Esquel

Buscaban un auto robado y se encontraron con un desarmadero clandestino

Después de una intensa búsqueda se logró dar en Río Pico con un auto que había sido robado en la previa por autores ignorados. Pero la sorpresa fue que en el lugar funcionaba un desarmadero clandestino.

 

El jefe de la Unidad Regional Esquel de Policía, comisario mayor Rodolfo Hess, confió que “el jefe de la subcomisaría de Río Pico el viernes recibió la denuncia por la sustracción de un carro en un patio de una vivienda. A partir de ahí se iniciaron las pesquisas logrando detectar el posible lugar donde se encontraría oculto este carro”. 
Destacó Hess que “a partir de la orden de allanamiento del juzgado de Esquel se detectó que el carro se encontraba oculto en un aserradero semiabandonado. En la inspección realizada se observó gran cantidad de repuestos automotor, de autopartes, y como no hay taller en ese sector de Río Pico, ni se sabía que hubiera en esa localidad un lugar para el acopio de autopartes, se procedió a labrar las actuaciones de rigor”.
Por otra parte, hizo hincapié en que el lugar no contaba con habilitación para ser desarmadero ni para el acopio de partes. “Se procedió a identificar al ocupante por el delito de hurto y por el secuestro de las autopartes que se tiene que determinar si fueron producto de un ilícito”.

EsquelEdición impresa