Meseta y Comarca

Evelyn "la Gringa" Escobar: la joven campera que recita y escribe versos criollos

Evelyn “La Gringa” Escobar es una joven de 24 años, nacida y criada en Lago Blanco, pueblo remoto de la geografía chubutense y actualmente se encuentra estudiando en Esquel. Es una joven campera, que ha transcurrido su vida en el campo, y que sabe del sacrificio de hombres y mujeres que la pelean a diario.
 

por REDACCIÓN CHUBUT 10/06/2022 - 00.00.hs

En agosto del 2020, plena pandemia, comenzó a escribir versos criollos: contando historias de la vida campera.

 

Mañana subirá por primera vez a un escenario para hacer la conducción del baile campero que se llevará a cabo en la Sociedad Española de Esquel. Junto a la locutora de Trevelin, Lorena Arbe, presentarán a “La onda ranchera”, en un evento organizado por “La Isla”, productora del Negrito Cristian, de Paso del Sapo. Y el 16 de junio también “haré escenario presentando al Súper Quinteto”.

 

En diálogo con Suplemento “Meseta & Pueblos” de diario EL CHUBUT, la joven contó que escribe y recita versos criollos, “algo que salió en pandemia; me propuse salir de la pandemia con algo y lo hice a través de los versos.

 

“Cuando le adiviné como era la métrica, comencé a poner ideas y de ahí se saca el verso. Todo lo que he escrito son cosas cotidianas, cosas de la vida: el amigo que te hace una mala jugada, le he escrito a mi hijo, a mi padre, al campo. Hay ideas y las llevo a un verso”.

 

Sobre su pueblo, Lago Blanco, dice “es un  pueblito del interior de Chubut, me atrevería a decir que es el último pueblo de Chubut porque limita con Chile y Santa Cruz. Tiene alrededor de 250 habitantes y es un pueblo rural. Nosotros estuvimos toda la vida ligados al campo”.

 

La Gringa sabe de lo que es la vida plena en el campo “desde cortar leña para calefaccionarse, el invierno es duro; en esos pueblitos que están lejos de las grandes ciudades y están olvidados hay que arreglárselas con lo que se tiene.

 

“Estamos en la precordillera, nos quedamos sin agua y hay que acarrear baldes para limpiar, cocinar y son cosas que se ven a diario”.

 

La joven recorre las Fiestas Populares y aprovecha la posibilidad que le otorgan la tecnología y las redes sociales para dar a conocer sus recitados y también lo que consigue o muestra de los eventos gauchos. Y cuenta con picardía algunas historias: “Yo soy muy agradecida con las personas que se toman el tiempo de escuchar y de compartir lo que hago; creo que sin el apoyo de la gente no podría haberme dado a conocer”.

 

El primer video que subió a Youtube “fue por un desafío a un amigo, que me dijo que le gustaba lo que hago, así que entonces o lo subía él o lo subía yo. Y yo por entonces escribía versos para mí”.

 

La Gringa es una de las tantas jóvenes que tuvo que dejar su pueblo para salir a estudiar. En Lago Blanco está su familia y su pequeño hijo: “ A nosotros se nos pone muy dificil, pero los jóvenes del interior tenemos que aprovechar las oportunidades que se nos presentan y mentalizarnos de que la gente de los pueblos chiquitos también puede llegar muy lejos, así que luchen por sus sueños y por lo que el corazón desea, que es lo principal”.

 

Y con el espíritu que dice en uno de los versos de su autoría (La sonrisa), así sale la Gringa a cumplir sus sueños: “Y me volvió la sonrisa/ grandota como una casa/ todo en esta vida pasa/ hay que sujetar la prisa/ endulza mi alma poetisa y es del rostro compañía/ bien hay quien dice que un día sin reír está perdido/ y es por eso que he elegido vivir hoy con picardía". 

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?