El zonal del valle

Gratos recuerdos de quienes lo conocieron

Para la mayoría de los valletanos su nombre no es desconocido, autodefinido como dibujante, fue un inquieto hacedor cultural.Cultivó una amplia trayectoria como artista plástico, ilustrador, caricaturista y humorista gráfico.

Para la mayoría de los valletanos su nombre no es desconocido, autodefinido como dibujante, fue un inquieto hacedor cultural.
Cultivó una amplia trayectoria como artista plástico, ilustrador, caricaturista y humorista gráfico.
Nacido en Gaiman el 25 de agosto del año 1947, estudió en el Colegio Comercial para luego continuar en la escuela de Bellas Artes en la provincia de Buenos Aires, donde comenzó su camino en lo que sin duda fue la gran vocación de su vida.
Primer dibujante de Canal 3 de la ciudad de Trelew y de agencias surgidas en la época. 
Luego en el Diario Jornada de Trelew, creo historietas reflejando a través del lápiz una única e innata cualidad.
Ingresó a la Policía de la Provincia del Chubut en la Oficina de Arquitectura y Planeamiento, en paralelo a su actividad, fue dibujante en el Diario “El Chubut”, y en la Dirección de Prensa y Canal 7.
El reconocimiento a su trabajo trascendió la esfera provincial y nacional. 
A principios de la década del 70 la Biblioteca Nacional de Gales, le solicitó 20 obras para sumar a su patrimonio sobre la marca dejada por la colonización en nuestras tierras.
Creador de los escudos Municipales de las localidades de Gaiman y Camarones.
En los años 90, reingresó a la Policía de la Provincia del Chubut, en la Sección Criminalística como planimetrista en identikit, el único de toda la provincia.
Estando presente en cuanto requerimiento le era solicitado recorriendo kilómetros y kilómetros de nuestra provincia, para dejar lo mejor de sí, realizando planimetrías de accidentes o de hechos violentos como robos u homicidios, que posteriormente se utilizarían en causas de trascendencia.
En  julio del 1973 contrajo enlace con María Icasate, con quien tuvo dos hijas, Giuliana y Mariela, quienes han heredado las obras de un grande, que plasmo de su puño ese don inigualable que poseía.
El “Tano”, como cariñosamente se lo conocía, llamaba a la reflexión sobre la realidad política, local y provincial a través de la sátira en una sola imagen…
Quienes lo conocimos no necesitábamos más para interpretar.
Participó de la interesante iniciativa junto al profesor Virgilio González con un objetivo eminentemente educativo, titulado la historia en historietas e incluyó dos relatos ilustrados sobre Simón de Alcazaba (el primer  explorador del Chubut) y sobre la aventura de los rifleros. También juntos diseñaron tiras de una historieta sobre la colonización para el diario Ingles/Gales Ninau de New Jersey titulada “De Gales a la Patagonia”.
Ferviente colaborador con la museóloga Mercedes Galina en la tarea de rescate patrimonial de la Comisaría del interior Chubutense para concretar el actual Museo Policial: sus cuadros de los antiguos destacamentos de adobe o piedra de Gastre y las Plumas tuvieron ese origen.
Hoy a diez años de su partida, la comunidad toda lo extraña, pero su recuerdo siempre estará presente. En sus obras esta su presencia.
Genio de nuestra tierra, siempre marcando el camino; ya sea en la historieta, Chubut en cuadros, en cada rostro que plasmo en un papel, en su esposa, en sus hijas, en sus nietos.
En el nombre de esta Escuela, la numero 794, nombre al que se llegó por el voto de alumnos, profesores y especialmente de padres, quienes realizaron una tarea incansable a partir de la palabra dada por el entonces Gobernador de la Provincia Don Mario Das Neves, al momento de anunciar que ya estaba el terreno pero había que lograr concretar la obra, y así fue que hoy, es una realidad, una promesa cumplida, que permanecerá por generaciones en nuestro querido Gaiman.
Solo una promesa no le fue cumplida, por el título alcanzado en una academia que luego con profesionalismo entregó a la Institución Policial, se fue como integrante del cuadro de suboficiales, cosa que no era un deshonor para él, pero siempre estaba en él,  la palabra recibida que sería nombrado en el cuadro de profesionales. Algo que aún no es tarde para que su reconocimiento sea completo. Hasta siempre querido Horacio Marras.     
Mónica Almada, Suboficial de la Policía.
 

El zonal del valle