elchubut.com.ar
Desde EL CHUBUT repudiamos la cobarde amenaza del titular de la Apel a un periodista de este medio
MENÚ
Cargando...

Desde EL CHUBUT repudiamos la cobarde amenaza del titular de la Apel a un periodista de este medio

En una actitud cobarde y sumamente repudiable, el secretario general del gremio de los Legislativos, Angel Sierra, amenazó ayer en reiteradas oportunidades a un trabajador de este diario.

Por REDACCIÓN CHUBUT

No sólo lo hizo impunemente, sino que atacó al periodista Nicolás Gil en la misma Legislatura, en una de las oportunidades delante de varios testigos, incluido el diputado provincial Blas Meza Evans, quien atinó a llevarse del lugar al dirigente sindical que no detenía sus amenazas. 
Desde el EL CHUBUT no sólo repudiamos la actitud de Sierra para con un periodista de este medio que no hacía más que cumplir su labor habitual, sino que esperamos la reacción de las autoridades legislativas ante la imposibilidad de poder desarrollar la tarea periodística en total libertad, sin condicionamientos y mucho menos bajo amenazas, se trate de quien se trate. Nicolás Gil es ampliamente conocido por funcionarios, diputados, representantes sindicales y demás, por cumplir respetuosamente con su tarea, buscando siempre las distintas opiniones y haciendo honor a la labor de informar a la comunidad desde este diario. Sorprende entonces que, siendo Angel Sierra un representante de los trabajadores a través de un sindicato, no llegue a comprender que también los periodistas cumplimos con nuestra labor.

Por lo tanto, es de esperar que tome conciencia de haber cometido una actitud patoteril, reñida con los valores democráticos y el respeto a quien también se encuentra cumpliendo honradamente con su trabajo. 
Pero además, las propias autoridades legislativas deberán saber que en el mismo lugar donde se debaten leyes, reciben a trabajadores que exigen acciones para atender sus reclamos y se escuchan las diferentes voces; pero hay gente que prefiere la violencia, las acciones intimidatorias, las amenazas, como lo hizo ayer el señor Angel Sierra. Más allá de que sea el secretario general de Apel quien realizó las cobardes amenazas a nuestro periodista, es ante todo un empleado de la Legislatura, por lo que se espera una inmediata respuesta y conocer las medidas que adoptará el Poder Legislativo con Sierra, ya que está claro que no puede seguir intimidando a nadie por los pasillos o donde sea. No se pueden minimizar y mucho menos dejar pasar cuestiones semejantes, como tampoco esperar que de amenazas se pase a cuestiones peores aún para actuar en consecuencia por parte de las autoridades. 
La intolerancia parece una epidemia que también afectó al sindicalista de los legislativos. Pero tiene cura. Claro que hacerse los desentendidos no es el remedio a ese tipo de actitudes y los diputados, las máximas autoridades de la Legislatura y los propios trabajadores, deberían saberlo. 
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Desde EL CHUBUT repudiamos la cobarde amenaza del titular de la Apel a un periodista de este medio

En una actitud cobarde y sumamente repudiable, el secretario general del gremio de los Legislativos, Angel Sierra, amenazó ayer en reiteradas oportunidades a un trabajador de este diario.

No sólo lo hizo impunemente, sino que atacó al periodista Nicolás Gil en la misma Legislatura, en una de las oportunidades delante de varios testigos, incluido el diputado provincial Blas Meza Evans, quien atinó a llevarse del lugar al dirigente sindical que no detenía sus amenazas. 
Desde el EL CHUBUT no sólo repudiamos la actitud de Sierra para con un periodista de este medio que no hacía más que cumplir su labor habitual, sino que esperamos la reacción de las autoridades legislativas ante la imposibilidad de poder desarrollar la tarea periodística en total libertad, sin condicionamientos y mucho menos bajo amenazas, se trate de quien se trate. Nicolás Gil es ampliamente conocido por funcionarios, diputados, representantes sindicales y demás, por cumplir respetuosamente con su tarea, buscando siempre las distintas opiniones y haciendo honor a la labor de informar a la comunidad desde este diario. Sorprende entonces que, siendo Angel Sierra un representante de los trabajadores a través de un sindicato, no llegue a comprender que también los periodistas cumplimos con nuestra labor.

Por lo tanto, es de esperar que tome conciencia de haber cometido una actitud patoteril, reñida con los valores democráticos y el respeto a quien también se encuentra cumpliendo honradamente con su trabajo. 
Pero además, las propias autoridades legislativas deberán saber que en el mismo lugar donde se debaten leyes, reciben a trabajadores que exigen acciones para atender sus reclamos y se escuchan las diferentes voces; pero hay gente que prefiere la violencia, las acciones intimidatorias, las amenazas, como lo hizo ayer el señor Angel Sierra. Más allá de que sea el secretario general de Apel quien realizó las cobardes amenazas a nuestro periodista, es ante todo un empleado de la Legislatura, por lo que se espera una inmediata respuesta y conocer las medidas que adoptará el Poder Legislativo con Sierra, ya que está claro que no puede seguir intimidando a nadie por los pasillos o donde sea. No se pueden minimizar y mucho menos dejar pasar cuestiones semejantes, como tampoco esperar que de amenazas se pase a cuestiones peores aún para actuar en consecuencia por parte de las autoridades. 
La intolerancia parece una epidemia que también afectó al sindicalista de los legislativos. Pero tiene cura. Claro que hacerse los desentendidos no es el remedio a ese tipo de actitudes y los diputados, las máximas autoridades de la Legislatura y los propios trabajadores, deberían saberlo. 
 

Conectar
Crear cuenta