MENÚ
Cargando...

Nancy Parelló realizó un mural que expresa el día y la noche de su vida

Nancy Parelló realizó un mural en el interior de su patio a partir de sentarse allí todas la tardes y ver la pared vacía. Cabe mencionar que la artista está perdiendo la visión y es de destacar la obra que realizó en tales circunstancias.
Por REDACCIÓN CHUBUT

  Nancy relató que “realicé un mural hace dos meses aproximadamente” añadiendo que “yo suelo sentarme en ese sillón, como hace fresco, me envuelvo y me siento allí porque la única forma de que mis perros salgan es si yo salgo; entonces allí yo me siento y qué veo; la pared vacía; entonces di bases de pintura y oré porque soy cristiana practicante y le pedí a Dios que me ayude; empecé a diagramar perspectivas con carbonilla y luego con las pinturas empecé utilizando las manos, dos pinceles especiales y esponjas de distintos tamaños”. 

La artista mencionó que “fue una gran satisfacción para mí en esta nada en que estoy viviendo porque alguien que ha sido muy industriosa en la pintura; era industriosa, hacía cantidad de pinturas” y relató que “me inspiré en una tarde mirando una pared vacía, hice una noche y un día divididos; o sea que un día puedo ver el sol y otro día la luna”. 

Lo que se condice con su situación, ya que sus ojos se están llenando de sombras luego de haber conocido la luz. Esta historia se resume con “una mujer que está mirando en la tarde una pared vacía”; pero la historia no termina allí; con una gran fuerza de voluntad, con un propósito y con la valentía de no dejarse vencer por las situaciones adversas, la mujer crea una obra de arte.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Nancy Parelló realizó un mural que expresa el día y la noche de su vida

Nancy Parelló realizó un mural en el interior de su patio a partir de sentarse allí todas la tardes y ver la pared vacía. Cabe mencionar que la artista está perdiendo la visión y es de destacar la obra que realizó en tales circunstancias.

  Nancy relató que “realicé un mural hace dos meses aproximadamente” añadiendo que “yo suelo sentarme en ese sillón, como hace fresco, me envuelvo y me siento allí porque la única forma de que mis perros salgan es si yo salgo; entonces allí yo me siento y qué veo; la pared vacía; entonces di bases de pintura y oré porque soy cristiana practicante y le pedí a Dios que me ayude; empecé a diagramar perspectivas con carbonilla y luego con las pinturas empecé utilizando las manos, dos pinceles especiales y esponjas de distintos tamaños”. 

La artista mencionó que “fue una gran satisfacción para mí en esta nada en que estoy viviendo porque alguien que ha sido muy industriosa en la pintura; era industriosa, hacía cantidad de pinturas” y relató que “me inspiré en una tarde mirando una pared vacía, hice una noche y un día divididos; o sea que un día puedo ver el sol y otro día la luna”. 

Lo que se condice con su situación, ya que sus ojos se están llenando de sombras luego de haber conocido la luz. Esta historia se resume con “una mujer que está mirando en la tarde una pared vacía”; pero la historia no termina allí; con una gran fuerza de voluntad, con un propósito y con la valentía de no dejarse vencer por las situaciones adversas, la mujer crea una obra de arte.

Conectar
Crear cuenta