elchubut.com.ar
Chocan y atacan a balazos a camioneta blindada de estación de servicio cuando llevaba la recaudación
MENÚ
Cargando...

Chocan y atacan a balazos a camioneta blindada de estación de servicio cuando llevaba la recaudación

En una camioneta blindada llevaban ayer al Banco la recaudación del fin de semana de una estación de servicio que está en el acceso norte, y cuando el vehículo ingresaba por una avenida al radio urbano de la ciudad fue literalmente emboscado por varios delincuentes, que a los balazos y chocándolo con un auto pretendieron detener su marcha, pero no lo lograron.

Por REDACCIÓN CHUBUT

El chofer del rodado pudo escapar de los implacables asaltantes y tanto él como el contador de la firma que lo acompañaba, milagrosamente resultaron ilesos. El malogrado atraco ocurrió antes del mediodía, donde hay “un lomo de burro”, a modo de reducidor de velocidad. Fue justo en los límites de dos barrios periféricos, el Presidente Perón y el Don Bosco, en la zona norte de Trelew y, curiosamente, la propietaria de la estación de servicio, según la Policía, no quiso hacer ninguna denuncia.
El vehículo resistió al menos diez disparos de pistolas 9 milímetros porque es blindado. Los delincuentes tiraron a matar cuando quisieron detenerlo a balazos para asaltar a sus ocupantes, al momento en que iban a un Banco a depositar una suma millonaria de dinero.

El hecho sucedió alrededor de las once de la mañana en la avenida De Los Trabajadores entre Pietrobelli y Calle Canal. Allí ya ha habido otros asaltos aunque no tan violentos como el de ayer. Según pudo averiguar la Policía, los asaltantes, al momento en que se aproximaba la camioneta “Saveiro” de la estación de servicio, simularon ser empleados municipales que estaban efectuando tareas de limpieza en la calle, y al momento en que se les aproximó, primero intentaron romperle uno de los vidrios laterales con un fierro y después quisieron detener su marcha chocándola con un auto.

Cuando vieron que el conductor los quería eludir para escapar del lugar, ahí le empezaron a disparar. Según los vecinos se oyeron por lo menos diez detonaciones de armas de fuego, después se supo que el vehículo había recibido varios tiros en el parabrisas, en una cubierta y en el frente, antes de que el chofer lograra huir del lugar. 

Se comenta que en esa camioneta blindada llevaban una fabulosa suma de dinero al Banco y obviamente se sospecha que alguien que conocía ese dato “entregó” el hecho a los delincuentes. Lo que les llamó la atención a los policías que intentaron después averiguar qué era lo que efectivamente había sucedido, fue que al vehículo lo guardaron en la estación de servicio y no quisieron que las autoridades lo vieran.

El subjefe de la Regional de Policía, al confirmar después la información que ya manejaba EL CHUBUT, confesó que datos de las víctimas no tenían y coincidió en que se trató de “un hecho gravísimo. Lo que estamos investigando es por ahora un abuso de arma”, aclaró el comisario Ariel González.

Luego ratificó que el atraco fue cuando el vehículo de la empresa afectada circulaba en dirección a un Banco del centro de la ciudad. Según los vecinos del lugar donde ocurrió el violento hecho “había un grupo de entre cinco y seis individuos simulando estar haciendo trabajos en la vía pública, y cuando apareció el utilitario se le cruzaron, los chocó un auto sedán cuatro puertas, de color gris y ahí utilizando un hierro o algo similar intentaron romperle uno de los vidrios. El vehículo se dio a la fuga con intenciones de regresar a la estación de servicio y ahí fue cuando recibió los impactos de bala”, indicó el comisario González.

La Policía hasta las últimas horas no manejaba información concreta de cuántos fueron los que le dispararon a la camioneta, sí había logrado confirmar por los vecinos del lugar, que se habían escuchado entre seis y diez detonaciones y en el sitio donde se produjo el fallido atraco lo único que encontró fue “un plomo” proveniente presuntamente de una pistola 9 milímetros. Al parecer, lugareños o cómplices de los asaltantes habían limpiado ese sector con la finalidad de no dejar indicios de lo sucedido. 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Chocan y atacan a balazos a camioneta blindada de estación de servicio cuando llevaba la recaudación

En una camioneta blindada llevaban ayer al Banco la recaudación del fin de semana de una estación de servicio que está en el acceso norte, y cuando el vehículo ingresaba por una avenida al radio urbano de la ciudad fue literalmente emboscado por varios delincuentes, que a los balazos y chocándolo con un auto pretendieron detener su marcha, pero no lo lograron.

La camioneta baleada pertenecía a la estación de servicio que funciona en el acceso a Trelew.

El chofer del rodado pudo escapar de los implacables asaltantes y tanto él como el contador de la firma que lo acompañaba, milagrosamente resultaron ilesos. El malogrado atraco ocurrió antes del mediodía, donde hay “un lomo de burro”, a modo de reducidor de velocidad. Fue justo en los límites de dos barrios periféricos, el Presidente Perón y el Don Bosco, en la zona norte de Trelew y, curiosamente, la propietaria de la estación de servicio, según la Policía, no quiso hacer ninguna denuncia.
El vehículo resistió al menos diez disparos de pistolas 9 milímetros porque es blindado. Los delincuentes tiraron a matar cuando quisieron detenerlo a balazos para asaltar a sus ocupantes, al momento en que iban a un Banco a depositar una suma millonaria de dinero.

El hecho sucedió alrededor de las once de la mañana en la avenida De Los Trabajadores entre Pietrobelli y Calle Canal. Allí ya ha habido otros asaltos aunque no tan violentos como el de ayer. Según pudo averiguar la Policía, los asaltantes, al momento en que se aproximaba la camioneta “Saveiro” de la estación de servicio, simularon ser empleados municipales que estaban efectuando tareas de limpieza en la calle, y al momento en que se les aproximó, primero intentaron romperle uno de los vidrios laterales con un fierro y después quisieron detener su marcha chocándola con un auto.

Cuando vieron que el conductor los quería eludir para escapar del lugar, ahí le empezaron a disparar. Según los vecinos se oyeron por lo menos diez detonaciones de armas de fuego, después se supo que el vehículo había recibido varios tiros en el parabrisas, en una cubierta y en el frente, antes de que el chofer lograra huir del lugar. 

Se comenta que en esa camioneta blindada llevaban una fabulosa suma de dinero al Banco y obviamente se sospecha que alguien que conocía ese dato “entregó” el hecho a los delincuentes. Lo que les llamó la atención a los policías que intentaron después averiguar qué era lo que efectivamente había sucedido, fue que al vehículo lo guardaron en la estación de servicio y no quisieron que las autoridades lo vieran.

El subjefe de la Regional de Policía, al confirmar después la información que ya manejaba EL CHUBUT, confesó que datos de las víctimas no tenían y coincidió en que se trató de “un hecho gravísimo. Lo que estamos investigando es por ahora un abuso de arma”, aclaró el comisario Ariel González.

Luego ratificó que el atraco fue cuando el vehículo de la empresa afectada circulaba en dirección a un Banco del centro de la ciudad. Según los vecinos del lugar donde ocurrió el violento hecho “había un grupo de entre cinco y seis individuos simulando estar haciendo trabajos en la vía pública, y cuando apareció el utilitario se le cruzaron, los chocó un auto sedán cuatro puertas, de color gris y ahí utilizando un hierro o algo similar intentaron romperle uno de los vidrios. El vehículo se dio a la fuga con intenciones de regresar a la estación de servicio y ahí fue cuando recibió los impactos de bala”, indicó el comisario González.

La Policía hasta las últimas horas no manejaba información concreta de cuántos fueron los que le dispararon a la camioneta, sí había logrado confirmar por los vecinos del lugar, que se habían escuchado entre seis y diez detonaciones y en el sitio donde se produjo el fallido atraco lo único que encontró fue “un plomo” proveniente presuntamente de una pistola 9 milímetros. Al parecer, lugareños o cómplices de los asaltantes habían limpiado ese sector con la finalidad de no dejar indicios de lo sucedido. 

 

Conectar
Crear cuenta