Sábado 29 de Abril de 2017, Chubut, Patagonia Argentina
Policiales
En Comodoro algunas «bandas» se ofrecen para cuidar las casas
20 Abr 2017 02:53Sumado a la tragedia provocada por el temporal, los vecinos del barrio Pueyrredón denunciaron en los medios que «bandas» de jóvenes se ofrecen a los damnificados para cuidar sus casas mientras ellos están ausentes, ya que muchos lo perdieron todo o se encuentran alojados en viviendas de familiares.

Sucede que ese sector de la ciudad, como otros barrios, también se encuentran en la puerta de la casa con dos metros de barro, por esta razón, solicitan que una máquina vial, concurra a esos lugares a retirar el barrio para que sus propietarios puedan ingresar, y de esta manera volver a sus domicilios.

«La gente quiere que le saquen el barro. La gente no está pensando en el préstamo del banco, si todavía no le sacan el barro de la puerta», señaló Rodrigo, uno de los vecinos, que ha permanecido en su casa, mientras el resto de la familia buscó refugio en viviendas de amigos que no fueron tocados por el temporal.

Denunció, que para colmo han llegado al lugar algunos grupos de jóvenes que se ofrecen a «cuidar» las viviendas por las noches. «Primero vienen a ‘pispear' para robar; donde se dan cuenta de que no estás te llevan todo», contaron con temor algunos vecinos.

El diálogo con FM EL CHUBUT, el jefe policial comodorense Claudio Crettón, aseguró que oficialmente no hay ninguna denuncia, pero los comentarios existen. «Acá nadie ha venido a comunicar nada hasta ahora. Nos enteramos, como ustedes, por portales de periódicos o de radios. Pero hasta ahora nosotros le dimos directivas al personal, de constatarse esto, de identificar a los autores o a las personas que integran estos grupos, para ver qué medida se puede tomar al respecto», comentó.

Sobre estas sospechas de jóvenes que se ofrecen para cuidar viviendas mientras sus propietarios deben abandonarla, el jefe policial dijo que «estimamos que sí, pero hasta ahora nosotros no tenemos ninguna denuncia hecha en alguna comisaría. Por lo tanto, no tenemos identificados a los sujetos, o no nos han llamado tampoco por teléfono para comunicarnos que andan tales personas haciendo «x» ofrecimiento».