Impeesa está operando con trabajadores de Ser-es y hay conflicto con odontólogos

La firma Impeesa está operando en Trelew y el Valle con los trabajadores de Seres y depositó los sueldos de febrero, tal como había sido pactado con la provincia del Chubut.

Dos empleados de Ser-es decidieron jubilarse y no se incorporaron. Hay conflicto con los odontólogos, que no aceptan los términos del contrato.
Según las fuentes surgieron problemas con la frecuencia y el modo de recolección que propone Impeesa. Plantearon objeciones ante los ministros de Salud y de Ambiente. Desde la empresa, en cambio, se escudan en que la propia ordenanza garantiza que los residuos no estén más de 48 horas sin tratar.
La nueva firma Impeesa procesa los residuos patogénicos de los hospitales de la provincia y clínicas privadas de Trelew, Rawson, el Valle y una parte de Puerto Madryn que quiso sumarse. La tarifa quedó fijada en 11,70 pesos más IVA. La moderna planta del Parque Industrial de Trelew emplea un sistema mixto de horno pirolítico y Autoclave. Una vez procesados, los residuos van a parar al Girsu. 

RESIDUOS ACUMULADOS
La mayoría de los empleados de Ser-es, a los que se les respetó la antigüedad, trabaja con las camionetas en la recolección en la calle. Los empleados se fueron incorporando gradualmente, desde el 8 de febrero. La firma reconoció el mes completo a los empleados a la hora de depositar los sueldos. 
Hasta el año pasado, el Gobierno provincial se hacía cargo de los sueldos de los 17 trabajadores de Ser-es debido a la emergencia que atravesaba el sector.
Esta situación cambió cuando Impeesa comenzó a procesar los patológicos el 8 de febrero pasado. En los últimos días la provincia pagó los haberes de enero.
Por otro lado, el Gobierno provincial deberá definir qué va a pasar con un resto de residuos que quedaron depositados en la planta de Ser-es antes de que Impeesa se hiciera cargo del servicio en febrero. El problema de los residuos acumulados pasa por el riesgo ambiental y de salud que esto trae para la ciudadanía. Al parecer, ninguna de las partes intervinientes se habría puesto de acuerdo para llevárselos.

regionalesedicion-impresa