MENÚ
Cargando...

Lentamente comienzan a normalizarse los vuelos en Ezeiza y Aeroparque

Los vuelos del aeropuerto internacional de Ezeiza y los del Aeroparque Jorge Newbery comenzaban lentamente a normalizarse esta tarde con la mejora en las condiciones climáticas, que ahora permiten la actividad en pista y por ende el abastecimiento de los aviones, el movimiento de rampa y los traslados de equipajes.
 

Por REDACCIÓN CHUBUT

Los vuelos del aeropuerto internacional de Ezeiza y los del Aeroparque Jorge Newbery comenzaban lentamente a normalizarse esta tarde con la mejora en las condiciones climáticas, que ahora permiten la actividad en pista y por ende el abastecimiento de los aviones, el movimiento de rampa y los traslados de equipajes.

A partir de las 14, cuando cesó el alerta meteorológico y pese a que siguió lloviendo ya sin actividad eléctrica, los aviones que estaban colapsando las plataformas en ambas estaciones aéreas empezaron a despegar, habilitando de esta manera el arribo de aquellos servicios que debieron ser desviados a aeropuertos de alternativa.

A raíz de la fuerte tormenta que se abatió sobre Buenos Aires desde esta madrugada, unos 300 vuelos resultaron afectados entre Aeroparque y Ezeiza donde al mediodía fueron suspendidos los aterrizajes debido a la saturación de las plataformas, que obligó, además, al desvío de vuelos a Montevideo, Rosario y Córdoba.

A su vez, en Aeroparque un rayo impactó en el sistema de aproximación para aterrizajes, por lo que se generaron también problemas para el arribo de aeronaves, ya que no podían aterrizar si no lo hacían con la modalidad "visual" que significa que los pilotos puedan ver la pista estando a una altura de no menos de 2000 pies.

El total de 300 vuelos afectados incluyó cancelaciones, reprogramaciones y demoras en las estaciones aéreas, donde decenas de pasajeros permanecieron varias horas dentro de los aviones ya aterrizados y se vieron largas colas para retirar los equipajes, indicaron fuentes aeroportuarias.

Estas fuentes indicaron a Télam que las condiciones meteorológicas seguirán inestables durante el resto de la jornada, pero con mejoras paulatinas de las condiciones, en tanto que para mañana se anticipan buenas condiciones meteorológicas, lo que permitiría la normalizarión total de los servicios aéreos.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Lentamente comienzan a normalizarse los vuelos en Ezeiza y Aeroparque

Los vuelos del aeropuerto internacional de Ezeiza y los del Aeroparque Jorge Newbery comenzaban lentamente a normalizarse esta tarde con la mejora en las condiciones climáticas, que ahora permiten la actividad en pista y por ende el abastecimiento de los aviones, el movimiento de rampa y los traslados de equipajes.
 

Los vuelos del aeropuerto internacional de Ezeiza y los del Aeroparque Jorge Newbery comenzaban lentamente a normalizarse esta tarde con la mejora en las condiciones climáticas, que ahora permiten la actividad en pista y por ende el abastecimiento de los aviones, el movimiento de rampa y los traslados de equipajes.

A partir de las 14, cuando cesó el alerta meteorológico y pese a que siguió lloviendo ya sin actividad eléctrica, los aviones que estaban colapsando las plataformas en ambas estaciones aéreas empezaron a despegar, habilitando de esta manera el arribo de aquellos servicios que debieron ser desviados a aeropuertos de alternativa.

A raíz de la fuerte tormenta que se abatió sobre Buenos Aires desde esta madrugada, unos 300 vuelos resultaron afectados entre Aeroparque y Ezeiza donde al mediodía fueron suspendidos los aterrizajes debido a la saturación de las plataformas, que obligó, además, al desvío de vuelos a Montevideo, Rosario y Córdoba.

A su vez, en Aeroparque un rayo impactó en el sistema de aproximación para aterrizajes, por lo que se generaron también problemas para el arribo de aeronaves, ya que no podían aterrizar si no lo hacían con la modalidad "visual" que significa que los pilotos puedan ver la pista estando a una altura de no menos de 2000 pies.

El total de 300 vuelos afectados incluyó cancelaciones, reprogramaciones y demoras en las estaciones aéreas, donde decenas de pasajeros permanecieron varias horas dentro de los aviones ya aterrizados y se vieron largas colas para retirar los equipajes, indicaron fuentes aeroportuarias.

Estas fuentes indicaron a Télam que las condiciones meteorológicas seguirán inestables durante el resto de la jornada, pero con mejoras paulatinas de las condiciones, en tanto que para mañana se anticipan buenas condiciones meteorológicas, lo que permitiría la normalizarión total de los servicios aéreos.

Conectar
Crear cuenta