Carta del Lector

Respuesta por las rampas

Señor Director:Publicada por este diario, recibí una carta de un lector. Si bien no es mi intención ni interés polemizar, me veo en la obligación responder.

Es habitual ver circulando por las calles del centro de la ciudad, a los inspectores de tránsito en número no desdeñable, sin embargo, a juzgar por la carta recibida, surge que la actividad de ese cuerpo no es eficaz. Según la misiva, la Municipalidad ha eliminado el cordón en las esquinas ampliando las rampas, porque las anteriores permanecían obstruidas por vehículos mal estacionados. No lo creo. De ser así la Municipalidad estaría resolviendo mal un problema y creando otro. Lo razonable es que se obligue a los conductores a cumplir las normas de tránsito, para lo que a la Comuna no le faltan medios. Además lo lógico es que las rampas estén frente a la prolongación de la vereda, es decir frente a la senda peatonal.
El firmante ha hecho referencia a cuestiones personales muy livianamente y me siento obligado a responderle. Perdió la apuesta, pues no solo la persona más próxima a mí utiliza silla de ruedas, sino que yo mismo a juzgar por un diagnóstico médico, que ruego y espero equivocado, deberé utilizar en el futuro. En ocasiones circulo llevando por la ciudad a mi allegada, y conozco el estado desastroso de las veredas.
Sin conocerme, no tiene fundamentos para suponer en mí, falta de solidaridad, que mi vida es fácil y que no tengo otras preocupaciones que los ruidos molestos que provocan los automotores. Agradeciendo la publicación, doy por terminado el tema y le saludo cordialmente. 

Juan Vernieri - DNI  6.877.982
 

Carta del LectorEdición impresa