elchubut.com.ar
Argentina necesita urgentemente un patriota
MENÚ
Cargando...

Argentina necesita urgentemente un patriota

La primera ministro de Gran Bretaña, Theresa May, no sabe para dónde ir. Y eso es peligroso. Como le daban bien las encuestas, a principio de año, llamó a elecciones, y faltando tres meses, le pasó de todo.

Luis López Salaberry


La soberbia de saberse arriba en las encuestas, fue mala consejera, y cometió error tras error en la campaña. 
Hubo atentados en Inglaterra (ella había sido ministro del Interior y licenció a muchos policías) que se los achacaron a ella, por la impunidad del terrorismo en Londres.
Todo esto hizo que James Corbyn, sin hacer nada creciera desde el partido Laborista. 
Ganó pero perdió, porque no obtuvo la mayoría necesaria para construir su gabinete, y para llegar hacerlo tuvo que hacer alianza con partidos chiquitos. En su propio partido la vieron débil, y la empezaron a discutir.
Ella en convencimiento que ganaría dijo que «no saben con quien se van a tener que enfrentar en Bruselas, para negociar la salida de la Unión Europea».
Creía que iba a ser una leona, y los 27 países de la UE se encontraron con un gatito que no sabe para dónde ir.
Todavía hoy su gabinete no tiene clara la propuesta que Europa esta esperando para tratar la salida de la Unión Europea, y ya se estan cansando.
Y los tres temas principales, todavía no estan resueltos, primero, la factura que deben pagar por salirse (de 60 mil millones de Euros, mínimo), los derechos de los europeos en Inglaterra, y viceversa, y lo que es más importante, cuál es el tribunal que dirime cualquier conflicto, y la Frontera con Irlanda. Hoy esta devaluada políticamente en Gran Bretaña, y entonces busca cualquier oportunidad para levantar sus acciones.
Días pasados, y lo lamentable es que pasó inadvertido para toda la clase política argentina, y principalmente para el gobierno nacional, y en especial la Cancillería, May envió una nota a los ingleses que viven en Malvinas.
En la misma empieza diciendo, que continuará trabajando con Argentina «para asegurar todos los compromisos del comunicado conjunto suscripto en el 2016», que implicaría el levantamiento de sanciones para empresas que operen en las Islas Malvincas (¿no hay una ley al respecto en Argentina sobre esto?).
Pero acá viene lo interesante y ratifico que Londres nunca permitirá que nadie comprometa el derecho a la autodeterminación de los habitantes del archipiélago del Atlántico Sur.
Es decir les dijo a los ingleses que viven en las Islas Malvinas, que no le permitirá a nadie que les comprometa el derecho a la Autodeterminacion.
Vuelve Theresa May sobre un tema que ya fue resuelto por la ONU, y esto debe ser urgentemente contestado por el Gobierno Nacional.
La Cancillería no se puede quedar callada.
El Congreso no se puede quedar callado.
La patria existe, más allá de las estrategias electorales, del oficialismo y de la oposición.

La Historia 
En 1960 por Resolución 1514 se confeccionó la declaración sobre la concesión  de la independencia a los países y pueblos coloniales.
Esta Resolución proclama solemnemente, la necesidad de poner fin rápido e incondicionalmente al colonialismo en todas sus formas y manifestaciones.
Se confirma a la autodeterminación de los pueblos como el principio rector del proceso de descolonización.
Se declara que en los territorios en fideicomiso y no autónomos y en todos los demás territorios que no han logrado aún su independencia, deberán tomarse inmediatamente medidas para traspasar todos los poderes a los pueblos de esos territorios, sin condiciones ni reservas, en conformidad con su voluntad y sus deseos libremente expresados.
Sobre las bases sentadas por la Asamblea General de la ONU, Gran Bretaña imagina una solución definitiva a sus viejas controversias territoriales, exigiendo el respeto a la libre expresión de los habitantes de las Islas  Malvinas.

Respuesta Argentina 
En 1964, Argentina presenta ante el Subcomité III del Comité especial de las Naciones Unidas, para la aplicación de la Resolución 1514 (llamado comité de descolonización) un documento que alega que las Islas Malvinas, Georgias del Sur, y Sandwich del Sur se encuentran en una situación particular, diferente del caso colonial clásico.
Se sostiene que subyace al problema de descolonización (le agregaría que no se aplica porque los habitantes de Malvinas, son ingleses) un problema de soberanía, que desafecta la aplicación del principio rector, es decir la autodeterminación de los pueblos en salvaguarda del respeto al principio de soberanía e integridad territorial de los Estados contenido en la Resolución 1514...como excepción válida a aquel principio.
Este documento conocido como Alegato Ruda recuerda que el derecho a la autodeterminación de los pueblos es un derecho reconocido por la Comunidad Internacional a favor de los pueblos sometidos por un poder colonial.
Por lo tanto no puede ser invocado como un derecho de quienes en última instancia, fueron ¿impuestos? ¿plantados?..¿por la metropoli Inglesa?, o por ¿quiénes? en definitiva ¿son los representantes de ese poder colonial?.

La respuesta de acciones Unidas 
La consecuencia directa de la presentación argentina ante el Subcomité III del Comité de Descolonización, fue la elaboración de un informe que reconoce la existencia de un conflicto de soberanía entre Argentina y el Reino Unido.
En 1965 teniendo en cuenta los informes del Comité Especial, la Asamblea General de la ONU, aprueba la Resolución 2065 relativa a la cuestión de las Islas Malvinas.
Por la Resolución 2065 se toma nota de la existencia de una disputa entre los gobiernos de Argentina, y del Reino Unido de Gran Bretaña, acerca de la soberanía de dichas islas.
Se invita a ambos gobiernos a proseguir sin demora las negociaciones recomendadas por el Comité Especial encargado de examinar la situación con respecto a la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales a fin de encontrar una solución pacífica al problema, teniendo debidamente en cuenta las disposiciones y los objetivos de la Carta de las Naciones Unidas y de la Resolución l514 así como los intereses, y no los deseos de la población de las Islas Malvinas.

La Resolución 2065 
La Resolución 2065, representa un triunfo significativo para la posición argentino puesto qué reubica la cuestión de Malvinas como un conflicto de soberanía restringiendo de esta forma el resultado de las negociaciones exigidas alas partes, al reconocimiento de una mejor titularidad.
El reconocimiento de un conflicto de soberanía a escala internacional reafirma y amplía los alcances de las resoluciones adoptadas en 1949, dentro del sistema de la OEA, en cuanto a que las Islas Malvinas conforman un territorio ocupado y no una colonia. Y también es importante, para la posición argentina, la aceptación de que con el fin de llegar a una solución pacífica del problema las partes deberán tener en cuenta los intereses y no los deseos como pretendió Gran Bretaña ( y vuelven a pretender ahora con la nota de Theresa May) de los habitantes de las islas.

Conclusión
Theresa May, aprovecha este momento, y en la nota vuelve sobre el tema de la autodeterminación de los Ingleses que viven en las Islas Malvinas.
Esto ya fue resuelto en una excelente presentación denominado Alegato Ruda.
No contestar con energía la nota de la Primer Ministro de Gran Bretaña, supone una condesendencia, que se suma, a lo que se está haciendo ahora de ir contra la ley, que supone no dejar operar a empresas que trabajen en las Islas, o prestando servicio a las empresas inglesas en las Islas Malvinas.
Inglaterra nos necesita a nosotros, imperiosamente.
Nosotros no los necesitamos.
No estoy con la teoría de N. Kirchner de todo o nada.
Inglaterra, no puede avanzar, y lo necesita con la explotación petrolera y gasífera, y sabe que la base de operaciones, además, no puede ser Malvinas.
Eso nos pone en una posición, muy distinta de la que tiene hoy el gobierno Argentino con Inglaterra.
Pero se necesita un patriota. En el Ejecutivo, en la Cancillería. O en algún lado..

(El autor es ex embajador argentino en Costa Rica)

Comentarios

Argentina necesita urgentemente un patriota

La primera ministro de Gran Bretaña, Theresa May, no sabe para dónde ir. Y eso es peligroso. Como le daban bien las encuestas, a principio de año, llamó a elecciones, y faltando tres meses, le pasó de todo.


La soberbia de saberse arriba en las encuestas, fue mala consejera, y cometió error tras error en la campaña. 
Hubo atentados en Inglaterra (ella había sido ministro del Interior y licenció a muchos policías) que se los achacaron a ella, por la impunidad del terrorismo en Londres.
Todo esto hizo que James Corbyn, sin hacer nada creciera desde el partido Laborista. 
Ganó pero perdió, porque no obtuvo la mayoría necesaria para construir su gabinete, y para llegar hacerlo tuvo que hacer alianza con partidos chiquitos. En su propio partido la vieron débil, y la empezaron a discutir.
Ella en convencimiento que ganaría dijo que «no saben con quien se van a tener que enfrentar en Bruselas, para negociar la salida de la Unión Europea».
Creía que iba a ser una leona, y los 27 países de la UE se encontraron con un gatito que no sabe para dónde ir.
Todavía hoy su gabinete no tiene clara la propuesta que Europa esta esperando para tratar la salida de la Unión Europea, y ya se estan cansando.
Y los tres temas principales, todavía no estan resueltos, primero, la factura que deben pagar por salirse (de 60 mil millones de Euros, mínimo), los derechos de los europeos en Inglaterra, y viceversa, y lo que es más importante, cuál es el tribunal que dirime cualquier conflicto, y la Frontera con Irlanda. Hoy esta devaluada políticamente en Gran Bretaña, y entonces busca cualquier oportunidad para levantar sus acciones.
Días pasados, y lo lamentable es que pasó inadvertido para toda la clase política argentina, y principalmente para el gobierno nacional, y en especial la Cancillería, May envió una nota a los ingleses que viven en Malvinas.
En la misma empieza diciendo, que continuará trabajando con Argentina «para asegurar todos los compromisos del comunicado conjunto suscripto en el 2016», que implicaría el levantamiento de sanciones para empresas que operen en las Islas Malvincas (¿no hay una ley al respecto en Argentina sobre esto?).
Pero acá viene lo interesante y ratifico que Londres nunca permitirá que nadie comprometa el derecho a la autodeterminación de los habitantes del archipiélago del Atlántico Sur.
Es decir les dijo a los ingleses que viven en las Islas Malvinas, que no le permitirá a nadie que les comprometa el derecho a la Autodeterminacion.
Vuelve Theresa May sobre un tema que ya fue resuelto por la ONU, y esto debe ser urgentemente contestado por el Gobierno Nacional.
La Cancillería no se puede quedar callada.
El Congreso no se puede quedar callado.
La patria existe, más allá de las estrategias electorales, del oficialismo y de la oposición.

La Historia 
En 1960 por Resolución 1514 se confeccionó la declaración sobre la concesión  de la independencia a los países y pueblos coloniales.
Esta Resolución proclama solemnemente, la necesidad de poner fin rápido e incondicionalmente al colonialismo en todas sus formas y manifestaciones.
Se confirma a la autodeterminación de los pueblos como el principio rector del proceso de descolonización.
Se declara que en los territorios en fideicomiso y no autónomos y en todos los demás territorios que no han logrado aún su independencia, deberán tomarse inmediatamente medidas para traspasar todos los poderes a los pueblos de esos territorios, sin condiciones ni reservas, en conformidad con su voluntad y sus deseos libremente expresados.
Sobre las bases sentadas por la Asamblea General de la ONU, Gran Bretaña imagina una solución definitiva a sus viejas controversias territoriales, exigiendo el respeto a la libre expresión de los habitantes de las Islas  Malvinas.

Respuesta Argentina 
En 1964, Argentina presenta ante el Subcomité III del Comité especial de las Naciones Unidas, para la aplicación de la Resolución 1514 (llamado comité de descolonización) un documento que alega que las Islas Malvinas, Georgias del Sur, y Sandwich del Sur se encuentran en una situación particular, diferente del caso colonial clásico.
Se sostiene que subyace al problema de descolonización (le agregaría que no se aplica porque los habitantes de Malvinas, son ingleses) un problema de soberanía, que desafecta la aplicación del principio rector, es decir la autodeterminación de los pueblos en salvaguarda del respeto al principio de soberanía e integridad territorial de los Estados contenido en la Resolución 1514...como excepción válida a aquel principio.
Este documento conocido como Alegato Ruda recuerda que el derecho a la autodeterminación de los pueblos es un derecho reconocido por la Comunidad Internacional a favor de los pueblos sometidos por un poder colonial.
Por lo tanto no puede ser invocado como un derecho de quienes en última instancia, fueron ¿impuestos? ¿plantados?..¿por la metropoli Inglesa?, o por ¿quiénes? en definitiva ¿son los representantes de ese poder colonial?.

La respuesta de acciones Unidas 
La consecuencia directa de la presentación argentina ante el Subcomité III del Comité de Descolonización, fue la elaboración de un informe que reconoce la existencia de un conflicto de soberanía entre Argentina y el Reino Unido.
En 1965 teniendo en cuenta los informes del Comité Especial, la Asamblea General de la ONU, aprueba la Resolución 2065 relativa a la cuestión de las Islas Malvinas.
Por la Resolución 2065 se toma nota de la existencia de una disputa entre los gobiernos de Argentina, y del Reino Unido de Gran Bretaña, acerca de la soberanía de dichas islas.
Se invita a ambos gobiernos a proseguir sin demora las negociaciones recomendadas por el Comité Especial encargado de examinar la situación con respecto a la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales a fin de encontrar una solución pacífica al problema, teniendo debidamente en cuenta las disposiciones y los objetivos de la Carta de las Naciones Unidas y de la Resolución l514 así como los intereses, y no los deseos de la población de las Islas Malvinas.

La Resolución 2065 
La Resolución 2065, representa un triunfo significativo para la posición argentino puesto qué reubica la cuestión de Malvinas como un conflicto de soberanía restringiendo de esta forma el resultado de las negociaciones exigidas alas partes, al reconocimiento de una mejor titularidad.
El reconocimiento de un conflicto de soberanía a escala internacional reafirma y amplía los alcances de las resoluciones adoptadas en 1949, dentro del sistema de la OEA, en cuanto a que las Islas Malvinas conforman un territorio ocupado y no una colonia. Y también es importante, para la posición argentina, la aceptación de que con el fin de llegar a una solución pacífica del problema las partes deberán tener en cuenta los intereses y no los deseos como pretendió Gran Bretaña ( y vuelven a pretender ahora con la nota de Theresa May) de los habitantes de las islas.

Conclusión
Theresa May, aprovecha este momento, y en la nota vuelve sobre el tema de la autodeterminación de los Ingleses que viven en las Islas Malvinas.
Esto ya fue resuelto en una excelente presentación denominado Alegato Ruda.
No contestar con energía la nota de la Primer Ministro de Gran Bretaña, supone una condesendencia, que se suma, a lo que se está haciendo ahora de ir contra la ley, que supone no dejar operar a empresas que trabajen en las Islas, o prestando servicio a las empresas inglesas en las Islas Malvinas.
Inglaterra nos necesita a nosotros, imperiosamente.
Nosotros no los necesitamos.
No estoy con la teoría de N. Kirchner de todo o nada.
Inglaterra, no puede avanzar, y lo necesita con la explotación petrolera y gasífera, y sabe que la base de operaciones, además, no puede ser Malvinas.
Eso nos pone en una posición, muy distinta de la que tiene hoy el gobierno Argentino con Inglaterra.
Pero se necesita un patriota. En el Ejecutivo, en la Cancillería. O en algún lado..

(El autor es ex embajador argentino en Costa Rica)

Conectar
Crear cuenta