elchubut.com.ar
Unidos, o atomizados
MENÚ
Cargando...

Unidos, o atomizados

El PJ chubutense enfrenta el desafío de unirse, o diluirse en una miríada de candidatos para el año que viene. Los grupos en pugna, el efecto «Cuadernos», la irrupción de Arcioni, y qué pasará con Chusoto.

Mariano Arcioni
Por REDACCIÓN CHUBUT

Habria que ser un cartografo...
...digital experto en mapas de tres y cuatro dimensiones, para entender el complejo mundo del peronismo de Chubut, que por estos días pugna por «ordenarse» entre distintos grupos que se encaminan, casi con seguridad, a unas primarias 2019 que terminen definiendo las candidaturas.
La oferta del peronismo es generosa, pero atomizada. Y hubo novedades de último momento que generaron inquietud, llamados, e interrogantes. El ex intendente de Comodoro y representante de Chubut en la YPF estatal, Néstor Di Pierro, lo lanzó al ruedo a Mariano Arcioni, como propuesta de un frente electoral encabezado por el peronismo, pero con el actual Gobernador a la cabeza y por la reelección. Un mandatario que llegó meses atrás, como vice del gobernador más poderoso que haya tenido Chubut, Mario Das Neves. 
Los vapuleos carcelarios que sufren los funcionarios de máxima confianza de Das Neves en los últimos tiempos, parecen no afectar la memoria colectiva sobre el fallecido jefe político primero del peronismo, y luego de Chusoto, y tampoco sobre el gobierno actual. ¿Puede entonces Arcioni, el «heredero» de Das Neves, volver al peronismo original?
La afirmación podría parecer pretenciosa. Pero es de orden práctico. Di Pierro viene hablando de un peronismo unido y de un gobernador peronista que contenga a todos, desde las épocas de «Mario vivo...» confirmó una de las habituales fuentes de esta columna. 

Sin embargo, no habra un camino de rosas para...
...Arcioni. No es su culpa. El problema es el mosaico interminable del peronismo y sus distintos grupos en pugna. Será muy difícil hallar una candidatura que pueda englobarlos a todos, porque tampoco está claro que las diversas tribus del PJ puedan escapar a la tentación de «medirse» y jugar «la personal». 
Es comprensible. ¿Por qué iba a ser Linares, por ejemplo, la «síntesis» que contenga a Mac Karthy, Sastre, Maderna, los sindicatos, Eliceche, el peronismo de la cordillera? El intendente de Comodoro viene del encuentro de Unidad Ciudadana en Ensenada. Hasta allí fueron junto a Norberto Yauhar, el diputado nacional Santiago Igón (que quiere ser intendente de Esquel) entre muchos otros. Si Linares se amarra definitivamente a Cristina, deberá cargar con las consecuencias políticas de «los cuadernos de la corrupción K». Los empresarios arrepentidos están «cantando» mejor que Pimpinela y Cristina no saldría indemne. Es cierto que -en la Patagonia- la mirada sobre Néstor y Cristina es más benévola que en otras partes del país. Por origen, por relaciones, y porque han logrado instalar que gobernaron para los patagónicos. Y que el contraste con el gobierno de Macri que intenta «ajustar» a una región sufrida como la nuestra, es fuerte. Pero en nuestra provincia, hay además una amplia clase media -y trabajadores, también- asqueados con el festival de bolsos con dólares, coimas y sobornos, y el enriquecimiento de los ex funcionarios. Sobre todo, porque ya tuvimos de «anticipo» nuestra propia corrupción local. «La única manera de que Linares encabece un proyecto peronista es que no traiga a Unidad Ciudadana y a Cristina a Chubut», comentó un peronista del Valle, que no quiere saber nada con las prácticas «empresarias» del kirchnerismo.

Claro que hay 
mas opciones...
...que Linares. La propuesta de Di Pierro sobre Arcioni es una movida inteligente, en el marco del «peronismo federal» no cristinista. Es decir, un espacio en el que los candidatos podrían ser los gobernadores de San Juan Sergio Uñac o de Salta, Juan Manuel Urtubey; el senador Miguel Angel Pichetto, o incluso el dirigente del Frente Renovador Sergio Massa. Justamente, Arcioni y el tigrense cultivan una relación de amistad desde hace muchísimos años.
En un frente peronista, Arcioni contaría con una boleta nacional «fuerte», y no se vería en la obligación de desdoblar las elecciones, como le ocurrió a Das Neves en 2011. Aquella vez, el gobernador desdobló las elecciones para no ser arrastrado por la ola de Cristina, y logró colocar a Martín Buzzi como gobernador, en unas elecciones apretadísimas.
Hoy por hoy, y con un frente peronista a la vista, Arcioni no desdoblará las elecciones de gobernador, por lo que los chubutenses votaríamos finalmente en agosto y octubre del año que viene.
Conscientes de los espacios que van apareciendo, la gente de Arcioni va tejiendo alianzas en distintas ciudades. «Conversamos con todos...», dicen en el Gobierno, y comparten datos de conversaciones con dirigentes, militantes, comerciantes y empresarios de Puerto Madryn, por caso, que no están enrolados con Ricardo Sastre, pero tampoco con Carlos Eliceche.
La paleta peronista es amplia. En las últimas semanas y con diverso grado de repercusión, se lanzaron a la arena Ricardo Sastre y Gustavo Mac Karthy. Habría que achacar a la falta de «clima electoral» y a que los escenarios no están construidos, que las candidaturas no hayan reemplazado a las causas «Revelación», «Revelación 2» y «Cuadernos K» de las conversaciones. En el radar de los ciudadanos, y éste es un dato medido en encuestas, aparecen en primer término la preocupación por mantener el trabajo, los que lo tienen, por la inflación y los precios, la pérdida de poder adquisitivo, y los escandalosos casos de corrupción.

En el mundo 
peronista hay...
...más «oferta» y «parejitas» que se han ido armando. Carlos Linares se apoya en la operación política de Norberto Yauhar y en la muñeca experta del ex ministro de Das Neves y Cristina. Adrián Maderna y Gustavo Mac Karthy corren en el mismo andarivel. Maderna aparece preocupado por competir otra vez por la intendencia de Trelew, y está ocupado a tiempo completo en medidas que mitiguen la crisis social. Desde acuerdos de precios, hasta atender con bolsones de comida a los más necesitados. Y Mac Karthy ya ha empezado su recorrida provincial. A «caminar», como se dice en política. Los del Frente Peronista dicen que les ha ido muy bien en la Cordillera en estos últimos días.
Hay que anotar a Nancy González y el sindicalista de Luz y Fuerza Héctor González, a Sastre, por supuesto, y a Carlos Eliceche. Sastre aspira a ser «prenda de unidad», pero orbita en una relación de a tres con Linares y Maderna. Ese trío político dividirá sus caminos más temprano que tarde. Eliceche desempolvó la agenda 2011-2015 y ha empezado a recorrer, e incluso tiene reuniones por todos lados. Hizo la cordillera, el fin de semana estuvo en Comodoro, y antes, en Rawson con Rossana Artero. El «Ganso» está decidido a «jugar» si no hay una «síntesis» de todo el peronismo, que sólo ve posible a través de Carlos Linares, siempre que no haya fanatismos cristinistas.
«Lo que tenemos que acordar es una fecha final de conversaciones y un mecanismo de selección. O vamos todos a las PASO y nos matamos ahí... el problema es que si las primarias son muy violentas, después es difícil trabajar la general... si vamos a unas PASO con muchos nombres, lo más probable es que después perdamos las elecciones con Cambiemos», reflexionó otro dirigente.

¿Donde queda Chusoto 
en todo este...
...esquema? El partido de Das Neves no termina aún de acomodarse luego de los escándalos de corrupción. Su nuevo presidente Máximo Pérez Catán acaba de decir que Arcioni «es el único candidato que tenemos», pero sabe que antes deben resolver una cantidad importante de problemas. Chusoto tiene unos 5.000 afiliados. Y deben averiguar cuántos quedan, cuántos son, y cuántos están dispuestos a seguir al partido de Das Neves, pero ya sin el líder fallecido el año pasado. Hay muchos que están avergonzados, ofendidos, desilusionados. La «desafiliación» de Ricardo Sastre en Madryn y su regreso al peronismo les dejó sin el intendente más importante. Además, no cuentan -creen las nuevas autoridades- con un candidato natural en Trelew para competir contra Adrián Maderna. ¿Se animará Pablo Das Neves? Tiempo atrás, el actual vicepresidente del Banco pensaba seriamente en competir por la intendencia de su ciudad.
Sin referencias de peso tampoco en Comodoro, en la nueva cúpula se entusiasman con el concejal de Esquel Christian Pasquini, a quien ven con chances el año que viene. 
No es mucho para el partido que tiene al gobernador, aunque ahora el peronismo de Di Pierro se lo quiera «soplar». De aquí a diciembre, Chusoto debe averiguar si está como para liderar un proyecto, o como para acompañar a alguna otra propuesta.

El ex gobernador 
Martin Buzzi...
...parece transitar el camino del regreso. Ya expresó su intención de postularse -nuevamente- a la intendencia comodorense que ya ocupó entre 2007 y 2011, y con ese propósito se ha encargado de concretar reuniones de cara a 2019. Buzzi anduvo por Trelew y Puerto Madryn y en numerosas reuniones concretadas en su ciudad, donde ha transmitido su interés en retomar la política desde un cargo electivo.
El ex gobernador se metió de lleno en esta fase de su carrera, pese al avance de algunas causas judiciales que lo involucran y que podrían complicarlo. Comodorenses muy puntillosos recuerdan que fue condenado a pagar más de tres millones de pesos, en un juicio de responsabilidad patrimonial. Fue por «reparación del daño» producido al erario público durante su administración, en un fallo impulsado desde el Tribunal de Cuentas Municipal.
Aquel fallo fue por la demanda de un vecino, por un terreno en el barrio Industrial. El caso tuvo todo tipo de dilaciones, y además hay un juicio penal en marcha.
Además, está el Caso Alpesca. Allí Buzzi, ex ministros, Omar «Cura» Segundo y un gerente de la pesquera, están procesados por administración fraudulenta. La causa, fue el préstamo de diez millones de pesos a la empresa, en 2013. Aunque hay que decir que Buzzi explicó en audiencia, y aportó documentación, respecto a que aquel dinero fue finalmente al bolsillo de los trabajadores.
Pero ahora el ex gobernador deberá vincular -necesariamente- sus tiempos políticos con las causas judiciales, y soportar los embates de un oficialismo que no le recuerda con el mayor de los cariños. «No soy Buzzi...», avisó una vez Mariano Arcioni.

La foto de la semana

Tarde o temprano iba a pasar. Hay un «modelo» judicial que entiende el concepto de «asociación ilícita» como una calificación extrema, que incluso es muy cuestionada en ámbitos judiciales y académicos para casos de corrupción. Pasado cierto tiempo, nos acostumbraremos que en las causas «Embrujo», «Revelación» y su secuela «Revelación 2» van a terminar pagando los perejiles. Varios de los empresarios salieron con «probation», comprometiendo obras que de ninguna manera equiparan los sobornos que pagaron a funcionarios del último gobierno de Das Neves. Algo parecido pasaría con la causa «cuadernos» a medida que los empresarios se vayan «arrepintiendo» del festival de bolsos con dinero. En la semana que pasó, hubo una audiencia en las que Patricio Musante, Esteban Torraca y Juan Ignacio Salaberry recuperaron su libertad. Y el manejo de sus cuentas bancarias. Faltó decir que fueron víctimas del sistema. La audiencia, por supuesto, es la imagen de la semana.

La dieta batracia del radicalismo chubutense

Los radicales no tienen remedio, si no cargan con errores propios, se hacen cargo de los ajenos y llevan el lastre hasta con culpa. Y en el peronismo lo saben por experiencia y de sobra, a tal punto que por estos tiempos en Chubut ya recuperaron un terreno que parecía perdido hace apenas unos meses. Lo que es aún peor para los correligionarios, es que ni siquiera sus socios del PRO han logrado asumir con más culpa que ellos mismos las últimas medidas del gobierno de Mauricio Macri que golpea en la mesa misma de las familias patagónicas.
Qué facilidad que tiene el radicalismo para auto flagelarse. Y argumentos, encuentra con facilidad. No hubo ni la más mínima consulta desde la Casa Rosada a los miembros de Cambiemos de Chubut, Río Negro, Neuquén, Santa Cruz o Tierra del Fuego, cuando planilla Excel en mano resolvieron volar por los aires un derecho adquirido de los patagónicos como la zona desfavorable en el cobro de las asignaciones familiares. También dejaron en offside a sus dirigentes de la región cuando eliminaron los reembolsos por puertos patagónicos y prometieron revisar todo; pasaron casi dos años y nada se arregló. El mentado Plan Patagonia está tan alejado de cualquier injerencia de los radicales de estas provincias, que ya ni siquiera lo contemplan porque además a esta altura ya ni siquiera resulta creíble. ¿Y el PRO? Abocado a lo suyo, no tiene figuras como potencial competidor por la gobernación y la carga de culpas es 100% radical. Más aún cuando tienen que salir a dar explicaciones por algo que no decidieron, que no les consultaron y que ni siquiera comparten, como le pasó a Gustavo Menna con el caso del recorte en asignaciones familiares.
Después de todos los últimos enredos, fue necesario que los radicales (o al menos algunos de ellos) salieran a ratificar la continuidad de la alianza Cambiemos en Chubut, cual si fue un pecado la posibilidad de discernir e incluso de mostrar desacuerdos profundos con medidas que afectan a los propios chubutenses. ¿Hubo un verdadero análisis en el seno de la UCR sobre la conveniencia de pertenecer a un frente político que no los respeta y lo que es peor, no respeta a los pobladores de la provincia y la región? ¿Por qué sostener lo incómodo, lo incompatible? ¿Cuánta es la carga Macri y su gestión sobre las espaldas radicales provinciales? ¿Se evaluó el peso propio de la UCR sin ser Cambiemos en Chubut? Es probable que aquellos dirigentes que pelearon tanto por la unidad no quieran tirar por la borda el esfuerzo de estos dos últimos dos años. ¿Pero están decididos a seguir explicando decisiones de otros? ¿O ya se acostumbraron a la dieta batracia? Deberían mirar más a sus amigos peronistas que, más allá de su variopinto mundo interno, ni se ven rozados por los escándalos judiciales del kirchnerismo, y en todo caso apelan a una especial memoria selectiva que saben transmitir en sus discursos. En todo caso, unos y otros suelen actuar bajo la órbita de las decisiones nacionales. ¿Quién vela por los intereses de los chubutenses?

Rosendo, la memoria de la política

Debe haber pocos ciudadanos chubutenses que hayan vivido -completo- el devenir institucional desde que dejamos de ser gobernación militar, para transformarnos en provincia. Rosendo Rodríguez Labat, nuestro amigo y colaborador, y una de las firmas del Diario, era uno de ellos.
Su análisis fino, ácido, de la realidad, solía generar abundantes enojos en gobernadores y funcionarios, que a Rosendo le divertían.
Todo Diario debe tener un «viejo». Un abuelo. Un referente y custodio de la historia, de las anécdotas, de los caminos elegidos por el medio y por la clase política ante cada circunstancia difícil.


Hombre de consulta y de referencia, del periodismo y de la política, el cuerpo de Rosendo dijo «basta» a los 91 años, cuando más quería vivir para contar cosas.
En lo que a nosotros respecta, su memoria estará viva siempre en las páginas del Diario, y en cada anécdota de la política de esas que construyen Estado. De semejante patrimonio, Rosendo era el custodio. Posiblemente el último. Lo despedimos con respeto por su tarea, y con un enorme cariño.

... Se dice que

...una reunión de los radicales en Comodoro provocó sonrisas de satisfacción entre los correligionarios.

...apuntaron a «bancar» a Gustavo Menna, después de todo el sainete del decreto 702 y las asignaciones familiares, y que la posición del diputado -después del papelón que le hicieron pasar los funcionarios del PRO desmintiendo el ajuste- en contra de aquel decreto fuese «partidaria».

...se habló de minería también en ese encuentro. ¿Será porque no estuvo Cimadevilla? En todo caso, lo que acordaron allí fue que una vez el gobierno provincial dé la voz de inicio, la UCR se pondrá a estudiar el problema «pero sin hacer oposición cerrada».

...lo bueno de la reunión es que estuvieron representados todos los sectores, o casi.

...hablando de minería, el gobernador Arcioni les habría dicho en una reunión reservada a los integrantes de la FECh, que avanzará con la minería.

...hay entusiasmo moderado en la Municipalidad de Trelew. Tienen a la vista licitación del balneario y de la plaza Alfredo García. Además, abrieron en la semana que pasó más «casas peronistas».

...el movimiento comercial es tan flojo, que la apertura de un nuevo local genera optimismo político. En este caso, se trata de Havanna, en una de las esquinas importantes de Trelew. «Son diez puestos de trabajo, pero es algo» dijeron en la Municipalidad.

Un paso adelante por la deuda de (y con) la Cooperativa

El presidente de la Cooperativa de Trelew, Fabián Lozano, pasó tiempo reclamando acciones y decisión política, lo que parece tuvo sus frutos. La intervención y compromisos asumidos por el intendente Adrián Maderna y los Concejales de la ciudad de Trelew, en la negociación que la Cooperativa Eléctrica viene llevando adelante con la mayorista Cammesa por deudas de provisión de energía de larga data; parece haber contribuido.
Las autoridades de Cammesa reconocieron en la gestión de la Cooperativa «esfuerzo y seriedad». Pero saben que la única manera de garantizar resultados positivos, es con el aporte del principal responsable de los servicios públicos: la Municipalidad de Trelew. El viernes último cuadros técnicos de la empresa entregaron al Omresp la información de costos necesaria, para elaborar un nuevo esquema tarifario.
Las reuniones entre las máximas autoridades municipales y el presidente de la Cooperativa con el directorio de Cammesa lograron suspender acciones judiciales por el término de 60 días, con el compromiso de la Municipalidad de asegurar el pago total de la provisión mensual de energía mayorista, que hoy se cancela parcialmente, para luego refinanciar la deuda «en términos coherentes con la posibilidad de pago». 
Hay gran expectativa tanto en las autoridades de la Cooperativa y municipales, porque el caso de Trelew sería tomado por el gobierno nacional como «modelo» para el resto de las Cooperativas morosas de la Provincia.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Unidos, o atomizados

El PJ chubutense enfrenta el desafío de unirse, o diluirse en una miríada de candidatos para el año que viene. Los grupos en pugna, el efecto «Cuadernos», la irrupción de Arcioni, y qué pasará con Chusoto.

Habria que ser un cartografo...
...digital experto en mapas de tres y cuatro dimensiones, para entender el complejo mundo del peronismo de Chubut, que por estos días pugna por «ordenarse» entre distintos grupos que se encaminan, casi con seguridad, a unas primarias 2019 que terminen definiendo las candidaturas.
La oferta del peronismo es generosa, pero atomizada. Y hubo novedades de último momento que generaron inquietud, llamados, e interrogantes. El ex intendente de Comodoro y representante de Chubut en la YPF estatal, Néstor Di Pierro, lo lanzó al ruedo a Mariano Arcioni, como propuesta de un frente electoral encabezado por el peronismo, pero con el actual Gobernador a la cabeza y por la reelección. Un mandatario que llegó meses atrás, como vice del gobernador más poderoso que haya tenido Chubut, Mario Das Neves. 
Los vapuleos carcelarios que sufren los funcionarios de máxima confianza de Das Neves en los últimos tiempos, parecen no afectar la memoria colectiva sobre el fallecido jefe político primero del peronismo, y luego de Chusoto, y tampoco sobre el gobierno actual. ¿Puede entonces Arcioni, el «heredero» de Das Neves, volver al peronismo original?
La afirmación podría parecer pretenciosa. Pero es de orden práctico. Di Pierro viene hablando de un peronismo unido y de un gobernador peronista que contenga a todos, desde las épocas de «Mario vivo...» confirmó una de las habituales fuentes de esta columna. 

Sin embargo, no habra un camino de rosas para...
...Arcioni. No es su culpa. El problema es el mosaico interminable del peronismo y sus distintos grupos en pugna. Será muy difícil hallar una candidatura que pueda englobarlos a todos, porque tampoco está claro que las diversas tribus del PJ puedan escapar a la tentación de «medirse» y jugar «la personal». 
Es comprensible. ¿Por qué iba a ser Linares, por ejemplo, la «síntesis» que contenga a Mac Karthy, Sastre, Maderna, los sindicatos, Eliceche, el peronismo de la cordillera? El intendente de Comodoro viene del encuentro de Unidad Ciudadana en Ensenada. Hasta allí fueron junto a Norberto Yauhar, el diputado nacional Santiago Igón (que quiere ser intendente de Esquel) entre muchos otros. Si Linares se amarra definitivamente a Cristina, deberá cargar con las consecuencias políticas de «los cuadernos de la corrupción K». Los empresarios arrepentidos están «cantando» mejor que Pimpinela y Cristina no saldría indemne. Es cierto que -en la Patagonia- la mirada sobre Néstor y Cristina es más benévola que en otras partes del país. Por origen, por relaciones, y porque han logrado instalar que gobernaron para los patagónicos. Y que el contraste con el gobierno de Macri que intenta «ajustar» a una región sufrida como la nuestra, es fuerte. Pero en nuestra provincia, hay además una amplia clase media -y trabajadores, también- asqueados con el festival de bolsos con dólares, coimas y sobornos, y el enriquecimiento de los ex funcionarios. Sobre todo, porque ya tuvimos de «anticipo» nuestra propia corrupción local. «La única manera de que Linares encabece un proyecto peronista es que no traiga a Unidad Ciudadana y a Cristina a Chubut», comentó un peronista del Valle, que no quiere saber nada con las prácticas «empresarias» del kirchnerismo.

Claro que hay 
mas opciones...
...que Linares. La propuesta de Di Pierro sobre Arcioni es una movida inteligente, en el marco del «peronismo federal» no cristinista. Es decir, un espacio en el que los candidatos podrían ser los gobernadores de San Juan Sergio Uñac o de Salta, Juan Manuel Urtubey; el senador Miguel Angel Pichetto, o incluso el dirigente del Frente Renovador Sergio Massa. Justamente, Arcioni y el tigrense cultivan una relación de amistad desde hace muchísimos años.
En un frente peronista, Arcioni contaría con una boleta nacional «fuerte», y no se vería en la obligación de desdoblar las elecciones, como le ocurrió a Das Neves en 2011. Aquella vez, el gobernador desdobló las elecciones para no ser arrastrado por la ola de Cristina, y logró colocar a Martín Buzzi como gobernador, en unas elecciones apretadísimas.
Hoy por hoy, y con un frente peronista a la vista, Arcioni no desdoblará las elecciones de gobernador, por lo que los chubutenses votaríamos finalmente en agosto y octubre del año que viene.
Conscientes de los espacios que van apareciendo, la gente de Arcioni va tejiendo alianzas en distintas ciudades. «Conversamos con todos...», dicen en el Gobierno, y comparten datos de conversaciones con dirigentes, militantes, comerciantes y empresarios de Puerto Madryn, por caso, que no están enrolados con Ricardo Sastre, pero tampoco con Carlos Eliceche.
La paleta peronista es amplia. En las últimas semanas y con diverso grado de repercusión, se lanzaron a la arena Ricardo Sastre y Gustavo Mac Karthy. Habría que achacar a la falta de «clima electoral» y a que los escenarios no están construidos, que las candidaturas no hayan reemplazado a las causas «Revelación», «Revelación 2» y «Cuadernos K» de las conversaciones. En el radar de los ciudadanos, y éste es un dato medido en encuestas, aparecen en primer término la preocupación por mantener el trabajo, los que lo tienen, por la inflación y los precios, la pérdida de poder adquisitivo, y los escandalosos casos de corrupción.

En el mundo 
peronista hay...
...más «oferta» y «parejitas» que se han ido armando. Carlos Linares se apoya en la operación política de Norberto Yauhar y en la muñeca experta del ex ministro de Das Neves y Cristina. Adrián Maderna y Gustavo Mac Karthy corren en el mismo andarivel. Maderna aparece preocupado por competir otra vez por la intendencia de Trelew, y está ocupado a tiempo completo en medidas que mitiguen la crisis social. Desde acuerdos de precios, hasta atender con bolsones de comida a los más necesitados. Y Mac Karthy ya ha empezado su recorrida provincial. A «caminar», como se dice en política. Los del Frente Peronista dicen que les ha ido muy bien en la Cordillera en estos últimos días.
Hay que anotar a Nancy González y el sindicalista de Luz y Fuerza Héctor González, a Sastre, por supuesto, y a Carlos Eliceche. Sastre aspira a ser «prenda de unidad», pero orbita en una relación de a tres con Linares y Maderna. Ese trío político dividirá sus caminos más temprano que tarde. Eliceche desempolvó la agenda 2011-2015 y ha empezado a recorrer, e incluso tiene reuniones por todos lados. Hizo la cordillera, el fin de semana estuvo en Comodoro, y antes, en Rawson con Rossana Artero. El «Ganso» está decidido a «jugar» si no hay una «síntesis» de todo el peronismo, que sólo ve posible a través de Carlos Linares, siempre que no haya fanatismos cristinistas.
«Lo que tenemos que acordar es una fecha final de conversaciones y un mecanismo de selección. O vamos todos a las PASO y nos matamos ahí... el problema es que si las primarias son muy violentas, después es difícil trabajar la general... si vamos a unas PASO con muchos nombres, lo más probable es que después perdamos las elecciones con Cambiemos», reflexionó otro dirigente.

¿Donde queda Chusoto 
en todo este...
...esquema? El partido de Das Neves no termina aún de acomodarse luego de los escándalos de corrupción. Su nuevo presidente Máximo Pérez Catán acaba de decir que Arcioni «es el único candidato que tenemos», pero sabe que antes deben resolver una cantidad importante de problemas. Chusoto tiene unos 5.000 afiliados. Y deben averiguar cuántos quedan, cuántos son, y cuántos están dispuestos a seguir al partido de Das Neves, pero ya sin el líder fallecido el año pasado. Hay muchos que están avergonzados, ofendidos, desilusionados. La «desafiliación» de Ricardo Sastre en Madryn y su regreso al peronismo les dejó sin el intendente más importante. Además, no cuentan -creen las nuevas autoridades- con un candidato natural en Trelew para competir contra Adrián Maderna. ¿Se animará Pablo Das Neves? Tiempo atrás, el actual vicepresidente del Banco pensaba seriamente en competir por la intendencia de su ciudad.
Sin referencias de peso tampoco en Comodoro, en la nueva cúpula se entusiasman con el concejal de Esquel Christian Pasquini, a quien ven con chances el año que viene. 
No es mucho para el partido que tiene al gobernador, aunque ahora el peronismo de Di Pierro se lo quiera «soplar». De aquí a diciembre, Chusoto debe averiguar si está como para liderar un proyecto, o como para acompañar a alguna otra propuesta.

El ex gobernador 
Martin Buzzi...
...parece transitar el camino del regreso. Ya expresó su intención de postularse -nuevamente- a la intendencia comodorense que ya ocupó entre 2007 y 2011, y con ese propósito se ha encargado de concretar reuniones de cara a 2019. Buzzi anduvo por Trelew y Puerto Madryn y en numerosas reuniones concretadas en su ciudad, donde ha transmitido su interés en retomar la política desde un cargo electivo.
El ex gobernador se metió de lleno en esta fase de su carrera, pese al avance de algunas causas judiciales que lo involucran y que podrían complicarlo. Comodorenses muy puntillosos recuerdan que fue condenado a pagar más de tres millones de pesos, en un juicio de responsabilidad patrimonial. Fue por «reparación del daño» producido al erario público durante su administración, en un fallo impulsado desde el Tribunal de Cuentas Municipal.
Aquel fallo fue por la demanda de un vecino, por un terreno en el barrio Industrial. El caso tuvo todo tipo de dilaciones, y además hay un juicio penal en marcha.
Además, está el Caso Alpesca. Allí Buzzi, ex ministros, Omar «Cura» Segundo y un gerente de la pesquera, están procesados por administración fraudulenta. La causa, fue el préstamo de diez millones de pesos a la empresa, en 2013. Aunque hay que decir que Buzzi explicó en audiencia, y aportó documentación, respecto a que aquel dinero fue finalmente al bolsillo de los trabajadores.
Pero ahora el ex gobernador deberá vincular -necesariamente- sus tiempos políticos con las causas judiciales, y soportar los embates de un oficialismo que no le recuerda con el mayor de los cariños. «No soy Buzzi...», avisó una vez Mariano Arcioni.

La foto de la semana

Tarde o temprano iba a pasar. Hay un «modelo» judicial que entiende el concepto de «asociación ilícita» como una calificación extrema, que incluso es muy cuestionada en ámbitos judiciales y académicos para casos de corrupción. Pasado cierto tiempo, nos acostumbraremos que en las causas «Embrujo», «Revelación» y su secuela «Revelación 2» van a terminar pagando los perejiles. Varios de los empresarios salieron con «probation», comprometiendo obras que de ninguna manera equiparan los sobornos que pagaron a funcionarios del último gobierno de Das Neves. Algo parecido pasaría con la causa «cuadernos» a medida que los empresarios se vayan «arrepintiendo» del festival de bolsos con dinero. En la semana que pasó, hubo una audiencia en las que Patricio Musante, Esteban Torraca y Juan Ignacio Salaberry recuperaron su libertad. Y el manejo de sus cuentas bancarias. Faltó decir que fueron víctimas del sistema. La audiencia, por supuesto, es la imagen de la semana.

La dieta batracia del radicalismo chubutense

Los radicales no tienen remedio, si no cargan con errores propios, se hacen cargo de los ajenos y llevan el lastre hasta con culpa. Y en el peronismo lo saben por experiencia y de sobra, a tal punto que por estos tiempos en Chubut ya recuperaron un terreno que parecía perdido hace apenas unos meses. Lo que es aún peor para los correligionarios, es que ni siquiera sus socios del PRO han logrado asumir con más culpa que ellos mismos las últimas medidas del gobierno de Mauricio Macri que golpea en la mesa misma de las familias patagónicas.
Qué facilidad que tiene el radicalismo para auto flagelarse. Y argumentos, encuentra con facilidad. No hubo ni la más mínima consulta desde la Casa Rosada a los miembros de Cambiemos de Chubut, Río Negro, Neuquén, Santa Cruz o Tierra del Fuego, cuando planilla Excel en mano resolvieron volar por los aires un derecho adquirido de los patagónicos como la zona desfavorable en el cobro de las asignaciones familiares. También dejaron en offside a sus dirigentes de la región cuando eliminaron los reembolsos por puertos patagónicos y prometieron revisar todo; pasaron casi dos años y nada se arregló. El mentado Plan Patagonia está tan alejado de cualquier injerencia de los radicales de estas provincias, que ya ni siquiera lo contemplan porque además a esta altura ya ni siquiera resulta creíble. ¿Y el PRO? Abocado a lo suyo, no tiene figuras como potencial competidor por la gobernación y la carga de culpas es 100% radical. Más aún cuando tienen que salir a dar explicaciones por algo que no decidieron, que no les consultaron y que ni siquiera comparten, como le pasó a Gustavo Menna con el caso del recorte en asignaciones familiares.
Después de todos los últimos enredos, fue necesario que los radicales (o al menos algunos de ellos) salieran a ratificar la continuidad de la alianza Cambiemos en Chubut, cual si fue un pecado la posibilidad de discernir e incluso de mostrar desacuerdos profundos con medidas que afectan a los propios chubutenses. ¿Hubo un verdadero análisis en el seno de la UCR sobre la conveniencia de pertenecer a un frente político que no los respeta y lo que es peor, no respeta a los pobladores de la provincia y la región? ¿Por qué sostener lo incómodo, lo incompatible? ¿Cuánta es la carga Macri y su gestión sobre las espaldas radicales provinciales? ¿Se evaluó el peso propio de la UCR sin ser Cambiemos en Chubut? Es probable que aquellos dirigentes que pelearon tanto por la unidad no quieran tirar por la borda el esfuerzo de estos dos últimos dos años. ¿Pero están decididos a seguir explicando decisiones de otros? ¿O ya se acostumbraron a la dieta batracia? Deberían mirar más a sus amigos peronistas que, más allá de su variopinto mundo interno, ni se ven rozados por los escándalos judiciales del kirchnerismo, y en todo caso apelan a una especial memoria selectiva que saben transmitir en sus discursos. En todo caso, unos y otros suelen actuar bajo la órbita de las decisiones nacionales. ¿Quién vela por los intereses de los chubutenses?

Rosendo, la memoria de la política

Debe haber pocos ciudadanos chubutenses que hayan vivido -completo- el devenir institucional desde que dejamos de ser gobernación militar, para transformarnos en provincia. Rosendo Rodríguez Labat, nuestro amigo y colaborador, y una de las firmas del Diario, era uno de ellos.
Su análisis fino, ácido, de la realidad, solía generar abundantes enojos en gobernadores y funcionarios, que a Rosendo le divertían.
Todo Diario debe tener un «viejo». Un abuelo. Un referente y custodio de la historia, de las anécdotas, de los caminos elegidos por el medio y por la clase política ante cada circunstancia difícil.


Hombre de consulta y de referencia, del periodismo y de la política, el cuerpo de Rosendo dijo «basta» a los 91 años, cuando más quería vivir para contar cosas.
En lo que a nosotros respecta, su memoria estará viva siempre en las páginas del Diario, y en cada anécdota de la política de esas que construyen Estado. De semejante patrimonio, Rosendo era el custodio. Posiblemente el último. Lo despedimos con respeto por su tarea, y con un enorme cariño.

... Se dice que

...una reunión de los radicales en Comodoro provocó sonrisas de satisfacción entre los correligionarios.

...apuntaron a «bancar» a Gustavo Menna, después de todo el sainete del decreto 702 y las asignaciones familiares, y que la posición del diputado -después del papelón que le hicieron pasar los funcionarios del PRO desmintiendo el ajuste- en contra de aquel decreto fuese «partidaria».

...se habló de minería también en ese encuentro. ¿Será porque no estuvo Cimadevilla? En todo caso, lo que acordaron allí fue que una vez el gobierno provincial dé la voz de inicio, la UCR se pondrá a estudiar el problema «pero sin hacer oposición cerrada».

...lo bueno de la reunión es que estuvieron representados todos los sectores, o casi.

...hablando de minería, el gobernador Arcioni les habría dicho en una reunión reservada a los integrantes de la FECh, que avanzará con la minería.

...hay entusiasmo moderado en la Municipalidad de Trelew. Tienen a la vista licitación del balneario y de la plaza Alfredo García. Además, abrieron en la semana que pasó más «casas peronistas».

...el movimiento comercial es tan flojo, que la apertura de un nuevo local genera optimismo político. En este caso, se trata de Havanna, en una de las esquinas importantes de Trelew. «Son diez puestos de trabajo, pero es algo» dijeron en la Municipalidad.

Un paso adelante por la deuda de (y con) la Cooperativa

El presidente de la Cooperativa de Trelew, Fabián Lozano, pasó tiempo reclamando acciones y decisión política, lo que parece tuvo sus frutos. La intervención y compromisos asumidos por el intendente Adrián Maderna y los Concejales de la ciudad de Trelew, en la negociación que la Cooperativa Eléctrica viene llevando adelante con la mayorista Cammesa por deudas de provisión de energía de larga data; parece haber contribuido.
Las autoridades de Cammesa reconocieron en la gestión de la Cooperativa «esfuerzo y seriedad». Pero saben que la única manera de garantizar resultados positivos, es con el aporte del principal responsable de los servicios públicos: la Municipalidad de Trelew. El viernes último cuadros técnicos de la empresa entregaron al Omresp la información de costos necesaria, para elaborar un nuevo esquema tarifario.
Las reuniones entre las máximas autoridades municipales y el presidente de la Cooperativa con el directorio de Cammesa lograron suspender acciones judiciales por el término de 60 días, con el compromiso de la Municipalidad de asegurar el pago total de la provisión mensual de energía mayorista, que hoy se cancela parcialmente, para luego refinanciar la deuda «en términos coherentes con la posibilidad de pago». 
Hay gran expectativa tanto en las autoridades de la Cooperativa y municipales, porque el caso de Trelew sería tomado por el gobierno nacional como «modelo» para el resto de las Cooperativas morosas de la Provincia.

Conectar
Crear cuenta