El Galicia se queda con el Finansur, el banco de Cristóbal López

Absorberá créditos y depósitos y a la mayoría de los 140 empleados de la entidad que estaba suspendida desde hace 4 meses.

El Banco Galicia absorberá al Banco Finansur, tanto sus depósitos como sus créditos y la mayoría de los 140 empleados que tenía la entidad de Cristóbal López.

El Directorio del Banco Central tomó este mediodía la resolución luego de que ayer el juez Julián Ercolini levantara la inhibición general de los bienes del banco para que sus activos y pasivos pudieran ser absorbidos por otra compañía y sus ahorristas no pierdan sus ingresos.

El proceso será financiado con un aporte de 150 millones de pesos provenientes del sistema de seguro de depósitos.

Según explicó esta tarde en un comunicado el Banco Central, “la actividad de Finansur pasará a estar a cargo del Banco de Galicia, incluyendo las operaciones de sus 8 sucursales, la atención a sus clientes y la continuidad laboral de gran parte de su personal. Como consecuencia del traspaso de las operaciones hacia otra entidad, revocó la autorización para funcionar a Banco Finansur S.A. en los términos del artículo 44 de la Ley de Entidades Financieras”.

Además, el BCRA informó que “a través del Sistema de Seguro de Garantía de los Depósitos, previsto en la ley 24.485, la reestructuración contempla un aporte de $150 millones por parte de Seguro de Depósitos S.A. (SEDESA). Los únicos depósitos no abarcados en esta solución son aquellos pertenecientes a los accionistas del Banco Finansur y a sus empresas vinculadas”.

El Finansur tiene depósitos por cerca de 400 millones de pesos y créditos a cobrar por cerca de 500 millones de pesos.

El Central eligió la propuesta del Galicia y desestimó una segunda oferta, porque el Galicia absorbía más puestos de trabajo.

Desde que fuera suspendido el 9 de noviembre de 2017, solo siguieron operativas las cuentas sueldo y los pagos a jubilados. Aunque la ANSeS había tomado la decisión de derivar dichos pagos a otras entidades.

En su momento, se tomó la decisión de suspender el banco porque sus accionistas (Cristóbal López tiene el 78% del capital y la familia Sánchez Córdoba el 22% resante) no cumplieron con una capitalización de 10 millones de pesos que le había ordenado la autoridad monetaria.

La liquidación de Finansur le puso fin a más de un año de gestiones que se hicieron para tratar de vender la entidad. Dichas gestiones estuvieron a cargo del ex titular del BCRA Martín Redrado, que acercó distintas propuestas que no pasaron los filtros del Central ni de la Justicia.

Incluso esta semana se conoció la intención de un grupo inversor de hacerse cargo de las acciones de López a cambio de 8 millones de dólares, pero dicha iniciativa ni siquiera llegó a ser considerada por el Central.

En el mercado financiero se decía que, antes de la suspensión, el Finansur estaba en una situación donde ningún accionista puede tomar decisiones.

nacionales