elchubut.com.ar
Carta a la Justicia
MENÚ
Cargando...

Carta a la Justicia

Hoy, después de dos años y medio de haberme ido de mi casa y divorciarme legalmente después de haber estado casada más de 30 años y con 4 hijos, me doy cuenta por qué nosotras, las mujeres, nos seguimos quedando en un ámbito que no nos hace feliz aunque vivamos situaciones de violencia.

Por REDACCIÓN CHUBUT



A pesar del nuevo Código Civil, a pesar de las marchas, nos topamos con jueces y leyes que no nos protegen, que no nos cuidan, sólo firman un oficio o atienden una audiencia, sin preocuparse después si ese oficio o lo acordado en la audiencia se cumple.
Hay muchas maneras de ejercer violencia física, psicológica, económica, el abandono de sus hijos; y hablo de profesionales y docentes, que es más preocupante. No cumplió con muchas cosas de lo acordado en la audiencia hace dos años, a pesar de que vive en nuestra enorme casa y anda en nuestro auto.
Entonces, señoras y señores jueces, no es solamente firmar un acuerdo de las partes; se debe hacer un seguimiento para que se cumpla lo acordado, si es necesario por medio de la cárcel; como así también los abogados del Estado. Yo como mujer no me siento representada, cuidada, ni protegida. 
Igualmente les digo a las mujeres que ante cualquier situación de violencia, abandono, indiferencia, váyanse. Van a pasar por momentos muy difíciles, de llanto, bronca, resignación y lucha, pero ellos no merecen que estemos a su lado y que les hagamos la vida fácil, mientras nuestros deseos, sueños e ilusiones se mueren.

Patricia Castro
DNI. 16.284.518

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Carta a la Justicia

Hoy, después de dos años y medio de haberme ido de mi casa y divorciarme legalmente después de haber estado casada más de 30 años y con 4 hijos, me doy cuenta por qué nosotras, las mujeres, nos seguimos quedando en un ámbito que no nos hace feliz aunque vivamos situaciones de violencia.



A pesar del nuevo Código Civil, a pesar de las marchas, nos topamos con jueces y leyes que no nos protegen, que no nos cuidan, sólo firman un oficio o atienden una audiencia, sin preocuparse después si ese oficio o lo acordado en la audiencia se cumple.
Hay muchas maneras de ejercer violencia física, psicológica, económica, el abandono de sus hijos; y hablo de profesionales y docentes, que es más preocupante. No cumplió con muchas cosas de lo acordado en la audiencia hace dos años, a pesar de que vive en nuestra enorme casa y anda en nuestro auto.
Entonces, señoras y señores jueces, no es solamente firmar un acuerdo de las partes; se debe hacer un seguimiento para que se cumpla lo acordado, si es necesario por medio de la cárcel; como así también los abogados del Estado. Yo como mujer no me siento representada, cuidada, ni protegida. 
Igualmente les digo a las mujeres que ante cualquier situación de violencia, abandono, indiferencia, váyanse. Van a pasar por momentos muy difíciles, de llanto, bronca, resignación y lucha, pero ellos no merecen que estemos a su lado y que les hagamos la vida fácil, mientras nuestros deseos, sueños e ilusiones se mueren.

Patricia Castro
DNI. 16.284.518

 

Conectar
Crear cuenta