elchubut.com.ar
La meseta intermedia y la meseta de Dolavon
MENÚ
Cargando...

La meseta intermedia y la meseta de Dolavon

Señor Director:

Mediante la presente, me dirijo a usted para reiterar algunos puntos interesantes sobre la denominada «meseta intermedia» y que publiqué oportunamente en una carta de lectores de este diario el 7 de setiembre de 2016.

Por REDACCIÓN CHUBUT

En ese sentido, quería remarcar que todo gobierno que entra hace anuncios sobre el tema y que hay demasiados antecedentes sobre ello en 40 años aproximadamente. Además, no hay agua suficiente para realizar esta obra en la forma original del proyecto.
El dique Las Piedras de Agua y Energía lo diseñó como complemento del Ameghino, no como embalse (consultar con su autor, el ingeniero Pérez). El mencionado dique no puede cumplir la función de compensador y embalse, para ello habría que hacer otro dique aguas abajo.
En el Virch hay para recuperar cerca de 5.000 hectáreas y me pregunto por qué no le damos a los productores los elementos y dinero para sistematizar el riego por aspersión y mejorar los suelos en lugar de gastar semejante cantidad de dinero en la meseta. Los canales que hay son suficientes para 24.000 hectáreas.
Si lográsemos acopiar un volumen de 4.000 hectómetros cúbicos de agua, podríamos pensar en regar esa cantidad de hectáreas en la neseta intermedia.
Hay años secos de aporte al Ameghino, de entre 650 a 800 hm3, con lo que no se puede atender a las dos cosas, Virch y meseta.
La provincia elevó este proyecto hace muchos años a Nación y fue rechazado por no ser viable de acuerdo al informe del doctor Llach, por lo que pido que dejémonos de anuncios fantasiosos, hay muchas razones más de pobladores de la zona que afectaría la construcción del dique Las Piedras como embalse a la cota 60 o más, hasta 71 metros, que interpondrían recursos para que no se haga. Para ello hay otras soluciones, como volcar del Carrenleufú al Tecka agua residual del lago Vinter para que llegue al río Chubut y lograr mayores reservas para este proyecto, acopiarlas en un lugar existente en la zona.
No veo el gran interés por esta obra con grandes inversiones por parte de esos 1.000 interesados en invertir en Argentina en hacer producir la tierra, como ejemplo Neuquén tiene la posibilidad de hacerlo ya con reservas y canal en construcción, 1.000.000 de hectáreas, en Río Negro ni hablar en los distintos valles y meseta, con el canal Pomona-San Antonio pueden hacer muchísimas hectáreas más.
En 2005 propuse al entonces gobernador Das Neves hacer 5.000 en la meseta de Dolavon, nota recibida por el señor Matanzo y también al señor intendente de Dolavon de ese año, Martín Bortagaray, pero nunca recibí una respuesta. Algún pícaro se quedó con la nota.
De querer hacer algo como pretendía el arquitecto Morejón, 5.000 hectáreas y no 35.000 con buen criterio, pero no en el lugar que se pretendía al norte del aeropuerto, tomando el agua cercana a Gaiman. No se tomaron en cuenta la cantidad de interferencias a sortear. De allí surge mi idea de la meseta de Dolavon, consultado con autoridades del Inta me informaron en aquel entonces de 16.000 hectáreas aproximadas con suelos similares a la meseta intermedia.
Mansel Norman Jones.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

La meseta intermedia y la meseta de Dolavon

Señor Director:

Mediante la presente, me dirijo a usted para reiterar algunos puntos interesantes sobre la denominada «meseta intermedia» y que publiqué oportunamente en una carta de lectores de este diario el 7 de setiembre de 2016.

En ese sentido, quería remarcar que todo gobierno que entra hace anuncios sobre el tema y que hay demasiados antecedentes sobre ello en 40 años aproximadamente. Además, no hay agua suficiente para realizar esta obra en la forma original del proyecto.
El dique Las Piedras de Agua y Energía lo diseñó como complemento del Ameghino, no como embalse (consultar con su autor, el ingeniero Pérez). El mencionado dique no puede cumplir la función de compensador y embalse, para ello habría que hacer otro dique aguas abajo.
En el Virch hay para recuperar cerca de 5.000 hectáreas y me pregunto por qué no le damos a los productores los elementos y dinero para sistematizar el riego por aspersión y mejorar los suelos en lugar de gastar semejante cantidad de dinero en la meseta. Los canales que hay son suficientes para 24.000 hectáreas.
Si lográsemos acopiar un volumen de 4.000 hectómetros cúbicos de agua, podríamos pensar en regar esa cantidad de hectáreas en la neseta intermedia.
Hay años secos de aporte al Ameghino, de entre 650 a 800 hm3, con lo que no se puede atender a las dos cosas, Virch y meseta.
La provincia elevó este proyecto hace muchos años a Nación y fue rechazado por no ser viable de acuerdo al informe del doctor Llach, por lo que pido que dejémonos de anuncios fantasiosos, hay muchas razones más de pobladores de la zona que afectaría la construcción del dique Las Piedras como embalse a la cota 60 o más, hasta 71 metros, que interpondrían recursos para que no se haga. Para ello hay otras soluciones, como volcar del Carrenleufú al Tecka agua residual del lago Vinter para que llegue al río Chubut y lograr mayores reservas para este proyecto, acopiarlas en un lugar existente en la zona.
No veo el gran interés por esta obra con grandes inversiones por parte de esos 1.000 interesados en invertir en Argentina en hacer producir la tierra, como ejemplo Neuquén tiene la posibilidad de hacerlo ya con reservas y canal en construcción, 1.000.000 de hectáreas, en Río Negro ni hablar en los distintos valles y meseta, con el canal Pomona-San Antonio pueden hacer muchísimas hectáreas más.
En 2005 propuse al entonces gobernador Das Neves hacer 5.000 en la meseta de Dolavon, nota recibida por el señor Matanzo y también al señor intendente de Dolavon de ese año, Martín Bortagaray, pero nunca recibí una respuesta. Algún pícaro se quedó con la nota.
De querer hacer algo como pretendía el arquitecto Morejón, 5.000 hectáreas y no 35.000 con buen criterio, pero no en el lugar que se pretendía al norte del aeropuerto, tomando el agua cercana a Gaiman. No se tomaron en cuenta la cantidad de interferencias a sortear. De allí surge mi idea de la meseta de Dolavon, consultado con autoridades del Inta me informaron en aquel entonces de 16.000 hectáreas aproximadas con suelos similares a la meseta intermedia.
Mansel Norman Jones.

Conectar
Crear cuenta