elchubut.com.ar
Lo peor que puede ocurrir es que sea la continuación
MENÚ
Cargando...

Lo peor que puede ocurrir es que sea la continuación

Tanto el flamante mandatario provincial, como también desde del oficialismo, se repite con frecuencia y no sin énfasis, que el gobierno que ahora ejerce Mariano Arcioni, será simplemente la continuación del iniciado por Mario Das Neves, interrumpido por su fallecimiento.

Rosendo Rodríguez Labat

Y que continuará transitando por el camino ya conocido. Decisión que puso de manifiesto con la confirmación de la mayoría de los funcionarios en los cargos que ya ocupaban. 
Si bien el anuncio fue una dulce melodía para los oídos de quienes ya se veían de nuevo en la calle, no lo fue para la mayoría de los habitantes del Chubut. Y no lo fue, porque en el tramo cumplido por el fundador del Chusoto no había muchas cosas para imitar. Con creces eran superiores las que había que rectificar. E incluso abandonar. El desconcierto y parate que había en la Provincia superaba todo lo conocido hasta entonces. Que no todo era culpa del ex mandatario es cierto. Que hacía esfuerzos denodados para encauzar la difícil situación en la que estaba inmerso el Chubut, como lo están la mayoría de las provincias, también es cierto, pero para el pueblo, la mayor responsabilidad caía sobre su espalda. El recuerdo de sus gobiernos en épocas de bonanza pasaron a ser simplemente eso, un añorado recuerdo. Y la oposición volvía a recordar aquello que «con yuyos cualquiera es brujo».
Frente al oscuro panorama que hoy envuelve al escribano de Comodoro Rivadavia, no suena grato a los oídos de la mayoría de los chubutenses, su anuncio de que el suyo no será un nuevo gobierno, sino la continuación del interrumpido por la muerte de Das Neves, preocupó. Y preocupó mucho. No dejaba demasiados espacios para el optimismo. No obstante, en los corrillos políticos de la Provincia, se cree que esa afirmación ha emanado del emotivo momento que se está viviendo, pero que no tardará en hacer los cambios necesarios y reemplazar a quienes en el imaginario popular no aparecen como los más aptos para encarar con posibilidades de éxito está difícil, dificilísima situación que ha heredado. Y a lo que debe agregarse que la oposición interna no será un juego de niños. Lo sobrevuelan más halcones que palomas.

Comentarios

Lo peor que puede ocurrir es que sea la continuación

Tanto el flamante mandatario provincial, como también desde del oficialismo, se repite con frecuencia y no sin énfasis, que el gobierno que ahora ejerce Mariano Arcioni, será simplemente la continuación del iniciado por Mario Das Neves, interrumpido por su fallecimiento.

Y que continuará transitando por el camino ya conocido. Decisión que puso de manifiesto con la confirmación de la mayoría de los funcionarios en los cargos que ya ocupaban. 
Si bien el anuncio fue una dulce melodía para los oídos de quienes ya se veían de nuevo en la calle, no lo fue para la mayoría de los habitantes del Chubut. Y no lo fue, porque en el tramo cumplido por el fundador del Chusoto no había muchas cosas para imitar. Con creces eran superiores las que había que rectificar. E incluso abandonar. El desconcierto y parate que había en la Provincia superaba todo lo conocido hasta entonces. Que no todo era culpa del ex mandatario es cierto. Que hacía esfuerzos denodados para encauzar la difícil situación en la que estaba inmerso el Chubut, como lo están la mayoría de las provincias, también es cierto, pero para el pueblo, la mayor responsabilidad caía sobre su espalda. El recuerdo de sus gobiernos en épocas de bonanza pasaron a ser simplemente eso, un añorado recuerdo. Y la oposición volvía a recordar aquello que «con yuyos cualquiera es brujo».
Frente al oscuro panorama que hoy envuelve al escribano de Comodoro Rivadavia, no suena grato a los oídos de la mayoría de los chubutenses, su anuncio de que el suyo no será un nuevo gobierno, sino la continuación del interrumpido por la muerte de Das Neves, preocupó. Y preocupó mucho. No dejaba demasiados espacios para el optimismo. No obstante, en los corrillos políticos de la Provincia, se cree que esa afirmación ha emanado del emotivo momento que se está viviendo, pero que no tardará en hacer los cambios necesarios y reemplazar a quienes en el imaginario popular no aparecen como los más aptos para encarar con posibilidades de éxito está difícil, dificilísima situación que ha heredado. Y a lo que debe agregarse que la oposición interna no será un juego de niños. Lo sobrevuelan más halcones que palomas.

Conectar
Crear cuenta