Regionales

El 70% de los trabajadores de la estiba en Camarones está en negro

Los controles se hicieron en Madryn, Rawson y Camarones. Hay grandes ganancias por el langostino pero un muy alto porcentaje de trabajo informal. Desde Nación intensificarán las inspecciones.

«En Camarones había empleadores registrados de la estiba, lo que casi no había eran trabajadores registrados», dijo ayer en FM EL CHUBUT Alfredo Bertonasco, coordinador de Fiscalización Porturia de la Secretaría de Trabajo de la Nación. El propio funcionario encabezó las inspecciones que se hicieron también en los puertos de Rawson y de Madryn, pero en estos últimos casos ya habían realizado algunos procedimientos un par de meses antes, por lo que las irregularidades no fueron tan alarmantes como las detectadas en Camarones. 
Bertonasco puntualizó en diálogo con el programa Radio Activa, que «en Camarones nos encontramos con el 70% de los trabajadores no registrados» en el ámbito de la estiba portuaria. 
El funcionario reconoció que son cifras «alarmantes» las que arrojó la inspección en Camarones, sólo superada por el caso del puerto de General Lavalle en Provincia de Buenos Aires, donde el resultado fue del 100% de trabajadores no registrados. 
«Venimos relevando con alto grado de preocupación y tratando de buscar medidas como para que haya una reunión con los sindicatos correspondientes y con las empresas, para tomar medidas al respecto porque es alarmante que haya estos números tan elevados de trabajo en negro», sostuvo Bertonasco. 

GRANDES GANANCIAS CON EL LANGOSTINO
«Camarones es un puerto que hace tres o cuatro años ya ha tenido gran relevancia con el langostino, entonces los controles que hay allí son lamentables», explicó el funcionario nacional, exponiendo cómo se dan semejantes cifras desde lo laboral habiendo tanta actividad. «Nos han dicho que por ejemplo Senasa y Afip aparecían una vez por año tal vez», agregó.  Bertonasco asumió al frente de Fiscalización Portuaria en marzo de este año para iniciar una tarea coordinada de la Secretaría de Trabajo «para fomentar las fiscalizaciones portuarias por la falta de control que hay, y aparte porque lo que no se tributa impositivamente en esta industria es tremendo». 
Hizo hincapié en que «el 80% o el 90% del langostino que entra se exporta. No es para consumo interno. Y ahora con el aumento del dólar ni hablar». 
Adelantó que vendrán nuevas inspecciones y que aún resta llegar a otros puertos patagónicos. «Las audiencias por Camarones estimo que serán en las próximas dos o tres semanas», concluyó el funcionario nacional. 
 

RegionalesEdición impresa