Madryn
Los patios de una escuela, un depósito de escombros
17 Ago 2013 00:00Siempre es bienvenida una nueva escuela, es sinónimo de aprendizaje y futuro, de hecho se dice que es como una “segunda casa” para los chicos y jóvenes de cualquier comunidad y eso debería ser atendido por las empresas que las construyen, pues en ese ámbito, los alumnos también juegan en los patios.

El de la escuela que se encuentra frente al hospital local, la Escuela 736, es una clara muestra de lo que no debe ocurrir, pues se ha convertido en un deposito de escombros y de ninguna manera se puede pensar que se trata de una obra concluida, por el contrario, a lo mejor cuando el patio de la escuela quede limpio y con sus respectivos cercos perimetrales, allí si se podría pensar que la escuela está lista y tiene un ámbito adecuado para la permanencia de los alumnos.