Opinión

Ratificando y ampliando historias chubutenses

Con motivo de los 60 años de la elección del primer gobernador de Chubut como Estado provincial, escribí un artículo en el que me refería a esos hechos y a la personalidad del gobernador Jorge Galina. Ello mereció una publicación de David Patricio Romero, intachable persona, destacado político y amigo, con quien compartiéramos oportunamente duras y recordadas situaciones políticas.  

Romero fue el primer político trelewense detenido la misma noche del 24 de marzo, pocos minutos después que yo le dejara en su domicilio, luego de haber estado compartiendo en el Diario EL CHUBUT y junto a José Sáez y Atilio Viglione, las alternativas de la última noche de gobierno de Isabel Perón. Romero permaneció encarcelado por bastante tiempo.
En su nota el Dr. Romero hace una serie de valiosas consideraciones acerca de la situación que se vivía políticamente en 1958, con un peronismo proscripto en todo el país y como en ese marco había sido electo gobernador Jorge Galina, cuya figura en ningún momento Romero desmerece ni descalifica.
En este contexto y como aporte al conocimiento de la realidad que vivíamos en Chubut en 1958, es que quiero señalar que fue en ese marco de proscripción del peronismo y como resultado de las negociaciones realizadas por Rogelio Frigerio por el frondicismo, con John William Cooke, delegado de Perón quien estaba exiliado en Venezuela, en el mismo mes de febrero de 1958 y pocos días antes de las elecciones, se conoció el luego llamado pacto Perón - Frondizi.
Mediante ese acuerdo, Perón aportó su apoyo en todo el país a los candidatos de la Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI). Eran, entre otros, Arturo Frondizi a presidente y Jorge Galina a gobernador de Chubut. Fue sin ninguna duda, ese apoyo de Perón y el peronismo, el que volcó el resultado electoral y el 23 de febrero del 58 fueron consagrados Frondizi como presidente y Galina como gobernador.
Habrá sin duda muchas versiones e interpretaciones acerca de cómo se arribó a ese acuerdo o pacto y si luego las partes, fundamentalmente Frondizi cumplió o no, lo acordado. Yo me limitaré a referirme a situaciones que vivimos en Chubut.
Jorge Galina asumió el 1º de mayo de 1958 e integró a su gobierno a notorios peronistas como su primer ministro de Gobierno el Dr. Eusebio Zubasti, abogado de Comodoro Rivadavia, ex apoderado del partido peronista, quien luego fue Director por la provincia en YPF y en 1961 designado senador nacional por Chubut. El recordado Silvio Grattoni fue otro de los varios peronistas con importantes funciones en el Ejecutivo, entre ellos Rene Pizarno designado Delegado Provincial de Trabajo a petición de la CGT.
Los compromisos políticos asumidos y respetados por Galina como consecuencia de ese llamado acuerdo con el peronismo, también fueron localmente conocidos y destacables. 
Esta el caso del Dr. Adolfo Margara, notorio peronista que fue cesanteado como rector del Colegio Nacional de Trelew en septiembre de 1955, hecho este que motivó una huelga estudiantil masiva en la que participamos activamente con David Patricio Romero, Moly Galina y muchos compañeros más, sin distinción de orígenes políticos.  
Margara como peronista comprometió a Galina, para que de resultar electo Gobernador, construyera un Hospital que reemplazara la vieja Sala de Primeros Auxilios. Ese compromiso Galina lo cumplió y fue así se construyó el hasta hoy único Hospital de Trelew.
Pero el hecho que quiero destacar principalmente, es la posición que Jorge Galina asumió en 1962 en ocasión de las elecciones provinciales en las que se decidía al gobernador que lo sucedería en el cargo. 
Galina públicamente apoyó las candidaturas de Raúl Riobó gobernador, Manuel Corchuelo Blasco vice. Como el peronismo estaba proscripto, esa fórmula peronista se canalizó a través del Partido Popular del Chubut y se impuso sobre la del radicalismo del Pueblo UCRP, que integraban Diógenes Varela Díaz y Roque González. Como diputado nacional fue electo por el partido de Riobó, el dirigente peronista Florencio Alvarez Yanzi.
En ese momento quedó clara la postura de Jorge Galina. Como un reconocimiento de lo pactado en 1958 cuando el proscripto peronismo había apoyado a la UCRI, Galina en 1962 dio su apoyo a Raúl Riobó, el candidato de un peronismo que aún estaba proscripto.  Jorge Galina como gobernador, fue el único o casi el único que en el país tuvo una actitud de esa naturaleza. Ello fue así interpretado por el electo gobernador Raúl Riobó, quien no pudo asumir el cargo para el que fuera electo ante la caída del régimen constitucional en 1962.   Esa reciprocidad de la relación Galina - Riobó, tuvo una manifestación concreta en la noche del 29 de marzo de 1962, cuando el jefe del Distrito Militar 26 de Trelew, mayor Goizueta, en un disparatado y fracasado operativo, fue con un contingente de suboficiales y soldados a Rawson con la intención de poner preso a Jorge Galina.  Allí y dentro de la residencia del gobernador entre el círculo íntimo y solidario políticamente que acompañaba a Jorge Galina, se encontraba el electo Raúl Riobó. Galina no terminó su mandato el 24 de abril de 1958, fue destituido y asumió como Comisionado Federal el general Fernando Elizondo.
 

RegionalesEdición impresa