Regionales
Piquetes de camioneros en las rutas fueron los protagonistas del paro en la provincia
21 Nov 2012 00:21EN CHUBUT DONDE MAS SE SINTIO LA MEDIDA FUE EN LA ACTIVIDAD BANCARIA, AFECTANDO AL SECTOR COMERCIAL. EN TRELEW HUBO CLASES Y TRANSPORTE EN FORMA NORMAL. LUZ Y FUERZA CONTINUA HOY DE PARO.
Los piquetes que instalaron ayer desde horas tempranas afiliados del gremio de Camioneros en las rutas, impidiendo el tránsito de transportes de carga, fue la postal de la jornada de paro que realizaron en la provincia los sindicatos adheridos a la CGT que conduce Hugo Moyano y la CTA de Pablo Micheli. La actividad bancaria estuvo paralizada por la adhesión total que tuvo la medida en ese sector, afectando también el movimiento comercial y empresarial.
Fuerte acompañamiento tuvo también el gremio de Luz y Fuerza, que continuará hoy con la protesta afectando a todas las cooperativas de servicios públicos. En la zona sur se registró una adhesión en las escuelas del 40%, según datos del propio Ministerio de Educación; sin embargo no ocurrió lo mismo en Trelew y el resto de las seccionales.
La influencia del Sindicato de Camioneros que conduce el propio Moyano, se hizo notar en cuanto a la interrupción para circular que sufrieron los vehículos de carga por los piquetes que se instalaron en los accesos a las principales ciudades de la provincia durante todo el día.
Intentando asegurarse la no circulación de camiones, afiliados de ese gremio se apostaron desde temprano en puntos estratégicos de las rutas impidiendo continuar con el viaje a los trabajadores que no habían adherido a la medida de fuerza.
En los accesos a las principales ciudades se vieron largas filas de camiones al borde de las rutas, impedidos de continuar viaje al ser bloqueados. Sin embargo, el resto de los vehículos, particulares, taxis y colectivos, sí pudieron circular.

«NO ES UN PARO POLITICO»
El dirigente camionero Luis Collio, calificó la medida de exitosa, dado que se logró «el 100 por ciento de adhesión». Destacó que la medida se condice con el eje del reclamo, que «es específico y no tiene un tinte político o golpista, son definiciones claras que la Presidenta está utilizando para referirse al paro del compañero Moyano».
Enfatizó Collio que «este paro tiene que ver con lo que nosotros venimos pidiendo hace varios años», en referencia al rechazo a la aplicación del impuesto a las ganancias y el tope para las asignaciones familiares.
Explicó el sindicalista que «es una lucha que venimos pidiendo al Gobierno para que tome medidas y tratar de alguna manera de que esto no perjudique al trabajador». Y remarcó que «no es un paro de tinte político, estamos reclamando algo y queremos decir basta de que nos metan la mano en los bolsillos, que se metan con la asignación de nuestros hijos, porque así los discriminan; queremos que dejen de usar plata que le corresponde a las obras sociales sindicales, que hoy están al borde del jaque».

TRANSPORTE URBANO
En Trelew el transporte urbano de pasajeros no se vio afectado, y pese a que la Unión Tranviarios Automotor no adhirió al paro por no estar alineada con la CGT moyanista, los ataques a colectivos interrumpieron el servicio en Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia.
En la ciudad petrolera varias unidades fueron atacadas por sectores identificados con el gremio de Camioneros y la empresa decidió levantar la circulación hasta hoy.
Según denunció la UTA, un trabajador de la prestataria fue agredido mientras cumplía con su recorrido, mientras que las unidades fueron apedreadas y sufrieron pintadas.
En Puerto Madryn ocurrió que un colectivo que transportaba personal de empresas pesqueras fue atacado por un grupo de personas que realizaban un piquete, motivo por el cual la empresa Benítez Bellini decidió levantar el servicio para no poner en riesgo a sus empleados y a los usuarios.

NO HUBO BANCOS
Desde la Asociación Bancaria destacó el dirigente Daniel Schenkel que «en la seccional del Valle, Cordillera y Puerto Madryn, tuvimos una adhesión del ciento por ciento a la medida».
Además de no haber funcionado los bancos privados ni oficiales, tampoco hubo reposición en los cajeros automáticos, ocasionando trastornos en el sector comercial y empresarial.
En cuanto al reclamo específico, Schenkel explicó que con el impuesto a las ganancias «nos vemos ampliamente afectados, dado que tenemos sueldos mínimos de 7.200 pesos, más los adicionales, por lo que casi todos los trabajadores se ven afectados con este impuesto».
A esto se suma que «en el Congreso se ha votado el incremento en el horario de atención al público en 6 horas, por lo que también repudiamos esta medida», sostuvo el dirigente de la Bancaria.
Según Schenkel la fecha en que se realizó la medida de fuerza no resintió tanto la actividad de los usuarios. «Se puede haber afectado a algunos sectores de jubilados y de quincena, pero convengamos que a esta altura del mes baja bastante la operatoria bancaria»; pero lo que contribuyó también a crear un mayor impacto fue la falta de reposición en los cajeros, producto del paro llevado adelante por camioneros.
Por otra parte el dirigente valoró el paro como exitoso debido al alto nivel de acatamiento. «Fue excelente la medida y esperamos conseguir el objetivo que perseguimos».

DOCENTES EN ZONA SUR
El sector docente enrolado en la Atech, tuvo una posición diferente en la zona sur respecto al resto de la provincia.
Aunque desde el Ministerio de Educación fue considerado como bajo el acatamiento al paro de ayer, en Comodoro Rivadavia tuvo un acompañamiento del 40% según los datos de la propia cartera educativa.
A excepción de la seccional sur, en el resto de la provincia la medida llegó a tener un acatamiento de apenas el 1%.