Policiales

Intervención del Municipio y la Policía en una fiesta particular por ruidos excesivos

A partir de la denuncia que radicaron varios vecinos del barrio Alberdi en la Comisaría 1ª de Trelew, personal de la Coordinación de Inspecciones Generales y agentes policiales debieron intervenir en un domicilio por las molestias que generaba el volumen excesivo de la música en una fiesta particular.

En el lugar se labró un acta de contravención al dueño del inmueble, tras mediar con los asistentes a la fiesta electrónica, en su mayoría jóvenes, depusieron de esta actitud. 
Cuando las autoridades municipales y policiales se retiraron del lugar, volvieron a proseguir con el desarrollo de la fiesta. Por ello, y ante un nuevo pedido de los vecinos, los inspectores junto a los agentes policiales retornaron al lugar y solicitaron nuevamente que desistan del accionar. En caso de que esta conducta se vuelva a reiterar, y teniendo en cuenta las limitaciones para actuar en virtud de que se trata de un domicilio particular, se podría proceder a llevar adelante una orden de allanamiento. Así lo confirmó el Coordinador de Inspecciones Generales de la Municipalidad de Trelew, Héctor López.

«A partir de una denuncia que efectuaron varios vecinos, quienes refieren que estas fiestas se hacen durante varios días de la semana. Nos dijeron que se les agotaron los recursos, hablaron con ellos y no les han dado ningún tipo de respuesta», comentó el funcionario.

Al arribar al lugar se constató «la presencia de una importante cantidad de jóvenes, muchos alcoholizados, y la música a volúmenes insostenibles para los vecinos que viven alrededor. Se labró el acta y se les exigió que terminen con la actividad, lo hicieron solo por un rato y luego en cuanto creyeron que no estábamos más volvieron a poner la música alta, nosotros acudimos nuevamente y se pudo, más allá de que ellos nos decían que lógicamente al ser un domicilio particular lo pueden hacer, lograr que desistan».

POSIBLE ALLANAMIENTO
Las autoridades intervinientes constataron que la vivienda está alquilada, por ello el acta de contravención que fue girada al Tribunal de Faltas, recaerá en el propietario del inmueble. En este aspecto el funcionario municipal dijo que «al no ser un comercio o un local de esparcimiento nocturno, nosotros no tenemos el poder de clausurar. En este caso estamos limitados, por eso lo hacemos en conjunto con la Policía, pero en caso de que continúen se pedirá una orden de allanamiento para darle fin a este problema».

 

PolicialesTrelewEdición impresa