Regionales

Homenaje a Jesús Epulef en el mismo lugar donde trabajó durante años

Una placa recordatoria en el mismo lugar donde muchos años estuvo instalado como comerciante ambulante, fue colocada ayer, en memoria de Jesús «Gordo» Epulef, un vecino de esta ciudad, que todas las mañanas, con frío o calor, sobre un mesón ubicaba su mercadería, cuya venta le permitía vivir dignamente junto a su familia.

No importa quien haya colocado este recordatorio, sus familiares o amigos más cercanos, lo cierto es que ha sido un merecido homenaje para uno de los pocos comerciantes ambulantes autorizado por la Municipalidad de Trelew y quienes diariamente caminamos por ese lugar, nos sumamos a este recuerdo. Quienes tuvimos la oportunidad de ser ocasionales clientes, ya sea adquiriendo almanaques, medias o ungüentos para el dolor de huesos, siempre tenía un tema de conversación. Conocía el movimiento de la ciudad como ninguno y hasta vaticinaba la actividad económica del país y hasta evaluaba a nuestros políticos locales en la función de gobierno.
No podemos negar que al «Gordo» Jesús lo extrañamos, porque ha dejado un espacio vacío que ya era parte de nuestro folclore urbano. A tres meses de su fallecimiento, repetimos las palabras de su hija Melina que lo recordó cuando partió al descanso eterno. «Se fue el buscavidas, se fue a vender lejos, tan lejos que llegó al cielo, ahora se pasea entre los ángeles», publicó en Facebook.
«Ahora ya estás en un lugar mejor, allá no hay dolor y estarás alegre contando chistes y anécdotas, acá, en la tierra, te recordaremos así. Que tengas un lindo y placentero viaje. Gracias por Todo. Te Amo. Hasta siempre», se despidió Melina.
 

RegionalesEdición impresa