MENÚ
Cargando...

Trelewenses que viven en Europa contaron sobre el aislamiento como consecuencia del coronavirus

.

Gisel Ruiz vive con su familia en Valladolid, España. Su hija está asistiendo a clases «virtuales» y narró cómo es el día a día.
Por REDACCIÓN CHUBUT

Gisel Ruiz, Cristian Fabián Pardo y Ernesto «Sanguchito» Fernández, los tres residentes en ciudades europeas, dialogaron con FM EL CHUBUT, para referirse en primera persona a la situación que se está viviendo en los países del primer mundo, que fueron los primeros en contraer el virus que está asolando a los habitantes del mundo entero.
Gisel reside en Valladolid; en tanto Fernández, se radicó hace 30 años en España y reside en Andalucía, y Pardo se encuentra en Germering, Alemania.
Ruiz dijo que recién el último fin de semana, se acataron las órdenes del Gobierno español, un país cuya cultura es «salir de bares, en los descansos y la noche, o de tapeo, como le dicen acá». «Costó mucho que se tomara conciencia de la gravedad de la situación, pasó de casos aislados a tener 8 mil de inmediato. En Valladolid residen 300 mil personas», comentó.
Por otra parte, explicó Gisel, «la Guardia Urbana pide los permisos que nos tienen que entregar las empresas con el horario de trabajo. Si se anda en la calle sin ese permiso hay multas».  En cuanto al tema de clases, dijo la trelewense que se suspendió el dictado en las escuelas, pero hay una plataforma virtual y pueden estar en clases todos. Tiene una hija; su marido Miguel trabaja en Transporte.
En tanto, Fernández, quien vive en Almería Capital, Andalucía, dijo que es la primera vez desde que reside en España que se ha tomado una medida «drástica» y que están todos atemorizados «por el contagio». «La gente se mueve de un lugar a otro. Siendo lunes a las 16 horas no pasa un coche por la calle, no se ve un alma», describió. En el caso particular de Fernández, «las medidas comenzaron el viernes y el decreto real fue el sábado. Y desde entonces no se mueve nadie. A partir de hoy ya se toman medidas, como el cobro de multas», indicó, señalando que para quienes violen la cuarentena, el valor de las multas es de 600 euros «para los que no tienen justificación de andar en la calle».
Cristian Pardo, quien vive en Alemania, contó que «desde hoy (por ayer) mi esposa y yo empezamos a trabajar desde casa. Así lo dispuso la empresa de acuerdo a las medidas del Gobierno. En Germering, donde nosotros vivimos, hay casi 900 personas afectadas. Esas son las noticias que dio el diario esta mañana.
«En la calle, el gobernador declaró el estado de emergencia, las escuelas se cerraron hasta el 19 de abril, no se puede visitar a los familiares en asilos, se cerraron piletas y bares», dijo, para señalar que no hay policías controlando como en España e Italia.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Trelewenses que viven en Europa contaron sobre el aislamiento como consecuencia del coronavirus

.

Gisel Ruiz, Cristian Fabián Pardo y Ernesto «Sanguchito» Fernández, los tres residentes en ciudades europeas, dialogaron con FM EL CHUBUT, para referirse en primera persona a la situación que se está viviendo en los países del primer mundo, que fueron los primeros en contraer el virus que está asolando a los habitantes del mundo entero.
Gisel reside en Valladolid; en tanto Fernández, se radicó hace 30 años en España y reside en Andalucía, y Pardo se encuentra en Germering, Alemania.
Ruiz dijo que recién el último fin de semana, se acataron las órdenes del Gobierno español, un país cuya cultura es «salir de bares, en los descansos y la noche, o de tapeo, como le dicen acá». «Costó mucho que se tomara conciencia de la gravedad de la situación, pasó de casos aislados a tener 8 mil de inmediato. En Valladolid residen 300 mil personas», comentó.
Por otra parte, explicó Gisel, «la Guardia Urbana pide los permisos que nos tienen que entregar las empresas con el horario de trabajo. Si se anda en la calle sin ese permiso hay multas».  En cuanto al tema de clases, dijo la trelewense que se suspendió el dictado en las escuelas, pero hay una plataforma virtual y pueden estar en clases todos. Tiene una hija; su marido Miguel trabaja en Transporte.
En tanto, Fernández, quien vive en Almería Capital, Andalucía, dijo que es la primera vez desde que reside en España que se ha tomado una medida «drástica» y que están todos atemorizados «por el contagio». «La gente se mueve de un lugar a otro. Siendo lunes a las 16 horas no pasa un coche por la calle, no se ve un alma», describió. En el caso particular de Fernández, «las medidas comenzaron el viernes y el decreto real fue el sábado. Y desde entonces no se mueve nadie. A partir de hoy ya se toman medidas, como el cobro de multas», indicó, señalando que para quienes violen la cuarentena, el valor de las multas es de 600 euros «para los que no tienen justificación de andar en la calle».
Cristian Pardo, quien vive en Alemania, contó que «desde hoy (por ayer) mi esposa y yo empezamos a trabajar desde casa. Así lo dispuso la empresa de acuerdo a las medidas del Gobierno. En Germering, donde nosotros vivimos, hay casi 900 personas afectadas. Esas son las noticias que dio el diario esta mañana.
«En la calle, el gobernador declaró el estado de emergencia, las escuelas se cerraron hasta el 19 de abril, no se puede visitar a los familiares en asilos, se cerraron piletas y bares», dijo, para señalar que no hay policías controlando como en España e Italia.

Conectar
Crear cuenta