elchubut.com.ar
La lluvia le pone suspenso a la gran final de la Copa Libertadores entre Boca y River
MENÚ
Cargando...

La lluvia le pone suspenso a la gran final de la Copa Libertadores entre Boca y River

Un grupo de veedores de la Conmebol recorrió el campo de juego pasadas las 10 y comprobó que en algunos sectores había mucha agua acumulada.

Por REDACCIÓN CHUBUT

La Bombonera abrió sus puertas a las 13.22 y con el ingreso de los primeros hinchas se inició la cuenta regresiva para la gran final de ida que Boca Juniors y River Plate disputarán desde las 17 por la Copa Libertadores de América.

Los fanáticos de Boca que permanecían en las adyacencias del estadio eran menos de los esperados debido a la incesante lluvia caída en la Ciudad de Buenos Aires, que hizo retrasar la llegada de muchos de ellos a la espera de la confirmación del partido.

Un grupo de veedores de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) recorrió el campo de juego pasadas las 10 y comprobó que en algunos sectores había mucha agua acumulada.

Pero tanto el intendente de La Bombonera, Fernando Jáuregui, como el director de Competiciones de la Conmebol, el brasileño Fred Nantes, aprobaron el sistema de drenado de la cancha y confiaron en que la final podrá disputarse sin inconvenientes.

De todos modos, está prevista una nueva recorrida de la cancha por los mismos emisarios y también una inspección del árbitro, el chileno Roberto Tobar, para ratificar el partido.

El operativo de seguridad para el partido se activó a los 8.30 en los alrededores del estadio y también en diversos puntos de la ciudad.
Para llegar a La Bombonera, los hinchas deben sortear tres anillos policiales. El primero está destinado a detectar la presencia de "trapitos", una actividad tipificada como contravención.

En el segundo se produce el control de las entradas y el funcionamiento del programa "Tribuna Segura", vigente desde diciembre de 2015, que fue especialmente ampliado para la ocasión e impide el ingreso al estadio a quienes hayan sido condenados por delitos dolosos con penas de reclusión o prisión. El último anillo cuenta con cámaras de reconocimiento facial.

Los hinchas deben concurrir a la cancha con DNI y no pueden ingresar con armas blancas o de fuego; envases de vidrio, iluminación láser, silbatos, extintores de humo, rollos de papel, paraguas y sombrillas (sólo pilotos), cualquier elemento a gas u objeto pirotécnico, informó el Comité de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires.

Tampoco se permite el acceso de personas en estado de embriaguez o bajo los efectos de sustancias psicotrópicas ni aquellas que tengan indumentaria que no permita una adecuada identificación.

El operativo lo componen agentes de la policía de la Ciudad de Buenos Aires en conjunto con fuerzas de la Nación.

    Compartir en facebook
    Compartir en twitter
    Compartir en whatsapp

    Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

    Comentarios

    La lluvia le pone suspenso a la gran final de la Copa Libertadores entre Boca y River

    Un grupo de veedores de la Conmebol recorrió el campo de juego pasadas las 10 y comprobó que en algunos sectores había mucha agua acumulada.

    La Bombonera abrió sus puertas a las 13.22 y con el ingreso de los primeros hinchas se inició la cuenta regresiva para la gran final de ida que Boca Juniors y River Plate disputarán desde las 17 por la Copa Libertadores de América.

    Los fanáticos de Boca que permanecían en las adyacencias del estadio eran menos de los esperados debido a la incesante lluvia caída en la Ciudad de Buenos Aires, que hizo retrasar la llegada de muchos de ellos a la espera de la confirmación del partido.

    Un grupo de veedores de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) recorrió el campo de juego pasadas las 10 y comprobó que en algunos sectores había mucha agua acumulada.

    Pero tanto el intendente de La Bombonera, Fernando Jáuregui, como el director de Competiciones de la Conmebol, el brasileño Fred Nantes, aprobaron el sistema de drenado de la cancha y confiaron en que la final podrá disputarse sin inconvenientes.

    De todos modos, está prevista una nueva recorrida de la cancha por los mismos emisarios y también una inspección del árbitro, el chileno Roberto Tobar, para ratificar el partido.

    El operativo de seguridad para el partido se activó a los 8.30 en los alrededores del estadio y también en diversos puntos de la ciudad.
    Para llegar a La Bombonera, los hinchas deben sortear tres anillos policiales. El primero está destinado a detectar la presencia de "trapitos", una actividad tipificada como contravención.

    En el segundo se produce el control de las entradas y el funcionamiento del programa "Tribuna Segura", vigente desde diciembre de 2015, que fue especialmente ampliado para la ocasión e impide el ingreso al estadio a quienes hayan sido condenados por delitos dolosos con penas de reclusión o prisión. El último anillo cuenta con cámaras de reconocimiento facial.

    Los hinchas deben concurrir a la cancha con DNI y no pueden ingresar con armas blancas o de fuego; envases de vidrio, iluminación láser, silbatos, extintores de humo, rollos de papel, paraguas y sombrillas (sólo pilotos), cualquier elemento a gas u objeto pirotécnico, informó el Comité de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires.

    Tampoco se permite el acceso de personas en estado de embriaguez o bajo los efectos de sustancias psicotrópicas ni aquellas que tengan indumentaria que no permita una adecuada identificación.

    El operativo lo componen agentes de la policía de la Ciudad de Buenos Aires en conjunto con fuerzas de la Nación.

      Conectar
      Crear cuenta