Esquel

El Grupo Vía Bariloche presentó a los privados de Esquel su “plan de desarrollo” para el CAM La Hoya

“Estamos en condiciones de empezar mañana. Tenemos los recursos económicos y físicos para poder hacerlo pero, dependemos de que nos den la autorización para poder empezar”, dijo a la prensa Nicolás Herrera, gerente de nuevos negocios del Grupo Vía Bariloche tras reunirse con empresarios, comerciantes y representantes de distintas instituciones vinculados al funcionamiento del Centro de Actividades de Montaña La Hoya.


En la Residencia Deportiva de Esquel se hizo ayer a la mañana la presentación del plan de inversiones, comercialización y difusión del destino que contempla la firma que se presentó al concurso público declarado desierto por el Gobierno provincial, pero que podría recibir la concesión a 30 años de manera directa. 
“El viernes presentamos la propuesta en las oficinas de Corfo y ahora estamos supeditados a que Corfo cumplimente con todos los pasos legales y administrativos que corresponden, y que nos den indicaciones a seguir”, comentó Herrera, quien definió al Grupo Vía Bariloche como “un grupo de empresas argentinas que se dedica a invertir y a potenciar desarrollos de este tipo.  Tenemos la capacidad para hacerlo, ya lo hemos hecho en otros lugares y nos ha ido muy bien, y vemos que Esquel y la región tienen un potencial muy importante. Somos una empresa que está hace 40 años en la zona y nos interesa seguir apostando a esta zona”.
Al día de hoy advirtió que La Hoya presenta varias deficiencias estructurales y operativas muy importantes, “nuestra propuesta se basa en solventar todas esas deficiencias, desde la parte comercial hasta la confitería, el estacionamiento o los edificios de servicios, porque en La Hoya esta todo por hacer. La prioridad hoy es la confitería y el estacionamiento, porque un centro de esquí sin una confitería mal puede funcionar. Y segundo es el estacionamiento, para brindarle más confort a los visitantes”. Sobre los plazos para poner el cerro en condiciones, el gerente de nuevos negocios aseguró, “estamos en condiciones de empezar mañana, estamos en condiciones y tenemos los recursos económicos y físicos para empezar mañana, pero dependemos de que nos den la autorización para poder empezar”. Y aclaró que el desarrollo de la base dijo que está pensado para una segunda etapa: “hay otras prioridades que hacen no solamente a lo estético y funcional de La Hoya, sino a los servicios básicos como el tratamiento de efluentes, el agua y la electricidad”.

TRABAJO COMPARTIDO
“Confiamos en que todos los operadores de Esquel, empresarios y comerciantes van a acompañar este proyecto. Comprometemos la inversión para que el cerro crezca y sea un motor para la atracción de nuevos visitantes. Pero el crecimiento del cerro va a estar delimitado por las inversiones y la operación que podamos hacer nosotros y por los servicios que pueda ofrecer la ciudad. Nosotros vamos a administrar un centro de esquí, no somos ni hoteleros ni gastronómicos”.
Sobre la conectividad del destino, Herrera apuntó, “estamos abiertos y tenemos los contactos para incrementar la conectividad de Esquel en la temporada. Un paquete competitivo implica conectividad, pasaje aéreo y terrestre”. 

PERSONAL DE CORFO
En otro orden, opinó que “el personal de La Hoya hoy es de Corfo y consideramos que no podemos hacer ninguna valoración sobre ese tema porque ellos tienen un empleador que es la Provincia. El conocimiento que tienen ellos no lo tiene nadie, nuestra prioridad siempre va a ser la mano de obra esquelense, y si conoce el cerro mejor”. 

DEMOLICION ANUNCIADA 
Entre las proyecciones de obras, Herrera adelantó que se prevé demoler las edificaciones ubicadas en la base del cerro para avanzar con una estructura moderna y funcional. Incluso mencionó que se prevé demoler el edificio “Los pioneros” que se puso en marcha en 2014 con una inversión de más de 8 millones de pesos pero que nunca se terminó de ejecutar.  “Los técnicos determinaron que no está en condiciones de aprovecharse la estructura que hoy está construida, y por el proyecto que desarrollamos para la base, va a tener que ser demolida”.

EsquelEdición impresa