Esquel

Padres y alumnos cumplieron segundo día de protesta en la Escuela N° 735

La colorida protesta que arrancó el miércoles continuó ayer con la segunda jornada de toma del establecimiento ubicado en el barrio Malvinas.

La buena nueva fue que ayer se acercó personal de Supervisión de Escuelas de la empresa contratada por Obras Públicas para llevar adelante las mejoras en las cañerías de gas, no obstante, se mantiene la incertidumbre sobre el estado de los techos, la falta de un gimnasio y de instalaciones que garanticen la seguridad de alumnos y docentes.
“Por la tarde del miércoles padres y alumnos estuvimos un rato en la calle y luego vino la policía invitando a liberar la circulación”, relató Rubén Álvarez, uno de los papás que ayer se hizo presente en la escuela. 
“La idea no era perjudicar a nadie sino llamar la atención sobre esta situación donde nos vemos imposibilitados de que los chicos tengan clases. Pareciera que no les interesa porque tendría que haber autoridades y sin embargo no aparece nadie. Sí vino gente de la empresa que va a hacer la instalación de gas y nos dijeron que si tenía tiempo se iba a acercar Gastón Brina”. 
Álvarez comentó que ayer “la actividad fue medio atípica porque por el Día de la Mujer no se dictaron clases pero hubiese sido un buen momento para sentarnos todos con los padres y demás integrantes de la comunidad educativa para solucionar los problemas con las autoridades. Esto no es el antojo de algunos, es una situación muy grave porque el edificio no está en condiciones de recibir gente. El año pasado se terminó evacuando el colegio por cortocircuitos en un lugar donde había constantes pérdidas de gas, así que la verdad que podría haber sido mucho más grave”.
Sobre las obras prioritarias para arrancar el ciclo lectivo 2018, explicó que “ahora se tiene que terminar la obra de gas y que Camuzzi ponga los medidores que el año pasado retiró por no estar en condiciones las instalaciones. Hay que recordar que la instalación que levantaron ahora se hizo en el 2014 y aparentemente nadie se hace cargo del material que se tira y del gasto que tuvo la obra. Nos dicen que para el 19 estarían conectando los medidores”.

PROBLEMAS ESTRUCTURALES 
Después señaló el papá que “queda toda la problemática estructural del edificio, donde no hay puertas que abren para adentro. Con un laboratorio de química sin puertas de emergencia y con rejas en el contorno, y es un lugar en el que se usa mecheros de gas. Está la parte estructural de los  techos, con informes firmados por ingenieros del Ministerio que dicen que los techos no soportan más de 5 centímetros de nieve de carga porque las estructuras y las cableadas son muy viejas”.
También agregó “el problema de las clases de educación física, donde los chicos el año pasado no pudieron cumplir con las clases por falta de espacio físico. Y de hecho la mitad de las clases fueron teóricas. Actualmente le están cambiando el piso al gimnasio y los chicos no van a arrancar sin clases de gimnasia por falta de un lugar”. 

ALUMNOS DE SEGUNDA
“Como padres nos sentimos que hay alumnos de primera y alumnos de segunda. El año pasado mi hija no pudo cumplimentar ni el 60% las clases de educación física. Y también el año pasado a partir de octubre, luego de la evacuación una parte de la escuela quedó cerrada.  Así que los chicos se tenían que turnar y una semana tenían clases y en la otra no. Todo esto cuando hay docentes predispuestos y el personal de la Escuela está dispuesto, hacen piruetas con este edificio para que los chicos no estén perdiendo días de clases”.
 

EsquelEdición impresa