Carta del Lector

Rampas en las esquinas

Señor Director: Innumerables frentistas de esquinas de la ciudad, han advertido que el cordón de hormigón no es suficiente separador, entre vereda y calzada y han construido defensas, en algunos casos muy robustas, para proteger el frente de sus edificios en el caso de que automóviles invadan sus aceras.

Estas vallas sirven además de seguridad para transeúntes.
Los cordones, aunque insuficientes, para impedir la invasión de las veredas, las obstaculizan. La Municipalidad ha actuado absolutamente al contrario de los frentistas. 
Ha eliminado cordones y construido inmensas rampas esquineras, supongo que con el loable propósito de facilitar la circulación de sillas de ruedas, cochecitos de bebés, etc. No era necesaria semejante ampliación de rampas. Era suficiente con rampas de tamaño adecuado al objetivo perseguido. 
Ojalá nunca suceda nada, pero cuando un automóvil irrumpa una esquina con dichas rampas y afecte a transeúntes, la Municipalidad advertirá la desprotección que ha ocasionado con tan superfluo ensanche. 

Juan Vernieri 
DNI 6.877.982
 

Carta del LectorEdición impresa