Condenado por estafar a comercios usando tarjetas de crédito robadas

Marcos Daniel Gómez Sepúlveda fue condenado a la pena de tres años y ocho meses de prisión de cumplimiento efectivo, con declaración de reincidencia y costas, por defraudaciones a varios comercios utilizando tarjetas de crédito robadas. 

Una de las tarjetas la sustrajo en una vivienda, la otra se la sacó de la cartera a una empleada del Hospital Zonal Esquel. La presentaba para pagar compras acompañadas del carnet de la obra social o la licencia de conducir, también sustraídas.
La condena fue dada a conocer por el juez Martín Zacchino, quién homologó un acuerdo de juicio abreviado alcanzado entre el fiscal Ezequiel Forti y la abogada adjunta de la Defensa, Paola Bagnato.

El acusado reconoció haber ingresado a una vivienda, cuando no estaba su propietario, y haber sustraído una tarjeta de débito del Banco del Chubut, la licencia de conducir y el carnet de la obra social, entre otros elementos. El hecho tuvo lugar el 6 de octubre de 2018.
Ese mismo día, con el medio de pago y las credenciales ajenas, compró auriculares, aritos y una gaseosa en un comercio de Esquel.

Sin embargo no era la única tarjeta y documentos ajenos que tenía en su poder. Días antes, el 1 de octubre, sustrajo del interior de la cartera de una empleada de Salud Mental del Hospital Zonal Esquel, la tarjeta de crédito, el carnet de la obra social y la licencia de conducir. Usó esa documentación para realizar varias compras, alegando que le pertenecía a su tía que se encontraba enferma. En uno de los comercios hizo compras por $1.549; en otro por $3.486,5; en el tercero por $1.400; en otro por $4.411; y en el último por $150.

Gómez Sepúlveda deberá cumplir la pena de tres años y ocho meses de prisión, sin posibilidad de acceder al beneficio de la libertad condicional, debido a que fue declarado reincidente.

 

esqueledicion-impresapoliciales