“Ya perdimos el miedo”

Carta abierta a todos los hombres y mujeres honestos de la Provincia de Chubut

Nuestros jóvenes que se solidarizan en las escuelas con el reclamo de sus docentes y maestros, demuestran mayor conciencia que nuestros gobernantes y dirigentes, cuyo liderazgo se ha ido vaciando poco a poco a lo largo de las sucesivas (malas) administraciones, hasta quedar reducido a una fantasía hueca sobre una provincia en ruinas.
No podemos permanecer por más tiempo como rehenes de estos dirigentes que ya no dirigen a nadie, y que han convertido a los grandes partidos políticos en estructuras útiles para negocios personales. Demostrando mucho coraje y valentía, el Poder Judicial se ha despertado de la mano de jueces y fiscales honestos, que demostrando mucho celo y apego a su función se han puesto a la altura de las circunstancias.
Pero para superar esta enorme crisis de representatividad es necesario dar también una respuesta desde la política. Y esa respuesta necesariamente tiene que ser nueva, basada en una construcción horizontal del poder. Creando en cada rincón, cada paraje, cada pueblo y cada ciudad de la Provincia, lazos solidarios entre nosotros, que nos permitan volver a reconocernos.
Al calor de ese proceso, de abajo hacia arriba, debe nacer una joven y nueva dirigencia, capaz de recuperar la esencia de los partidos y movimientos políticos tradicionales, volviendo a las bases doctrinarias que les dieron origen, y recuperándolos para que vuelvan a defender los intereses del pueblo.
Porque si bien hoy parece lejano mencionarlo, esos partidos no nacieron como corporaciones de negocios, sino como movimientos populares de centro nacional, y para defender los intereses de las capas medias y bajas frente a una minoría que aún hoy se cree dueña exclusiva del país de todos.
La pregunta es si seremos capaces de refundar nuestra Provincia, o si deberemos resignarnos a caminar entre sus ruinas.  

Alejandro Joaquín.
 

carta-del-lector