Higuaín y Dybala le dieron el pase a cuartos a la Juventus

La Vecchia Signora perdía con Tottenham y quedaba eliminado pero en una ráfaga aparecieron los argentinos para dar vuelta la serie ante el equipo de Pochettino

Los argentinos Gonzalo Higuaín y Paulo Dybala se combinaron en tres minutos para darle hoy una victoria increíble a la Juventus, que venció 2-1 al Tottenham y se garantizó su plaza en los cuartos de final de la Liga de Campeones del fútbol europeo.

El conjunto italiano se vio superado durante casi todo el desarrollo, pero la aparición de los internacionales argentinos cambió el curso de la eliminatoria, que venía favorable para los locales por el 2-2 en Italia.

A los 64 minutos, Higuaín desvió un cabezazo del alemán Sami Khedira para igualar el partido, aunque los ingleses todavía tenían ventaja en la serie.

Tres minutos después, el centrodelantero habilitó de forma magistral a Dybala, que definió con clase para colocar el 2-1 definitivo y darle una clasificación inesperada por lo que marcaba el trámite del juego.

El surcoreano Heung-Min Son, en el mejor momento del Tottenham, marcó el transitorio 1-0 que parecía resolver todo en favor del conjunto inglés.

El primer tiempo del Tottenham fue para el recuerdo. El conjunto dirigido por el argentino Mauricio Pochettino dominó el encuentro desde el primer minuto y arrinconó a la Juventus contra su área, que se defendió como pudo, sin siquiera inquietar de contragolpe.

Con los desbordes de Heung-Min Son, los aportes del danés Christian Eriksen y Dele Alli, más la capacidad ofensiva de Henry Kane, los “Spurs” dieron una clase de fútbol de ataque, pero, entre la falta de puntería de los delanteros y un par de buenas intervenciones de Gianluigi Buffon, les costó cristalizarlo en el marcador.

Sólo una definición tan defectuosa como afortunada de Son le sirvió al Tottenham para colocarse con la merecida ventaja.

Daba la sensación de que la serie estaba definida, pero la Juventus revivió en el peor momento. El empate de Higuaín, con un toque en el área menor tras un cabezazo de Khedira, paralizó a los locales, que perdieron el control del juego durante cinco minutos.

Y ese lapso resultó fatal, porque Dybala aprovechó el fantástico pase de Higuaín para colocar el 2-1 y darle el pasaje al conjunto italiano.

El Tottenham reaccionó y volvió a arrinconar a su rival contra su arco, pero no tuvo fortuna para anotar. Ni siquiera lo pudo hacer con un cabezazo de Kane, que dio en el palo, cuando Buffon estaba vencido.

De esa forma, la Juve se llevó una clasificación por la que hizo mucho menos que su adversario, aunque la clase de sus delanteros argentinos se lo posibilitó.

deportes