Quiroga dispuso otro paro y endurece las medidas de fuerza: «Nos vamos a pintar la cara para la guerra»

El interventor de ATE, Guillermo Quiroga, anunció que hoy continuarán con las medidas de fuerza y a partir del próximo lunes «nos vamos a pintar la cara y vamos a la guerra», minutos después de que la Legislatura aprobara el financiamiento para pagar los sueldos.

Repudió que la ley que aprobaron los diputados trae aparejadas «modificaciones que afectan a los trabajadores».
Adelantó que hoy las columnas de ATE volverán a Casa de Gobierno para pedir una reunión con el ministro coordinador Sergio Mammarelli. Mencionó que durante la movilización en Rawson de ayer no los quiso recibir. Los estatales pararán hoy en hospitales, escuelas y la administración central. No volverán a trabajar hasta que perciban los haberes, informó el dirigente.
«La semana que viene va a haber medidas más profundas y radicalizadas de ATE. Cada oficina va a ser tomada como una trinchera y Fontana 50 como un campo de batalla. Nos vamos a pintar la cara, vamos a la guerra», sentenció Quiroga.
En diálogo con diario EL CHUBUT, el conductor de ATE advirtió que las medidas que ayer aprobó la Legislatura atentan «contra la autonomía federal y le permiten al Gobierno nacional hacer una suerte de intervención de la provincia». Alertó que producto de estas medidas «hay estatales que corren el riesgo de perder los puestos de trabajo el 31 de diciembre, mientras que los precarizados continuarán en la misma situación». Mencionó que hasta el año que viene no habrá una reapertura paritaria. 

MOVILIZACIONES
Los estatales se movilizaron ayer en Rawson y en Trelew para expresar su rechazo al paquete de reformas que impulsa el Gobierno nacional, que incluye la reforma laboral y previsional. La medida de fuerza fue decretada por ATE en todo el país. En la capital provincial, los dirigentes Luis Núñez, Santiago Goodman y Guillermo Quiroga, del frente de gremios, encabezaron una multitudinaria manifestación frente a Casa de Gobierno. 
También se plegaron organizaciones sociales y fuerzas políticas de izquierda. Por la tarde, los dirigentes gremiales concurrieron a la Legislatura provincial para presenciar la sesión en la que diputados aprobaron el financiamiento para pagar los sueldos.
En Trelew el dirigente de ATE, José Severiche, movilizó a cientos de trabajadores que marcharon por las calles del centro al Concejo Deliberante, el Registro Civil y la delegación nacional de la Secretaría de Trabajo, para hacer oír sus reclamos. «Nos quisieron operar, no nos bajamos los pantalones, vamos a morir de pie», dijo Severiche en un encendido discurso afuera del Concejo Deliberante.
El dirigente local adelantó que en marzo van a ir a golpear las puertas del Gobierno provincial para exigir la apertura de paritarias. «Entendemos que la provincia está pasando un problema financiero grave, y queríamos sentanos para discutir otras cuestiones. Ellos no quieren, pero que se vayan preparando para marzo, porque vamos a ir a reclamar», dijo el gremialista.
Severiche celebró que consiguieron que el Municipio de Trelew les garantice los salarios y aguinaldos, pero lamentó no poder decir los mismo del Gobierno provincial. Repudió que desde Fontana 50, incluso al interior de la conducción de ATE, intentaron «desarticular la medida de fuerza». 
Refirió que el secretario de Gobierno, Eduardo Maza, y el titular de Hacienda, Sergio Sardá, «garantizaron los aguinaldos para municipales pero no sabemos si está garantizado en la provincia. Esto está tan turbio que estamos organizándonos para decirles a los compañeros que estén tranquilos porque Trelew está de pie».
En la Secretaría de Trabajo de Nación confluyeron columnas de ATE lideradas por Severiche, con organizaciones sociales encabezadas por el Movimiento Evita, la Corriente Clasista Combativa y el Partido Comunista. El referente provincial del Movimiento Evita, Mauricio Más, sostuvo que la reforma previsional y laboral son un retroceso de las conquistas de los trabajadores. El dirigente Más, que es congresal del PJ Chubut, indicó que se está gestando desde las bases «un movimiento de unidad por fuera de los canales formales de los partidos políticos, con organizaciones como la Corriente Clasista Combativa y Libres del Sur representado a través de Barrios de Pie».

regionalesedicion-impresa