué queremos hacer con la producción lanera, queremos ser laneros, producir carne», añadiendo que «hoy hay muchas situaciones del campo por las que siguen diciendo que le va mal por el tema climático. Pongo un ejemplo, en Península Valdés una estancia con capacidad para 50.000 animales, tiene 12.000. Y no es problema del clima, no le echemos la culpa al clima o a la mano de obra no saber administrar un campo. Hoy hay gente que cree que administrar un campo se hace por Whatsapp, hay que estar, ir, preocuparse, atender bien a la gente, invertir, y seguro que con todo eso que es un combo, el campo va a cambiar».

También se refirió a la escasa producción rural en la meseta, señalando que «capaz que lleve dos o tres años de estudio para decir realmente cómo se le soluciona la vida a los pequeños productores de la meseta chubutense, que ni siquiera llegan a medianos y en algunos casos viven peor que un peón porque nunca le dieron la importancia que merecen. Además allí hay un gravísimo problema de agua», concluyó.