Puerto Madryn

Hubo marea extraordinaria pero no afectó a los paradores

Si bien las mareas extraordinarias anteriores han afectado a los paradores de la rambla, la de ayer los encontró prevenidos con montículos de arena que frenaron la marejada. Las olas llegaban a golpear el murete costero pero no hubo mayores complicaciones. 


Pero si bien la marea extraordinaria no tuvo alcance al interior de los diferentes paradores costeros, producto a que los mismos estaban cubiertos por barricadas de arena, en algunos sectores, los balnearios quedaron rodeados, y en el caso de algunos de ellos, las barras de bebidas que se encuentran en medio de la arena seca, fueron cercadas por el mar. Si bien es cierto que esta vez no fue como en temporadas anteriores (alguna vez el agua llegó hasta la calle) hay que destacar que los paredones tuvieron que frenar el movimiento de agua en las primeras horas de la mañana.

Puerto MadrynEdición impresa