elchubut.com.ar
Hasta el momento se encontraron nueve crías de ballenas muertas
MENÚ
Cargando...

Hasta el momento se encontraron nueve crías de ballenas muertas

Cada año, ante el hallazgo o reporte de ballenas varadas muertas en las playas de Península Valdés, los veterinarios y biólogos que integran el Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral se acercan al lugar, realizan estudios forenses y colectan muestras biomédicas que luego son analizadas por especialistas para conocer el estado de salud general de la población. 

Por REDACCIÓN CHUBUT


Según informó el Instituto de Conservación de Ballenas, en la presente temporada, el médico veterinario Matías Di Martino, coordinador de campo del Programa y su equipo, han registrado y examinado nueve crías muertas en Península Valdés desde el mes de junio. “Lamentablemente la gran mayoría de las ballenas que varan no muestran signos evidentes de las causas de su muerte, debido a que casi todas mueren en el agua y pueden pasar varios días flotando hasta que el mar las arrastra a las playas. 
En este sentido, destacamos el rol fundamental que tiene la Red de Aviso para que podamos localizar tempranamente los animales varados y así tomar muestras antes de que avance su descomposición”, expresó Di Martino.

BASE DE DATOS
Desde su inicio en 2003, los investigadores han estudiado 753 ballenas francas muertas y han colectado más de 7000 muestras de diferentes tejidos y órganos, generando la base de datos y de muestras biomédicas más completa que existe para esta especie en el mundo. La doctora Marcela Uhart, co-directora del Programa, describe que «a través de exámenes forenses, investigamos sobre enfermedades infecciosas, presencia y posibles efectos de biotoxinas y contaminantes, estado nutricional, dieta, genética, y los efectos de las actividades humanas sobre la salud de las ballenas. De este modo, el Programa contribuye con la conservación de esta especie emblemática del Mar Argentino.
Por su parte, el doctor Mariano Sironi, co-director del Programa, explica que “es normal que en toda población de ballenas muera una cierta proporción de crías recién nacidas. Península Valdés es un área de reproducción de ballenas francas. Por ello, la gran mayoría de las ballenas varadas que hemos examinado desde el año 2003 son crías». Además, Sironi destacó que «es fundamental continuar los estudios que desarrolla el Programa de Monitoreo Sanitario que, entre otras cosas, genera información para que las autoridades de manejo puedan tomar decisiones en base a datos científicos recolectados sistemáticamente durante muchos años».

COMO ACTUAR
Si encontramos una ballena franca varada viva o muerta en la playa, lo más importante es contactar a los expertos, llamando al 106 de Prefectura Naval o al 103 de Defensa Civil para que alerten a los expertos y al teléfono del Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral: (0280) 15554724. 
También es recomendable comunicarse con la Red de Fauna Costera de Chubut, a los teléfonos (0280) 4482688 o al 0800-666-2447. Es muy importante brindar información sobre el sitio del hallazgo y sus características, como el tamaño o el estado del animal, ya sea vivo o muerto.

ACERCA DEL PROGRAMA
A través del compromiso de las organizaciones de la sociedad civil Instituto de Conservación de Ballenas, Ocean Alliance, Wildlife Conservation Society, Fundación Patagonia Natural y las universidades de California, Davis, y Utah, en el año 2003 se inició el Programa de Monitoreo Sanitario de Ballena Franca Austral, con el objeto de monitorear el estado de salud y conocer las causas de mortalidad de las ballenas francas de Península Valdés en Chubut, Argentina. Quince años de trabajo ininterrumpido denotan la experiencia e importancia del monitoreo de salud de las ballenas en el largo plazo. 
El Programa cuenta con el apoyo de instituciones gubernamentales como la Subsecretaría de Turismo y Áreas Protegidas, la Dirección de Flora y Fauna Silvestre de Chubut, la Administración del Área Natural Protegida Península Valdés, Prefectura Naval Argentina y la Armada Argentina. La Red de Aviso que reporta casos de ballenas varadas al Programa está integrada por guardafaunas provinciales y municipales, pescadores, pobladores locales, empresas de avistaje de ballenas, empresas de buceo, empresas de turismo, guías, navegantes, aviadores, marisqueros, investigadores, ONGs y autoridades locales.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Hasta el momento se encontraron nueve crías de ballenas muertas

Cada año, ante el hallazgo o reporte de ballenas varadas muertas en las playas de Península Valdés, los veterinarios y biólogos que integran el Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral se acercan al lugar, realizan estudios forenses y colectan muestras biomédicas que luego son analizadas por especialistas para conocer el estado de salud general de la población. 


Según informó el Instituto de Conservación de Ballenas, en la presente temporada, el médico veterinario Matías Di Martino, coordinador de campo del Programa y su equipo, han registrado y examinado nueve crías muertas en Península Valdés desde el mes de junio. “Lamentablemente la gran mayoría de las ballenas que varan no muestran signos evidentes de las causas de su muerte, debido a que casi todas mueren en el agua y pueden pasar varios días flotando hasta que el mar las arrastra a las playas. 
En este sentido, destacamos el rol fundamental que tiene la Red de Aviso para que podamos localizar tempranamente los animales varados y así tomar muestras antes de que avance su descomposición”, expresó Di Martino.

BASE DE DATOS
Desde su inicio en 2003, los investigadores han estudiado 753 ballenas francas muertas y han colectado más de 7000 muestras de diferentes tejidos y órganos, generando la base de datos y de muestras biomédicas más completa que existe para esta especie en el mundo. La doctora Marcela Uhart, co-directora del Programa, describe que «a través de exámenes forenses, investigamos sobre enfermedades infecciosas, presencia y posibles efectos de biotoxinas y contaminantes, estado nutricional, dieta, genética, y los efectos de las actividades humanas sobre la salud de las ballenas. De este modo, el Programa contribuye con la conservación de esta especie emblemática del Mar Argentino.
Por su parte, el doctor Mariano Sironi, co-director del Programa, explica que “es normal que en toda población de ballenas muera una cierta proporción de crías recién nacidas. Península Valdés es un área de reproducción de ballenas francas. Por ello, la gran mayoría de las ballenas varadas que hemos examinado desde el año 2003 son crías». Además, Sironi destacó que «es fundamental continuar los estudios que desarrolla el Programa de Monitoreo Sanitario que, entre otras cosas, genera información para que las autoridades de manejo puedan tomar decisiones en base a datos científicos recolectados sistemáticamente durante muchos años».

COMO ACTUAR
Si encontramos una ballena franca varada viva o muerta en la playa, lo más importante es contactar a los expertos, llamando al 106 de Prefectura Naval o al 103 de Defensa Civil para que alerten a los expertos y al teléfono del Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral: (0280) 15554724. 
También es recomendable comunicarse con la Red de Fauna Costera de Chubut, a los teléfonos (0280) 4482688 o al 0800-666-2447. Es muy importante brindar información sobre el sitio del hallazgo y sus características, como el tamaño o el estado del animal, ya sea vivo o muerto.

ACERCA DEL PROGRAMA
A través del compromiso de las organizaciones de la sociedad civil Instituto de Conservación de Ballenas, Ocean Alliance, Wildlife Conservation Society, Fundación Patagonia Natural y las universidades de California, Davis, y Utah, en el año 2003 se inició el Programa de Monitoreo Sanitario de Ballena Franca Austral, con el objeto de monitorear el estado de salud y conocer las causas de mortalidad de las ballenas francas de Península Valdés en Chubut, Argentina. Quince años de trabajo ininterrumpido denotan la experiencia e importancia del monitoreo de salud de las ballenas en el largo plazo. 
El Programa cuenta con el apoyo de instituciones gubernamentales como la Subsecretaría de Turismo y Áreas Protegidas, la Dirección de Flora y Fauna Silvestre de Chubut, la Administración del Área Natural Protegida Península Valdés, Prefectura Naval Argentina y la Armada Argentina. La Red de Aviso que reporta casos de ballenas varadas al Programa está integrada por guardafaunas provinciales y municipales, pescadores, pobladores locales, empresas de avistaje de ballenas, empresas de buceo, empresas de turismo, guías, navegantes, aviadores, marisqueros, investigadores, ONGs y autoridades locales.

Conectar
Crear cuenta