elchubut.com.ar
Qué nos dejaron las paritarias
MENÚ
Cargando...

Qué nos dejaron las paritarias

Sr. Director
La ciudad de Rawson se convirtió en la caja de resonancia de todos los conflictos sociales y reclamos públicos y privados, sin importar las consecuencias que tiene que soportar la ciudadanía en su conjunto.

Por REDACCIÓN CHUBUT

Calles cortadas, acampes, quema de basura, maderas, cubiertas, tomas de espacios públicos y dependencias de muchas instituciones. Cada quema produce contaminación ambiental, daño de propiedades, públicas y privadas, destrucción de calles sin ningún responsable de los daños. En mi calidad de médico, el daño a la salud de la población no se puede medir porque ninguna institución de salud se ocupa de ello, como así tampoco las instituciones que se deberían ocupar del Medio Ambiente.
Más grave aún es la pasividad de la intendencia; legisladores municipales y provinciales no han expresado su repudio a la contaminación ambiental, actuando en consecuencia. Los reclamos son válidos hasta el límite de perjudicar la salud de la población, pero la pasividad de los funcionarios es muy preocupante, porque están incumpliendo con su función, priorizando el reclamo a la salud de la comunidad.
Desearía que reflexionen y actúen en consecuencia, porque las formas de protesta deben tener un límite de tolerancia cuando se pone en peligro la salud de la población. Los responsables de la contaminación ambiental no se hacen cargo de nada; son las autoridades responsables del medio ambiente quienes deben actuar según la legislación vigente, en reclamar y/o procesar a quienes  incumplen en perjuicio de la comunidad.

Dr. Rene Augusto Gabe
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Qué nos dejaron las paritarias

Sr. Director
La ciudad de Rawson se convirtió en la caja de resonancia de todos los conflictos sociales y reclamos públicos y privados, sin importar las consecuencias que tiene que soportar la ciudadanía en su conjunto.

Calles cortadas, acampes, quema de basura, maderas, cubiertas, tomas de espacios públicos y dependencias de muchas instituciones. Cada quema produce contaminación ambiental, daño de propiedades, públicas y privadas, destrucción de calles sin ningún responsable de los daños. En mi calidad de médico, el daño a la salud de la población no se puede medir porque ninguna institución de salud se ocupa de ello, como así tampoco las instituciones que se deberían ocupar del Medio Ambiente.
Más grave aún es la pasividad de la intendencia; legisladores municipales y provinciales no han expresado su repudio a la contaminación ambiental, actuando en consecuencia. Los reclamos son válidos hasta el límite de perjudicar la salud de la población, pero la pasividad de los funcionarios es muy preocupante, porque están incumpliendo con su función, priorizando el reclamo a la salud de la comunidad.
Desearía que reflexionen y actúen en consecuencia, porque las formas de protesta deben tener un límite de tolerancia cuando se pone en peligro la salud de la población. Los responsables de la contaminación ambiental no se hacen cargo de nada; son las autoridades responsables del medio ambiente quienes deben actuar según la legislación vigente, en reclamar y/o procesar a quienes  incumplen en perjuicio de la comunidad.

Dr. Rene Augusto Gabe
 

Conectar
Crear cuenta