elchubut.com.ar
Docente continuaba con huelga de hambre en Supervisión de Escuelas
MENÚ
Cargando...

Docente continuaba con huelga de hambre en Supervisión de Escuelas

Visiblemente desmejorado y con signos de cansancio se encontraba ayer Nahuel Nissegui, docente que ante la falta de respuestas a una denuncia de persecución laboral decidió iniciar una huelga de hambre sobre el medio día del martes.

Por REDACCIÓN CHUBUT


Un equipo del Hospital Zonal de Esquel se acercó ayer a supervisión de escuelas a evaluar su salud, y pese a la negativa para ingerir alimentos, pudo constatar que se encontraba bien.
Lo que había arrancado como un reclamo administrativo se transformó ayer en una protesta de amplia repercusión mediática. Más teniendo en cuenta que el acceso al edificio del Ministerio de Educación se transformó en un campamento improvisado por los numerosos allegados a Nissegi, quienes en gran número pasaron la noche en vela junto a la custodia policial establecida para vigilar el lugar.
En diálogo con EL CHUBUT el docente  destacó que después de varios intentos se concretó “una instancia de diálogo gracias a la presión de la Secretaría de Gobierno y de la Secretaría de Trabajo, desde donde trataron de hacer entrar en razón a los funcionarios públicos que están a cargo de la Supervisión, y que tienen las facultades para cumplir con las demandas que estoy haciendo. Ya que si no lo hacen es por una cuestión puramente personal”.
No obstante, acusó Nissegui que desde supervisión “siguen burlándose de mis derechos y no quieren cumplir con las garantías que están reglamentadas en la ley. Por todas las irregularidades que han cometido contra mi persona. Ya tengo garantizada una audiencia para el viernes en la Secretaría de Trabajo, pero mientras tanto, a quienes hay que hacer entrar en razón para que cumplan con su función es a la gente de supervisión”.
“Desde Fiscalía decían que la audiencia garantizaba mis derechos, pero hasta que no se haga un dictamen quiero que se conserve mi trabajo. Estoy exigiendo para levantar la huelga que se cumpla el principio precautorio y que apuren los plazos. El dictamen lo tiene que emitir el Ministerio de Educación y hasta ahora sólo se realizó un acta con el supervisor Marcelo Rodríguez”. 
El docente advirtió que “de acá al viernes falta bastante, llevo más de 24 horas en huelga de hambre y ya me cuesta estar lúcido”. 
Por otra parte, comentó que “la persecución laboral que estoy denunciando tiene que ver con la modificación de la categoría de mis horas. Y hasta que me garanticen el principio precautorio y se impugne el llamado y haya un dictamen. Porque primero tiene que haber una sentencia a la denuncias que presenté”.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Docente continuaba con huelga de hambre en Supervisión de Escuelas

Visiblemente desmejorado y con signos de cansancio se encontraba ayer Nahuel Nissegui, docente que ante la falta de respuestas a una denuncia de persecución laboral decidió iniciar una huelga de hambre sobre el medio día del martes.


Un equipo del Hospital Zonal de Esquel se acercó ayer a supervisión de escuelas a evaluar su salud, y pese a la negativa para ingerir alimentos, pudo constatar que se encontraba bien.
Lo que había arrancado como un reclamo administrativo se transformó ayer en una protesta de amplia repercusión mediática. Más teniendo en cuenta que el acceso al edificio del Ministerio de Educación se transformó en un campamento improvisado por los numerosos allegados a Nissegi, quienes en gran número pasaron la noche en vela junto a la custodia policial establecida para vigilar el lugar.
En diálogo con EL CHUBUT el docente  destacó que después de varios intentos se concretó “una instancia de diálogo gracias a la presión de la Secretaría de Gobierno y de la Secretaría de Trabajo, desde donde trataron de hacer entrar en razón a los funcionarios públicos que están a cargo de la Supervisión, y que tienen las facultades para cumplir con las demandas que estoy haciendo. Ya que si no lo hacen es por una cuestión puramente personal”.
No obstante, acusó Nissegui que desde supervisión “siguen burlándose de mis derechos y no quieren cumplir con las garantías que están reglamentadas en la ley. Por todas las irregularidades que han cometido contra mi persona. Ya tengo garantizada una audiencia para el viernes en la Secretaría de Trabajo, pero mientras tanto, a quienes hay que hacer entrar en razón para que cumplan con su función es a la gente de supervisión”.
“Desde Fiscalía decían que la audiencia garantizaba mis derechos, pero hasta que no se haga un dictamen quiero que se conserve mi trabajo. Estoy exigiendo para levantar la huelga que se cumpla el principio precautorio y que apuren los plazos. El dictamen lo tiene que emitir el Ministerio de Educación y hasta ahora sólo se realizó un acta con el supervisor Marcelo Rodríguez”. 
El docente advirtió que “de acá al viernes falta bastante, llevo más de 24 horas en huelga de hambre y ya me cuesta estar lúcido”. 
Por otra parte, comentó que “la persecución laboral que estoy denunciando tiene que ver con la modificación de la categoría de mis horas. Y hasta que me garanticen el principio precautorio y se impugne el llamado y haya un dictamen. Porque primero tiene que haber una sentencia a la denuncias que presenté”.

Conectar
Crear cuenta