Rawson

Restaurante Barakaldo obsequiará cena navideña para 80 personas carenciadas

En una iniciativa colmada de amor, solidaridad, desinterés y afecto al prójimo, el local gastrónomico de Rawson, «Barakaldo Restó», está organizando una cena navideña para 80 personas de bajos recursos. 


El menú consistirá en cordero, mariscos, cerdo y postres. Debido a la limitación del espacio, se está convocando a inscribirse hasta el 22 de diciembre próximo.
La invitación reza: «Barakaldo Restó se complace en presentar su cena de Navidad del 24 de diciembre que será atípica. Sólo estará disponible para personas con bajos o sin recursos, pero con el derecho de disfrutar de una gran cena de Navidad, sin costo alguno. En este mundo, donde cada uno mira su ombligo y no le importa mucho el de al lado, queremos hacer un mimo. Les cocinaremos cordero patagónico, mariscos, cerdo y postre. Será inolvidable para ellos y para nosotros».
«Todos nos merecemos una buena cena navideña y por eso haremos nuestro humilde aporte». «Barakaldo Restó» se encuentra en avenida Libertad 321 de Rawson.
Para referirse a esta iniciativa solidaria, Fabio Murúa, propietario de este restó, dialogó con Maru Ortíz, en FM EL CHUBUT.
«Estamos con muchas expectativas armando menúes para fin de año; en el caso de la noche de Navidad se nos ocurrió poder brindarle un mimo a esa gente que no se la tiene en cuenta», sostuvo.
«Más allá de que todos, alguna vez, la hemos pasado mal, tenemos altos y bajos, pero hay gente que está mal de verdad. Vamos a preparar una cena navideña, tenemos 80 cubiertos, ojalá pudiéramos brindar más», dijo Murúa.
«Un mimo por un día, acompañando con una cena gratuita. El restaurante va a estar abierto sólo para ellos», remarcó.
Murúa dijo que esta idea surgió porque «hay ganas e interés en compartir, porque a nadie nos sobra. Nos sorprende que esta idea generosa tenga tanta repercusión».
Al dar a conocer a la idea «recibimos muchos mensajes de gente felicitándonos, cuando en realidad esto debería repetirse en otros lugares.
«Acá no hay ningún objetivo político, ni económico. Esto lo vamos a costear nosotros», indicó Murúa, para señalar que la solidaridad se multiplicó de manera inmediata.
«Hay gente que se ofreció a colaborar, a venir a pelar papas, como camareras, apoyándonos en todo sentido», dijo Murúa.
«Todo el mundo que quiera colaborar va a ser bienvenido y que no se mal interprete que nosotros, con o sin ayuda, igual íbamos a realizar este evento», señaló, para agregar que lo que sobre será distribuido en viandas a las instituciones.
Los empleados de «Barakaldo Restó» se mostraron sorprendidos cuando se propuso esta iniciativa solidaria. Pero «me acompañan porque son buena gente, les expliqué el objetivo. Me miran como cada vez que se me ocurre una idea, me miran como si estuviera loco. Pero me acompañan y se sumaron a este proyecto».
Dijo, para finalizar, que está expectante por esta alegría que le darán a la gente, a veces tan desprotegida. «Para nosotros esto, lo que tiene como ganancia, es el alimento al alma», dijo.

RawsonEdición impresa