Bajan las ventas de combustible en estaciones de servicio de Esquel por seguidilla de aumentos

El incremento periódico que vienen sufriendo los combustibles ha generado una merma en el consumo. Muchos son los automovilistas que, en la medida de las posibilidades, optan por suspender viajes o elegir trayectos más acotados a la hora de usar el vehículo particular. Sobre todo después de que se modificaran los precios en dos oportunidades en menos de cinco días.

El 1° y el 4 de septiembre fueron los últimos retoques, después de aumentos que se dieron en forma recurrente en los últimos meses.
La nafta Súper, que casi un año atrás se comercializaba en 15,94 pesos el litro, pasó esta semana a 28,84; el litro de Infinia a 36,08; 28,43 la Infinia Diesel y 34,11 la Ultra diesel. “Últimamente notamos que ha bajado el consumo de combustible y en comparación con el año pasado la diferencia es grande”, dijo ayer Marcos Caballero, encargado del Automóvil Club Argentino (ACA) de Esquel. 

Sobre las subas, explicó, “desde el ACA nos mandan un mail avisando el aumento y por sistema remotamente lo modifican. Así que básicamente como a todas las personas nos agarra por sorpresa”. Y en ese sentido aclaró que los concesionarios de las estaciones de servicio no pueden evitar modificar el precio de los combustibles. “Está todo por sistema y no tenemos injerencia en los precios, dependemos de YPF y del Automóvil Club. Los aumentos vienen bastante seguidos y nos agarran por sorpresa como a todas las personas. Ya lo recibimos con una sonrisa para no amargarnos demás”. 

Comentó Caballero que “la gente se queja  y por ahí no se da cuenta que no tenemos la culpa ni somos los que aplicamos el aumento. Nosotros estamos hace unos 3 años en ACA Esquel y vemos que, así como en todo el país, la crisis afecta la venta de combustibles. Como en cualquier rubro no tenemos el mismo consumo que antes. Yo tengo vehículo y sufro cuando lleno el tanque como todos”.

 


 

esqueledicion-impresa