Puigdemont: "Esto se ha terminado"

Tras el aplazamiento de su investidura, el líder secesionista catalán Carles Puigdemont afirmó que el proceso independentista "ha terminado" y que sus correligionarios lo han "sacrificado", según unos mensajes de texto difundidos hoy por el canal Tele5.  

"El plan de Moncloa triunfa, solo espero que sea verdad y que gracias a esto puedan salir todos de la cárcel porque si no el ridículo histórico, es histórico", escribió el ex presidente catalán, en uno de los mensajes que se le atribuyen.
El Programa de "Ana Rosa" de la cadena Tele5 de la televisión abierta española, asegura que Puigdemont envió estos mensajes telefónicos ayer al diputado de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Toni Comín, quien se encuentra huido con él en Bélgica, después del anuncio de la postergación de su investidura.
El presidente del parlamento catalán, Roger Torrent, aplazó el debate, pero mantuvo a Puigdemont como único candidato, en un movimiento con el que evitó desobedecer al Tribunal Constitucional, que había prohibido la investidura "virtual" del líder secesionista, y ganó tiempo en medio de un nuevo bloqueo político.
La decisión, que fue celebrada por la oposición no independentista, provocó un cisma en el bloque secesionista: el grupo de Puigdemont, Junts per Catalunya y sus socios anticapitalistas de la CUP se mostraron en desacuerdo y reclamaron a Torrent seguir adelante con el plan. 
Sin embargo, de acuerdo con los mensajes difundidos, Puigdemont habría asumido que su liderazgo tiene los días contados. 
"Supongo que tienes claro que esto se ha terminado. Los nuestros nos han sacrificado. Al menos a mí. Vosotros seréis consellers (espero y deseo), pero yo ya estoy sacrificado tal y como sugería (Joan) Tardá", sostuvo Puigdemont, haciendo referencia a unas palabras del diputado de ERC, quien había avanzado que quizás el ex presidente debía ser "sacrificado" como candidato.
Por el momento, ni Puigdemont ni Comin, ni nadie de su entorno desmintió el intercambio de los mensajes. 
El expresidente, resignado, aseguró que "se viven los últimos días de la Cataluña republicana", y avanza que lo que le queda de vida lo dedicará a poner en orden los últimos dos años "y a proteger mi reputación". "Me han hecho mucho daño, con calumnias, rumores, mentiras, que he aguantado por un objetivo común. Eso ahora ha caducado y me tocará dedicar mi vida a la defensa propia", escribió. 
Sin embargo, al mismo tiempo que enviaba en privado estos mensajes en los que se muestra vencido por el gobierno español de Mariano Rajoy, Puigdemont expresaba en Twitter su confianza en el plan secesionista, siempre y cuando se mantuviera la unidad del bloque de partidos que impulsan la ruptura con España. 
"Si nos mantenemos juntos, firmes, dignos, democráticos y pacíficos, iremos avanzando hasta la plenitud de nuestra libertad. Porque tenemos derecho, y porque nos lo hemos ganado", escribió Puigdemont al final de una jornada que volvió a sumir a Cataluña y España en una gran incertidumbre.

internacionales