Policiales

Dramático asalto a dueño de empresa que trabaja para videocable de Trelew

Entre tres y cinco delincuentes asaltaron en su domicilio a un joven empresario y creyendo que tenía la plata de los sueldos del personal que trabaja para él, lo golpearon y amagaron con dispararle en varias ocasiones con una pistola de grueso calibre, similar a la que usan en la Policía. Como no encontraron el dinero, lo ataron, le sustrajeron la billetera, una computadora y un I Phone.

El violento atraco ocurrió ayer por la mañana en el radio céntrico de Trelew y la víctima ahora quiere irse de la ciudad.
El afectado resultó ser Gerardo Siligani, un joven de 32 años que tiene una empresa que realiza el cableado a «Trelew TV» y a las sucursales del canal de cable. El asalto ocurrió alrededor de las nueve en el domicilio de Siligani; en una vivienda de la calle Marconi al 300 que está ubicada al lado de la empresa prestataria del servicio de videocable.

EL TESTIMONIO
El joven dijo al hablar con EL CHUBUT que tocaron timbre y creyó que era alguno de sus empleados que había olvidado alguna herramienta; que cuando salió a atender se metieron los malvivientes al domicilio. «Uno prácticamente ‘tacleándome’ me llevó contra una pared y mientras forcejeaba con él entró otro ladrón que sacó una pistola cromada, me apuntó; yo me intentaba tapar el ángulo de tiro con el delincuente que tenía encima y le preguntaba qué quería, le pedía que no me tirara», relató Siligani. 
«En eso me dijeron que querían plata, y ahí fue un verdadero alivio para mí. Igualmente no tenía dinero y me exigían, me pateaban, me pegaban trompadas en el torso. La mayoría estaban tapados con pasamontañas, solo uno tenía la cara al descubierto (.) Me tapaban la boca para que no pidiera auxilio, les aseguré que les daría todo lo que pidieran menos plata porque todavía no había pagado los sueldos y me sacaron la billetera con unos 2.000 pesos, las tarjetas, la documentación. Me llevaron un I Phone, una computadora. Me ataron con una soga, me dijeron que me quedara tranquilo y que no mirara y se fueron», contó. 
Seguidamente, dijo que ni bien los asaltantes se alejaron pudo ponerse de pie y que así salió a la vereda pidiendo que lo desataran. Que ahí un empleado de la empresa de videocable que está al lado lo vio y lo liberó enseguida y que llamaron rápidamente a la Policía. 
Sobre el final -casi quebrándose- afirmó que es oriundo de Santa Fe, que no hacen muchos años que está en Trelew y qué curiosamente las tres únicas veces que le robaron fue en esta ciudad. «En una ocasión entraron cuando no estaba en la casa donde vivía antes y me llevaron unos 200 mil pesos en herramientas. La otra vez me reventaron tres vidrios de una Toyota Hilux que tengo cuando llevé a mi hijo a jugar al fútbol -un sábado a las dos de la tarde- y tras salir del gimnasio descubrí que me habían robado los papeles de la camioneta y el GPS», recordó.
Finalmente reflexionó: «Tengo siete u ocho empleados de la zona que cobran bien, que están en blanco y la verdad que estoy pensando en irme. Prefiero abandonar mi trabajo y conservar la vida. Psicológicamente de este hecho no quedé bien, me doy cuenta, pero en las próximas horas en frío veré qué decisión tomo», dijo Siligani.

CAMIONETA SOSPECHOSA
A todo esto, la Policía ayer por la tarde allanó una vivienda en un barrio periférico de Trelew y secuestró del lugar una camioneta de la que se sospecha que fue usada por los asaltantes. Dicen los investigadores que hay varios testigos que vieron cuando subían a ese rodado y se alejaban de la casa de la víctima rápidamente, seguramente, tras cometer el atraco.  

PolicialesEdición impresa