Regionales
Alerta naranja por el volcán Copahue
24 Dic 2012 02:03Es por la presencia de lava en la boca del cráter. Pero por ahora descartan evacuación. Buzzi se comunicó con Sapag y puso a su disposición recursos provinciales.

El gobernador Martín Buzzi reveló ayer que mantuvo una comunicación telefónica con su par de Neuquén, Jorge Sapag, con el objeto de interiorizarse sobre la situación en esa provincia tras la erupción del volcán Copahue.
«Esta mañana me comuniqué con el gobernador Sapag, quien me comentó que hay una reducción en la actividad volcánica, aunque se mantiene el estado de alerta amarilla en la vecina localidad de Caviahue. La columna de humo, que estaba en unos 1.500 metros, ahora pasó a tener cerca de 500 y no hay emisión de cenizas. Por el momento no se prevé dar la orden de evacuación. Son noticias tranquilizadoras, pero permanecemos atentos a cómo pueda evolucionar el tema», explicó Buzzi.


Asimismo, el Gobernador chubutense destacó «la excelente relación con el gobernador Sapag, el diálogo muy fluido que tenemos con Neuquén por este y por otros temas de agenda regional, algo que es extensivo a todos los mandatarios de la Patagonia.
Esta situación del volcán es sólo un ejemplo de los problemas que nos toca enfrentar juntos y a los que, como corresponde, damos una respuesta en bloque».
Buzzi recordó que «desde ayer las áreas de Defensa Civil de Chubut, Neuquén y Río Negro están trabajando juntas en el monitoreo de la actividad volcánica y la presencia de cenizas y preparadas para cualquier eventualidad.
Todos nuestros recursos están a disposición, y hoy se lo ratifiqué personalmente al gobernador Sapag. Afortunadamente, la situación parece estar mejorando y esperamos que esto no pase de un susto».

 

Chile en alerta roja y Argentina en naranja por volcán Copahue

 

SANTIAGO DE CHILE (AFP).- Chile mantinía ayer domingo el alerta roja por el volcán Copahue aunque no inició evacuaciones, mientras que Argentina lo elevó a naranja ante la presencia de lava en la boca del cráter del macizo que comparten en la frontera, indicaron las autoridades de ambos países.
La Oficina Nacional de Emergencias chilena (Onemi) decretó el alerta roja por la continua actividad sísmica en el volcán, en la frontera con Argentina, pero descartó la posibilidad de una evacuación masiva, pues el área de riesgo no afecta a ninguna población cercana.
«La intensidad de las señales sísmicas sugieren que la erupción en progreso es menor» pero «no se descarta que la actividad evolucione a una erupción mayor», señaló el Servicio Nacional de Geología y Minas (Sernageomin) en un comunicado.


La noche del sábado, los equipos de monitoreo detectaron una actividad sísmica continua y observaron incandescencia en el cráter, lo que podría generar flujos de lava por las laderas del volcán.
El sábado el volcán ubicado en la región del Biobío empezó a escupir cenizas, y actualmente la columna de gases y cenizas alcanza entre 1 y 1,5 kilómetros de altura, con dirección sureste.
Sin embargo, la Onemi aseguró que por ahora no es necesario evacuar a la población, porque «en caso de aumentar la actividad, el área susceptible de ser afectada por lavas y lahares (un radio de 15 kilómetros), no incluye localidades pobladas». Los lahares son deslizamientos de barro que ocurren en las laderas de los volcanes por la mezcla de cenizas y agua que expulsan, y que pueden llegar a arrasar poblaciones.
De su lado, el gobierno de la provincia argentina de Neuquén resolvió este domingo elevar de amarillo a naranja el alerta que lanzó el sábado respecto a la erupción del volcán de 2.965 metros, informó el coordinador del Ministerio de Desarrollo Social neuquino, Carlos Vivero.


«La presencia de lava en la boca del cráter del volcán Copahue, que desde ayer (sábado) lanza humo y cenizas, decidió al comité de emergencia constituido en la comuna de Caviahue-Copahue (...) a elevar de modo preventivo de amarillo a naranja el alerta, lo cual por ahora no implica evacuación», indicó Vivero al portal de la Secretaría de Comunicación Pública de la Presidencia.
También se dispuso «la movilización de vehículos de Gendarmería y de Vialidad Nacional para estar preparados por si fuera necesario evacuar las poblaciones linderas», indica el parte.
En la ciudad de Copahue, una villa turística de aguas termales, residen unas 500 personas, otras 900 en la vecina ciudad de Caviahue y 800 más en los alrededores en las comunidades mapuches asentadas en la zona.
La Defensa Civil provincial repartió barbijos y agua potable entre los pobladores y permanece alerta. «En Caviahue los pobladores viven una situación de total tranquilidad, los accesos turísticos están abiertos y la llegada de visitantes es normal», dijo a la agencia oficial Télam Eduardo Muñoz, vocero del área de coordinación de la Intendencia Caviahue-Copahue.
Las autoridades indicaron que el alerta pasará a roja si el volcán «arroja magma y piedra pomez poniendo en riesgo tanto al complejo termal, que se encuentra a seis kilómetros de la boca, como a la ciudad de Caviahue, que está a nueve kilómetros, o a las zonas rurales, casi todas ellas habitadas por mapuches criadores de ganado».


El volcán queda justo en la línea fronteriza en la cordillera de los Andes entre Chile y Argentina, pero el cráter del que se producen las emanaciones está volcado hacia el lado argentino.
A mediados del año pasado la región patagónica argentina resultó gravemente golpeada por la erupción del volcán chileno Puyehue cuya nube de cenizas superó los 10 km de altura y afectó a ciudades de Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil.
La alerta roja en Chile permitirá aumentar la vigilancia del comportamiento del volcán, y disponer de los recursos necesarios para controlar eventuales problemas causados por la erupción.