elchubut.com.ar
Es inconcebible que un sindicalismo tan cuestionado impida el progreso del país
MENÚ
Cargando...

Es inconcebible que un sindicalismo tan cuestionado impida el progreso del país

La corrupción está tan fuertemente instalada en nuestro país, que sus principales protagonistas, en muchos casos, se consideran benefactores de la humanidad.

Rosendo Rodríguez Labat

Tal el caso, por ejemplo, de algunos dirigentes sindicales que suelen exhibir algunas obras, sin duda alguna importantes en beneficio de los trabajadores, con la esperanza de cubrirse de las graves denuncias que pesan sobre mucho de ellos por el escandaloso manejo de los fondos aportados por los afiliados.
Hoy, algunos de ellos ya están entre rejas y otros, con el escrito de eximición de prisión en el bolsillo, ante el impulso que ha tomado -un poco tardíamente-, la Justicia para saber la razón por la cual lograron acumular fortunas, que por su volumen han trascendido a las fronteras nacionales.
Hoy, ante la determinación de un gobierno que está firmemente decidido a insertarnos en el mundo y terminar con los vicios de la vieja política, donde la demagogia y el chauvinismo nos llevaron al borde del abismo, ha puesto el grito en el cielo y también, como los políticos que están presos o juzgados por corruptos, se consideran perseguidos y en defensa de privilegios personales apelan a huelgas en procura de debilitar al gobierno, cuando en realidad perjudican a los trabajadores y a los productores. Les cuesta entender que nuevos vientos soplan en la República y que la mayoría de los ciudadanos han votado por un Nunca Más. Un nunca más de gobiernos populistas que jamás terminarán con la pobreza y el analfabetismo, porque la existencia de ambos flagelos es la única razón de su existencia. Buscarán perfeccionar su mantenimiento, pero jamás erradicarlos. Sería matar a la gallina de los huevos de oro. 
Se equivoca Moyano, como se equivoca Zaffaroni -una especie de D’Elía ilustrado- que pronostican la caída de Macri. El líder el PRO, con aciertos y errores, ha merecido el reconocimiento internacional. Y eso, en su momento, dará sus frutos, sin duda alguna.
 

Comentarios

Es inconcebible que un sindicalismo tan cuestionado impida el progreso del país

La corrupción está tan fuertemente instalada en nuestro país, que sus principales protagonistas, en muchos casos, se consideran benefactores de la humanidad.

Tal el caso, por ejemplo, de algunos dirigentes sindicales que suelen exhibir algunas obras, sin duda alguna importantes en beneficio de los trabajadores, con la esperanza de cubrirse de las graves denuncias que pesan sobre mucho de ellos por el escandaloso manejo de los fondos aportados por los afiliados.
Hoy, algunos de ellos ya están entre rejas y otros, con el escrito de eximición de prisión en el bolsillo, ante el impulso que ha tomado -un poco tardíamente-, la Justicia para saber la razón por la cual lograron acumular fortunas, que por su volumen han trascendido a las fronteras nacionales.
Hoy, ante la determinación de un gobierno que está firmemente decidido a insertarnos en el mundo y terminar con los vicios de la vieja política, donde la demagogia y el chauvinismo nos llevaron al borde del abismo, ha puesto el grito en el cielo y también, como los políticos que están presos o juzgados por corruptos, se consideran perseguidos y en defensa de privilegios personales apelan a huelgas en procura de debilitar al gobierno, cuando en realidad perjudican a los trabajadores y a los productores. Les cuesta entender que nuevos vientos soplan en la República y que la mayoría de los ciudadanos han votado por un Nunca Más. Un nunca más de gobiernos populistas que jamás terminarán con la pobreza y el analfabetismo, porque la existencia de ambos flagelos es la única razón de su existencia. Buscarán perfeccionar su mantenimiento, pero jamás erradicarlos. Sería matar a la gallina de los huevos de oro. 
Se equivoca Moyano, como se equivoca Zaffaroni -una especie de D’Elía ilustrado- que pronostican la caída de Macri. El líder el PRO, con aciertos y errores, ha merecido el reconocimiento internacional. Y eso, en su momento, dará sus frutos, sin duda alguna.
 

Conectar
Crear cuenta