Carta del Lector

INJUSTICIA

Yo quisiera expresar mi dolor y volver el tiempo atrás, y no haber vivido esta pesadilla.En el año 1985 investigan a mi marido en la denominada «Causa Amaya», y al poco tiempo fue absuelto, dado que no había ningún motivo para imputarlo. Años después, el gobierno de Néstor Kirchner comienza una persecución política en todas las causas a militares y efectivos de las Fuerzas de Seguridad.


En una incorrecta interpretación del Protocolo de Roma, se reabren las causas hacia los mismos, abriéndose también la «Causa Amaya» y acusando a mi marido, el Prefecto Osvaldo Jorge Fano del Servicio Penitenciario Federal. Es así que la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia lo vuelve a investigar.
Nosotros nos habíamos radicado en Pinamar, Provincia de Bs.As., bajo la condición de dar aviso a la Policía Federal en el caso que mi marido se ausentase de su área de residencia declarada, manifestando el motivo y lugar donde se dirigiría. Todo estaba en cumplimiento hasta que un día salimos a hacer unas compras por el centro, y como el clima estaba lluvioso y por motivos de seguridad cerramos siempre las persianas. Da la «casualidad» que pasa la Policía Federal y al encontrar todo cerrado lo declara en rebeldía. Sin habernos enterado nunca de lo ocurrido, ya que no se volvieron a presentar dos veces más como se establece por ley, a los días mi marido sale para sus clases semanales de italiano y de repente se ve rodeado de patrulleros, se lo llevan esposado, le sacan la camioneta y permanece dos días sentado en una silla de la dependencia de la Policía Federal, siendo una persona de 79 años, con marcapasos y problemas cardíacos. A raíz de toda esta injusta situación su salud empeora notablemente, al tercer día reciben la orden de la jueza Nora Mara Cabrera de Monella y sus vocales, Enrique Juárez Yroler y Pedro José Diego, de la Cámara de Comodoro Rivadavia, ordenando su traslado a la Penitenciaría Nº 6, de Rawson, Chubut. El director de la Unidad en ese momento Jorge Mesa, sugiere su traslado a Marcos Paz, y para no comprometerse políticamente y priorizando su cargo, pasando sádicamente por alto su estado de salud y la orden judicial. Luego de ser nuevamente enjuiciado, cumple su condena en prisión domiciliaria, y con su salud en continuo deterioro, fallece en su casa el 13 de mayo de 2016.
El Código Penal dice que nadie puede ser juzgado más de una vez por la misma causa, y sin embargo lo condenan por una causa armada, a 23 años de prisión, como criminal de guerra. Por otro lado, los terroristas que pusieron bombas, asesinaron a civiles y militares inocentes, secuestraron, etc. se encuentran no sólo gozando de su libertad sino también fueron indemnizados. Algunos tienen importantes cargo en la Justicia como Ricardo Lorenzeti, nombre de guerra «El Mono», Verbisky con nombre de guerra «El Perro» conocido como un doble agente, Nilda Garré con nombre de guerra «Teresa» actual diputada de la Nación y también acusada de poseer junto a Kirchner una cuenta de más de 62 millones de dólares, Parrilli, ex jefe de Inteligencia y mano derecha de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, con esta última se encuentran procesados en la causa de Irán, Carlos Kunkel con nombre de guerra «Paco o Comandante», diputado nacional ultra kirchnerista declara estar arrepentido de la violencia de las organizaciones juveniles ligadas al peronismo y dice que «se equivocaron y cometieron excesos» como militantes.
Así quedó nuestra querida Argentina, pisoteada por los que estuvieron y están enfermos de poder y que de esta manera saciaron su sed de venganza. Hoy 13 de mayo de 2018 se cumplen 2 años de la partida del doctor Osvaldo Jorge Fano. Por su memoria y honor no nos callaremos y seguiremos denunciando la injusticia.

Ana Elisa James de Fano
DNI 3.860.140

Walter Gustavo Fano
DNI 16.945.640

Cecilia Alejandra Fano
DNI 21.786.985.

Carta del LectorEdición impresa