Sábado 29 de Abril de 2017, Chubut, Patagonia Argentina
Regionales
Pérez Galimberti: "El juicio por Jurados forma parte de la educación democrática"
20 Abr 2017 04:48El ex defensor general participará mañana del debate que se realizará en el Salón Azul de EL CHUBUT.
Alfredo Pérez Galimberti.

En la previa del debate sobre el juicio por jurados, el ex defensor general, Alfredo Pérez Galimberti, marcó sus diferencias el ex diputado Luis López Salaberry, quien está en contra de la medida. Mañana ambos brindarán una conferencia debate destinada al público en general, a las 19 horas, en el Salón Azul de EL CHUBUT, organizada por el ICEPP José María Sáez, con su director Gustavo Menna, como moderador.

La disertación se dará en el marco de las jornadas explicativas rumbo a la presentación del proyecto de Juicio por Jurados, que impulsa el gobierno provincial junto con legisladores y la Justicia. El objetivo es que el público en general pueda informarse y plantear sus dudas sobre este sistema que involucra a toda la ciudadanía de Chubut.

En un anticipo de la conferencia, López Salaberry cuestionó en la edición de ayer de EL CHUBUT que este sistema está en retroceso en los países del mundo que lo incorporaron; responde más a «una cuestión ideológica» que a «principios científicos» y desmistificó la utopía de la «supuesta participación popular».

En una entrevista con FM EL CHUBUT, Pérez Galimberti, marcó algunos contrapuntos con la postura de López Salaberry, que prometen un encendido debate mañana. En líneas generales, el especialista refutó que el Juicio por Jurados esté retrocediento en el mundo; subrayó que «el Poder Judicial es el más conservador» porque no se somete al escrutinio popular; y atribuyó el sistema actual a los orígenes «oligárquicos» de la Argentina, cuando «unas pocas familias» ostentaban el poder.

-¿Cuáles son los puntos centrales por los que usted considera que debería instalarse este sistema?

-En primer lugar tengo la convicción de que el sistema de jurados no es una opción técnica, en la cual uno distingue qué cosa puede ser más eficiente que otra, sino que es una cuestión eminentemente política. Tiene que ver con la participación del ciudadano común en los poderes del Estado. En el Poder Ejecutivo y en el Poder Legislativo hay una participación directa que se traduce en elecciones periódicas y en renovación periódica de las autoridades de ambos poderes, tanto del legislativo como del ejecutivo. En cambio el Poder Judicial es un poder más conservador, un poder que tiene funcionarios que no se renuevan, y no tiene una participación popular directa salvo en la provincia con el Consejo de la Magistratura. La institución del juicio por jurados pone a las personas comunes a discutir en una mesa horizontal hechos para determinar si una persona es o no es culpable de un hecho particular.

-López Salaberry planteó que este tipo de sistema cada vez se está reduciendo en su aplicación a nivel mundial...

-Me parece que no es así. El juicio por jurados es muy fuerte en la principales democracias del mundo. Estamos hablando de Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, India, Japón, Australia, Nueva Zelanda. También ha aterrizado en Europa con nuevas modalidades, en España y en Rusia últimamente. Repasando el mapa mundial se puede ver perfectamente que el jurado no está retrocediendo, sino que está avanzando en el mundo.

-López Salaberry objetó que el jurado podría verse influido por la exposición pública de un determinado caso y esto lo podría condicionar a la hora de establecer su propio veredicto.

-Si uno piensa que los jueces viven adentro de tupper o en una caja fuerte, uno podría pensar que los jueces no tienen influencias y los jurados sí la tienen. Pero los jueces tienen las mismas influencias que cualquier persona. Y los ciudadanos puestos a tomar decisiones en justicia asumen esto con una enorme responsabilidad. Esto lo hemos visto a lo largo y ancho del país en los últimos 15 años, donde hemos realizado simulacros con participación de personas que se han visto satisfechas con estas posibilidades y que han tomado esta carga con enorme responsabilidad.

-¿A qué atribuye usted las resistencias existentes en torno a la aplicación de este sistema?

-La resistencia tiene con la conformación de este país. Este país nace como una república pero una república oligárquica, donde algunas pocas familias tienen el poder. Entonces si usted tiene el poder, por supuesto va a preferir que lo juzgue el hijo o el primo de un amigo, que es parte de la cúpula del poder, del Poder Judicial, y no que lo juzgue una persona cualquiera y que le aplique la ley como a cualquier otro. 

Por eso la preservación de determinadas situaciones de privilegio es la que hizo que en la Argentina no pudiera votarse de modo universal y secreto hasta la ley Sáenz Peña en 1914 y que las mujeres, la mitad de la población, no pudieran votar hasta el año 1952. Quiere decir que estamos comenzando a ser una república democrática hace muy poco tiempo, unos 30 años de una experiencia democrática más o menos continua. Y el juicio por jurados forma parte de la educación democracia de los pueblos.