elchubut.com.ar
La Gambeta es mucho más que una escuela de fútbol
MENÚ
Cargando...

La Gambeta es mucho más que una escuela de fútbol

El futbol pasó a segundo plano. Es más, nadie llevó una pelota. Pero la sonrisa y las ganas de participar fueron un común denominador de tantos chicos que hicieron de la mañana del sábado, una jornada inolvidable.

Por REDACCIÓN CHUBUT

Gracias a la secretaría de Ambiente y a los amigos de la Cascada, el grupo de futbol infantil La Gambeta se sumó a esta gran movida de vestir nuevamente de verde una zona de la cascada bastante castigada por cierto.

El plantar varias decenas de pequeños maitenes fue la excusa perfecta para aprender sobre el lugar donde vivimos y lo mucho que tendremos que hacer para mantenerlo.

Los niños entendieron rápido la consigna y los padres solo tuvieron que acompañar. Muchas veces, en este espacio periodístico valoramos el trabajo que hacen los profes por el desarrollo de los chicos.

Ahora, rescatamos lo siguiente: la enseñanza que nos dejaron estos pequeños jugadores que son capaces de dejar la vida por los arbolitos que ellos plantaron… y la historia continúa.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

La Gambeta es mucho más que una escuela de fútbol

El futbol pasó a segundo plano. Es más, nadie llevó una pelota. Pero la sonrisa y las ganas de participar fueron un común denominador de tantos chicos que hicieron de la mañana del sábado, una jornada inolvidable.

Gracias a la secretaría de Ambiente y a los amigos de la Cascada, el grupo de futbol infantil La Gambeta se sumó a esta gran movida de vestir nuevamente de verde una zona de la cascada bastante castigada por cierto.

El plantar varias decenas de pequeños maitenes fue la excusa perfecta para aprender sobre el lugar donde vivimos y lo mucho que tendremos que hacer para mantenerlo.

Los niños entendieron rápido la consigna y los padres solo tuvieron que acompañar. Muchas veces, en este espacio periodístico valoramos el trabajo que hacen los profes por el desarrollo de los chicos.

Ahora, rescatamos lo siguiente: la enseñanza que nos dejaron estos pequeños jugadores que son capaces de dejar la vida por los arbolitos que ellos plantaron… y la historia continúa.

Conectar
Crear cuenta