Regionales

Jones Huala levantó huelga de hambre y podrá festejar el año nuevo mapuche con otras 15 personas en la cárcel

Facundo Jones Huala, detenido en Esquel con pedido de extradición a Chile, levantó ayer la huelga de hambre que mantenía desde hace 23 días. Llegó a un acuerdo con las autoridades penitenciarias para celebrar mañana lunes el año nuevo mapuche en la cárcel.

El líder del RAM pretendía que se permita el ingreso de 28 personas a la cárcel durante la noche. Su abogada, Sonia Ivanoff, aceptó reducir el número de invitados a 15. 
«Le hemos torcido el brazo con la lucha a una parte del poder», aseguró Huala en un audio difundido ayer, en el que anunció que suspendía la huelga de hambre. 
El líder del RAM quería que 28 personas participen con él en la cárcel y durante la noche de la celebración del año nuevo mapuche, pero desde el Servicio Penitenciario Federal argumentaban que iba contra los protocolos de seguridad. Sin embargo, aceptaron que sean 15 las personas que accedan al festejo del «We Tripantü» con Jones Huala, dentro de la misma cárcel. 
En un principio, Jones Huela había iniciado la huelga de hambre en rechazo al pedido de detención de su hermano Fausto y de Lautaro González, a lo que se sumó luego el reclamo para realizar el lunes dentro de la cárcel la ceremonia comunitaria.
El dirigente separatista está detenido en la cárcel federal de Esquel a la espera de que la Corte Suprema de Justicia se pronuncie sobre una apelación a su extradición a Chile, que el juez federal Gustavo Villanueva decidió el 5 de marzo pasado.

RegionalesEdición impresa