elchubut.com.ar
Sastre, en pos de una vacancia con muchos aspirantes anotados
MENÚ
Cargando...

Sastre, en pos de una vacancia con muchos aspirantes anotados

No obstante el pedido del gobernador que las discusiones partidarias deben dejarse para más adelante, habida cuenta que la prioridad es encontrar la solución a los graves problemas, especialmente económicos, que ha heredado de la primera parte del gobierno que él debe continuar, como constitucionalmente está establecido, es evidente que ha tenido escaso acatamiento.

Rosendo Rodríguez Labat

El partido oficialista a quien iba dirigida esa sugerencia está activo. Aunque no siempre salen a la superficie sus movimientos a puertas cerradas, es fácilmente advertible que no se detienen y cada día son más frecuentes. Es que el fallecimiento de Das Neves, en pleno ejercicio del poder, no obstante que era previsible por la grave enfermedad que sufría, ha producido un enorme sacudón en el Chusoto, el partido gobernante que él había fundado y conducido personalmente. Contrariamente a lo que generalmente ocurre, no dejó herederos políticos. En consecuencia, la desorientación no es poca y el peligro de desbande está latente. La experiencia de casos similares avalan esa posibilidad.
De los candidatos en danza para ocupar esa vacancia en el exitoso partido provincial, nadie aparece con las condiciones y carisma imprescindibles para polarizar la atención popular. Y la ocupación de esa vacante es considerado el primer paso para llegar al gobierno del Chubut en el 2019 cuando termina el mandato de Arcioni, a quien -dicho sea de paso-, los legisladores de su mismo palo lo jaquean frecuentemente. Seguramente, tendrá que pedir asesoramiento a Cooperfield para terminar con éxito la función asumida.
Con relación a los candidateables, Ricardo Sastre ha picado primero. Todo hace suponer que el activo jefe comunal de la bella y progresista ciudad balnearia, jugará fuerte para instalar su candidatura en la provincia. Tarea que le demandará no poco esfuerzo. Su popularidad no ha trascendido al territorio de su dominio. Como ocurre con la mayoría de los intendentes municipales que tienen idénticos propósitos.
Pero, el camino a recorrer es largo, y lo que hoy parecen certezas es posible que mañana no lo sean. El Chusoto nos tiene acostumbrados a las sorpresas. Y en este caso, no nos llamaría la atención que vuelva a ocurrir. Familiares del mandatario fallecido que tuvieron singular protagonismo en sus gobiernos, y miembros de su entorno más íntimo y de cuya lealtad no hay dudas, por razones fácilmente comprensibles mantienen silencio. Aunque seguramente seguirán con atención -y preocupación-, esos subterráneos movimientos en procura de un reacomodamiento con vistas a los comicios del 2019. Pero sería ingenuo no suponer que llegado el momento dirán lo suyo. Y lo suyo, también sería ingenuo no suponer que sería gravitante.
En tanto, en la vereda de enfrente, y siempre hablando del oficialismo y del ooficialismo rebelde, el intendente de Comodoro Rivadavia cree que tiene viento a favor y como Penélope, teje y desteje acuerdos, convencido de que el próximo período constitucional fijará domicilio en Rawson. Pero no dejará de rezar para que Cristina tenga la habilidad de Messi y pueda eludir la férrea marcación de la Justicia, a la que se le ha despertado la curiosidad de conocer cómo hizo para enriquecerse, enriquecer a hijos y a algunos de sus colaboradores, mientras el país se empobrecía.

Comentarios

Sastre, en pos de una vacancia con muchos aspirantes anotados

No obstante el pedido del gobernador que las discusiones partidarias deben dejarse para más adelante, habida cuenta que la prioridad es encontrar la solución a los graves problemas, especialmente económicos, que ha heredado de la primera parte del gobierno que él debe continuar, como constitucionalmente está establecido, es evidente que ha tenido escaso acatamiento.

El partido oficialista a quien iba dirigida esa sugerencia está activo. Aunque no siempre salen a la superficie sus movimientos a puertas cerradas, es fácilmente advertible que no se detienen y cada día son más frecuentes. Es que el fallecimiento de Das Neves, en pleno ejercicio del poder, no obstante que era previsible por la grave enfermedad que sufría, ha producido un enorme sacudón en el Chusoto, el partido gobernante que él había fundado y conducido personalmente. Contrariamente a lo que generalmente ocurre, no dejó herederos políticos. En consecuencia, la desorientación no es poca y el peligro de desbande está latente. La experiencia de casos similares avalan esa posibilidad.
De los candidatos en danza para ocupar esa vacancia en el exitoso partido provincial, nadie aparece con las condiciones y carisma imprescindibles para polarizar la atención popular. Y la ocupación de esa vacante es considerado el primer paso para llegar al gobierno del Chubut en el 2019 cuando termina el mandato de Arcioni, a quien -dicho sea de paso-, los legisladores de su mismo palo lo jaquean frecuentemente. Seguramente, tendrá que pedir asesoramiento a Cooperfield para terminar con éxito la función asumida.
Con relación a los candidateables, Ricardo Sastre ha picado primero. Todo hace suponer que el activo jefe comunal de la bella y progresista ciudad balnearia, jugará fuerte para instalar su candidatura en la provincia. Tarea que le demandará no poco esfuerzo. Su popularidad no ha trascendido al territorio de su dominio. Como ocurre con la mayoría de los intendentes municipales que tienen idénticos propósitos.
Pero, el camino a recorrer es largo, y lo que hoy parecen certezas es posible que mañana no lo sean. El Chusoto nos tiene acostumbrados a las sorpresas. Y en este caso, no nos llamaría la atención que vuelva a ocurrir. Familiares del mandatario fallecido que tuvieron singular protagonismo en sus gobiernos, y miembros de su entorno más íntimo y de cuya lealtad no hay dudas, por razones fácilmente comprensibles mantienen silencio. Aunque seguramente seguirán con atención -y preocupación-, esos subterráneos movimientos en procura de un reacomodamiento con vistas a los comicios del 2019. Pero sería ingenuo no suponer que llegado el momento dirán lo suyo. Y lo suyo, también sería ingenuo no suponer que sería gravitante.
En tanto, en la vereda de enfrente, y siempre hablando del oficialismo y del ooficialismo rebelde, el intendente de Comodoro Rivadavia cree que tiene viento a favor y como Penélope, teje y desteje acuerdos, convencido de que el próximo período constitucional fijará domicilio en Rawson. Pero no dejará de rezar para que Cristina tenga la habilidad de Messi y pueda eludir la férrea marcación de la Justicia, a la que se le ha despertado la curiosidad de conocer cómo hizo para enriquecerse, enriquecer a hijos y a algunos de sus colaboradores, mientras el país se empobrecía.

Conectar
Crear cuenta