Martes 22 de junio 2021
-1°

TRELEW

TV

Contactarse

Conectarse con


Registrate para acceder a la edición digital del diario El chubut

Panorama sintético del estado de la energía nuclear en el mundo

En momentos en que Argentina se dispone a endeudarse en 8.000 millones de dólares para comprar un reactor “llave en mano” a China, que no es imprescindible, el periodista alemán Gero Rueter nos brinda un panorama a vuelo de pájaro del estado de la energía nuclear a nivel mundial. Gero Rueter es editor en línea de Deutsche Welle de Bonn, desde 2002. Es editor y escritor de la revista televisiva en español Europe Semanal.

Alemania tiene previsto desconectar todos sus reactores productores de electricidad durante 2022, a pesar de las presiones del lobby nuclear que recibe el gobierno para que ello no suceda.

 

En los Estados Unidos: el futuro de la energía nuclear es incierto. Cuenta con 94 reactores en su territorio, más que cualquier otra nación del mundo. “La mayoría de estos reactores entraron en funcionamiento en 1985, y sólo uno en los últimos 20 años”. En 2013 se inició, la construcción de dos reactores y se estima que entrarán en funcionamiento en algunos años. Durante 2021 se desconectarán cinco. EEUU tiene los reactores más antiguos del mundo, con una edad media de 40 años. El panorama resulta incierto porque no se tiene la certeza de que se construyan nuevos reactores para generar electricidad, pues a pesar de que existen elementos para una nueva generación, no se sabe si podrán generar electricidad de manera tan económica como con las energías renovables. Y como no hay ningún depósito final para los residuos altamente radiactivos, tales desechos se almacenan y seguirán depositándose junto a las centrales eléctricas, sin destino conocido.

 

Rusia cuenta con 38 reactores nucleares que generan electricidad. En la última década se han vinculado a la red 10 nuevos reactores y se están construyendo desde 2010, dos más. La edad promedio es de 28 años. Rusia no tiene la intención de impulsar la construcción de centrales nucleares en su territorio. La compañía de energía nuclear Rosatom obtiene ingresos construyendo reactores en el extranjero, consigue interesados ofreciendo financiación. De acuerdo con el reporte de World Nuclear Industry en la actualidad se están construyendo 10 reactores rusos, dos en cada país Bangladesh, India, Turquía y Eslovaquia y uno en Irán y Bielorrusia. Sin embargo, Rusia al no tener tampoco una instalación de almacenamiento definitivo de desechos nucleares altamente radiactivos, levanta las críticas de aquellos que se quejan de la falta de transparencia en el tratamiento de los residuos nucleares.

 

India posee 21 reactores que producen electricidad. En los últimos 10 años se han implementado 3 reactores y se están construyendo 6 más. La edad media de estos reactores es de 23 años. No obstante, el desarrollo de la energía nuclear se ha atrasado y se ha ido encareciendo. La electricidad de los nuevos reactores se convierte en la energía

 

más cara. Tampoco India cuenta con una instalación de almacenamiento definitivo de desechos nucleares. En 2012, la Comisión de Planificación de la India planeó que la capacidad total de todos los reactores aumentaría en menos de cinco mil megavatios en ese momento, y hasta 30.000 MW en 2027. Como el tiempo de construcción de los reactores en la India es de más de diez años, en 2027 habrá un máximo de once mil MW en la red, casi tres veces menos de lo previsto.

 

China, es considerado el líder mundial en la construcción de nuevas centrales nucleares, sin embargo, a diferencia de lo que se cree, en su territorio instala más energías renovables que energía nuclear. En la última década se han vinculado 37 reactores a la red. De acuerdo con World Nuclear Industry 49 reactores producirán electricidad durante 2021 y otros 17 se encuentran en construcción. China construyó menos reactores de los esperados en su plan quinquenal. Por el contrario, puede verse un incremento en la expansión que han tenido las energías renovables en el país. “En 2020, se instalaron 72.000 MW de energía eólica, 48.000 MW de energía fotovoltaica, 13.000 MW de energía hidroeléctrica, y 2.000 MW de nueva capacidad nuclear, según la Administración Nacional de la Energía”. Tampoco China cuenta con un depósito establecido para los desechos altamente radiactivos y se está explotando uno en el desierto de Gobi. En la actualidad los desechos nucleares se guardan temporalmente en los mismos terrenos de los reactores.

 

Francia ha disminuido su energía nuclear más que cualquier otro país del globo en los últimos años. Actualmente cuenta con 56 reactores en funcionamiento y uno en demorado proceso de construcción. “Las centrales tienen una edad media de 36 años, y el último reactor entró en funcionamiento en 1999”. La industria nuclear una tumba de dinero. Sin embargo, de acuerdo con Rueter, el grupo estatal categorizado como el mayor productor de energía nuclear, Électricité de France (EDF) está endeudado en 42 000 millones de euros y debe invertir 100 000 millones de aquí a 2030 para seguir explotando los viejos reactores. Aún no hay certeza sobre la construcción de nuevos reactores en Francia. Dicha decisión se ha pospuesto y será tarea del nuevo gobierno galo crear un plan al respecto después de las próximas elecciones que se llevarán a cabo en 2022. Tampoco el país cuenta con almacén definitivo para los residuos altamente radiactivos.

 

Polonia no consigue inversores para la energía nuclear. El país planteó el uso de energía nuclear en 1980 y después construyó dos reactores. Después del “Desastre de Chernóbil", detuvo sus proyectos relacionados con esta energía. Posteriormente, se intentaron muchas maneras de reiniciarlos. Fue en 2014 cuando el gobierno creó un plan para construir nuevos reactores. Se previó que el primer reactor estaría conectado a la red en 2014. El gobierno soporta grandes manifestaciones populares antinucleares. Lo único concreto son los planes gubernamentales, pues no hay ningún inversionista que desee contribuir al proyecto, debido a que continuar generando electricidad con este tipo de tecnología resulta costoso.

 

Según el informe anual World Nuclear Industry Status Report, la energía nuclear satisfizo alrededor de 10 % de la demanda mundial de electricidad en 2019. El porcentaje más alto llegó en 1996, fue 17.5 %. La mayoría de los reactores se construyeron entre 1968 y 1986, principalmente en Europa, Estados Unidos, la antigua Unión Soviética y Japón. La edad media mundial de los reactores es de 31 años.

 

DE LO VISTO SE DESPRENDE QUE LA NUCLEAR ES LA ENERGIA DEL PASADO, NO LA DEL FUTURO.

 

En este contexto, Argentina se dispone a aumentar innecesariamente su parque nuclear, comprándole a China un reactor “llave en mano”. UNA VERDADERA IRRESPONSABILIDAD.